Otra empresa que cae en pandemia: Constructora Ambienta pide su quiebra y acumula deudas por $13.001 millones

Parque Mackenna es uno de los proyectos que dejó de operar en medio de su quiebra la Constructora Ambienta.

La compañía de propiedad del empresario Claudio Cordero solicitó declarar su liquidación voluntaria en medio de un complejo estado financiero. Según su reporte, la compañía acumula pasivos por $13.001.692.422 y sólo a empresas relacionadas adeuda $9.685.007.772 en las que figuran: Inmobiliaria Parque Pinares S.A; Inmobiliaria Vicuña Mackenna SA; Inmobiliaria Alta Vista Pucon SpA e Inmobiliaria La Puntilla De Villarrica SpA.




Constructora Ambienta -propiedad del empresario Claudio Cordero- presentó un escrito ante el 24º Juzgado Civil de Santiago en el que solicitó al tribunal declarar su liquidación voluntaria debido a un “déficit de caja que hace insostenible su funcionamiento”.

En su presentación, la compañía detalló que inició sus operaciones en el año 2017 y expandió sus negocios en el sector residencial con primera y segunda vivienda. Para ello se asoció con seis sociedades entre las cuales participan los empresarios: Paul Fontaine, Rafael Araneda, Fabio Traverso, Ricardo García, Samuel Larraín y Paola Bruzzone.

“A pesar de la velocidad de desarrollo de los proyectos y el éxito en ventas de que aquellos cuyas primeras etapas se terminaron a contar de fines del año 2019 y en especial, a principios de 2020 con la llegada de la pandemia generada por el virus SARS- COV-2 (COVID 19), la situación del país cambió dramáticamente y las actividades de la construcción y la industria inmobiliaria se vieron severamente afectadas”, acotó la compañía cuyo controlador presentó una autodenuncia ante el Ministerio Público en medio de un quiebre con sus socios.

“Durante la vigencia de los periodos de cuarentena en los diversos sectores del país donde la Constructora se encontraba ejecutando proyectos, la actividad decayó y los plazos comprometidos con los mandantes no se pudieron cumplir”, agregó.

“El retraso de las obras fue notorio. Los proyectos más afectados con los atrasos producidos fueron Parque Mackenna con más de 9 meses de atraso y Huérfanos más de un año. A lo anterior, debe sumarse la falta de stock, el impacto en los precios de los insumos y el alza del costo de la mano de obra los que en su conjunto, para el primer proyecto significaron un sobrecosto por más de UF 70.000 y para el segundo proyecto un sobrecosto por más de UF 80.000″, complementó.

Asimismo, sostuvo que “también contribuyeron a la demora de los proyectos, la lentitud de las municipalidades de Macul y Santiago para tramitar modificaciones de planos y los certificados de recepción final, en el caso de la Municipalidad de Santiago, para el proyecto de Huérfanos y en el caso de la Municipalidad de Macul, para el proyecto Parque Mackenna, torres 2 y 6, la primera de 315 unidades y la segunda 43 unidades, hechos que no permiten dar por concluidas los edificios”.

Por otra parte, “también afectaron severamente a la Constructora el aumento de la tasa de interés financiera y el IPC, especialmente para los créditos, y servicios o subcontratos pactados en UF, variables que la empresa no administra y no conocía al momento de suscribir contratos a suma alzada con sus mandantes”.

Los hechos descritos han llevado a la empresa deudora a una situación de déficit de caja que hace insostenible su funcionamiento, teniendo que pagar las remuneraciones en forma atrasada, encontrándose con servicios básicos impagos y en proceso de corte y con pasivos que superan los $10.000.000.000″, advirtió al tribunal.

La compañía acumula deudas por $13.001.692.422 y sólo a empresas relacionadas adeuda $9.685.007.772 en las que figuran: Inmobiliaria Parque Pinares S.A; Inmobiliaria Vicuña Mackenna SA; Inmobiliaria Alta Vista Pucon SpA e Inmobiliaria La Puntilla De Villarrica SpA. Los acreedores bancarios acumulan pasivos por $203.491.277.

Modelo de gestión

A cargo de asesorar en el proceso de liquidación de Constructora Ambienta se encuentra el abogado Álvaro Contreras Cauvi, socio de Cruz Abogados. Mientras que en la arista penal, Cordero es asesorado por el abogado Cristián Muga, socio de Ortiz & Compañía.

Constructora Ambienta comenzó a desarrollar un modelo de asociación con empresas inmobiliarias. La constructora se hacía socia de éstas y desarrollaba sus proyectos. Bajo este modelo es que se asoció con Inmobiliaria Parque Pinares S.A. para la construcción de cinco edificios de departamentos de 20 unidades cada uno y cuatro edificios de Townhouse, cada edificio de 72 unidades, en la comuna de Pucón, IX Región.

En la misma comuna, Constructora Ambienta desarrolló con Inmobiliaria Payllahue S.A. 2 edificios de departamentos, cada uno de 51 unidades. Lo mismo con Inmobiliaria Payllahue S.A. para levantar 2 edificios de departamentos, cada uno de 51 unidades.

Junto a Inmobiliaria Payllahue S.A. la constructora se asoció para construir 2 edificios de departamentos, cada uno de 51 unidades, en la comuna de Pucón, IX Región.

En la Región Metropolitana, Ambienta se asoció con Inmobiliaria Vicuña Mackenna SpA, para construir cinco edificios de departamentos, cada uno de 43 unidades; y 3 edificios de departamentos de 315 unidades cada uno, urbanización, espacios de amenities y un strip center, en la comuna de Macul.

Por último junto a la sociedad Inversión e Inmobiliaria Huérfanos SpA, apuntó a desarrollar dos edificios de departamentos, el primero de 173 unidades y el segundo de 68 unidades y 10 locales comerciales, en la comuna de Santiago, Región Metropolitana.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.