“El relato es ideológico” y “mascarillas No+AFP”: CPC critica proceso de diálogo social en pensiones, pero gobierno se defiende

Foto: Andres Perez

Desde el Ministerio del Trabajo señalan que en la instancia oficial "no se ha presentado ninguna notificación formal y concreta” con las críticas de la CPC. De todas maneras, el presidente de la CPC, Juan Sutil, dice que en la jornada que se realizó este martes se corrigieron varios temas, aunque de todas maneras cree que "la consulta puede inducir a conclusiones que no siempre son las correctas".




La presidenta de la Asociación de AFP, Alejandra Cox, criticó este domingo el modo en que se está llevando adelante el diálogo social en pensiones, acusando que hay “posturas ya definidas” y “sesgo” en las minutas que conducen el proceso.

Y el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, también cree que hay que mejorar ciertos puntos. En esa línea, dice que en algunos se ha avanzado, pero en otros no. “Tenemos un fluido diálogo con las autoridades, tanto con la ministra (del Trabajo) como con ambos subsecretarios, al igual que con nuestra contraparte de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), y por cierto lo valoramos. Les hemos indicado los puntos de mejora y aún hasta la semana pasada persistían algunos que nos preocupan”, comenta Sutil.

Primero, el video introductorio de los diálogos sociales, porque Sutil menciona que si bien anteriormente este video contenía imágenes de una bandera y un cartel que decían “No+AFP”, eso ahora se cambió. Sin embargo, aún persiste un tema que preocupa a la CPC sobre este video: “El relato es ideológico, basado en argumentos sin sustento técnico. Hemos sugerido eliminarlo porque no aporta, solo aporta tensiones”, dice Sutil.

Segundo, señala que “los discursos iniciales siguen siendo excesivamente sesgados e intentan influir las respuestas del trabajo posterior. Creo que se deben corregir y como en todo proceso de diálogo, debe primar la imparcialidad”.

Tercero, argumenta que “la mayoría de los monitores no ofrece las suficientes garantías para guiar las conversaciones con los niveles de objetividad necesarios. Intentan que en las conclusiones primen sus ideas sesgadas y preconcebidas. No deberían dar opiniones como si fuesen un participante más, al contrario, deben ser imparciales”.

Cuarto, dice que “los planteamientos iniciales del análisis siguen en su origen con una base errada: se hace entender que nuestro sistema no es de seguridad social y se analizan los pilares de manera independiente. Esta es la base y problema principal del sesgo implícito en el trabajo. Hay un problema grande de diseño del trabajo. La capitalización individual no es el sistema de pensiones, es un pilar que se complementa con otros dos”.

Quinto, sostiene que “sigue existiendo gente en los grupos de gobierno que asiste con mascarillas NO+AFP y que intenta entorpecer las conversaciones, lo que claramente incomoda a quienes genuinamente queremos colaborar pragmáticamente en discutir cómo llegar a la mejor propuesta”.

Como sexto y último punto, asegura que “aún persisten trabas para el acceso de personas de las AFP, que asisten incluidos en la nómina del sector privado”.

Así, en términos globales sobre el proceso, Sutil enfatiza que “los diálogos, para que sean realmente fructíferos y reales, no pueden ser captados por activistas que finalmente marcan una posición parcial que induce a un camino. Es lo mismo que puede pasar con los diálogos que está planteando el subsecretario José Miguel Ahumada (de Relaciones Económicas Internacionales). Me preocupa que ese tipo de diálogo termine en una conclusión que no es la correcta, Entonces, la pregunta es cómo lo planteas para que sea equilibrado y racional”.

Consultado sobre qué más están pensando hacer al respecto, asegura que “en la medida que los diálogos corrijan su parcialidad y se mantengan en un justo equilibrio, nosotros siempre vamos a estar dispuestos a mantenernos en una posición de contribuir a un resultado que sea positivo para Chile, pero si va a ser siempre parcial, obviamente en algún minuto tendremos que tomar la decisión de participar o no”.

En todo caso, tras la jornada de diálogo social que se realizó este martes en la Región Metroplitana, Sutil matiza y señala que se corrigieron varios temas, como por ejemplo, no hubo pancartas ni mascarillas que aludieran a No+AFP, “y fue un diálogo mucho más profundo y profesional”. Manifiesta que “fueron mucho más equilibrados, sin perjuicio de que creo que la consulta puede inducir a conclusiones que no siempre son las correctas, producto de que se separan en las respuestas los tres pilares”. Con los tres pilares se refiere al estatal con la Pensión Garantizada Universal, así como el pilar contributivo y el pilar voluntario.

La respuesta del Ejecutivo

Por su parte, desde el Ministerio del Trabajo defienden el proceso: “El diseño de los diálogos sociales fue sancionado por el Consejo Superior Laboral, instancia donde participan el gobierno, la CUT y la CPC. Adicionalmente, para el marco metodológico los diálogos cuentan con el acompañamiento de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”.

La cartera dice que “la intención del Ejecutivo es que se discuta sobre seguridad social y sus principios. Hay, además, un Comité de Seguimiento que revisa el avance de los diálogos y los aspectos a modificar. Esto se hace semanalmente, salvo que no exista algún tema de análisis y, de ser así, se pasa a la semana siguiente”.

Ahí agregan que “el levantamiento de contingencias tiene un canal adecuado de resolución a través del señalado Comité de Seguimiento, que también es tripartito. A esa instancia no se ha presentado ninguna notificación formal y concreta que permita tomar las medidas respectivas”.

Sí reconocen que “hemos recibido comentarios verbales de la CPC, lo que fue respondido indicando, entre otras cosas, que los funcionarios que participan como facilitadores en los diálogos se les ha instruido ser imparciales y que mantengan en todo momento el debido respeto a todas las opiniones que allí se viertan; entendiendo que estamos siempre con disposición a mejorar este proceso”.

También comentan que “el ánimo y la voluntad del Ejecutivo están para introducir las mejoras necesarias, porque esto debe ser un diálogo que nos permita generar una base para presentar una propuesta para mejorar las pensiones actuales y futuras. El programa de gobierno compromete un sistema de pensiones basado en los principios de la seguridad social. La convocatoria al diálogo es para que todas las partes se expresen”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.