Quiebres de suministro a nivel global bajo presión: retrasos anotan histórico peak

FOTO: DEDVI MISSENE

A través de su cuenta de Twitter, la economista jefe del FMI, Gita Gopinath, afirmó que las disrupciones de suministro están durando más tiempo que lo esperado. Esto presiona los costos y la inflación. Los datos de IHS Markit lo reflejan.




La cadena de suministro y logística mundial está bajo máximo estrés. El caos está afectando al sector exportador chileno, pero también a los importadores. Y la situación aún no muestra un cambio, realidad que nubla los pronósticos de la economía global.

Así lo manifestó a través de su cuenta de Twitter la economista jefe del FMI, Gita Gopinath. Las disrupciones de suministro están durando más tiempo que lo esperado, dijo, mientras hizo notar que la encuesta sobre tiempo de entrega de suministros (bienes o servicios) anotó un retraso histórico. Mientras, agregó, el rápido incremento de la demanda jugó un rol relevante, en los meses recientes la pandemia llevó a disrupciones y las congestiones en puertos parece ser un conductor más relevante. Este comentario lo acompañó del gráfico más abajo.

Pero antes algunas explicaciones: El Suppliers delivery times index, de IHS Markit’s PMI Business es una encuesta realizada por IHS en 44 países que busca entender el tiempo de la cadena de suministro en la economía, sirviendo como un monitor de la capacidad global de transporte. También, aseguran desde el IHS, es una valorable información sobre la tendencia inflacionaria.

En concreto, dicho índice muestra que 50 puntos no tiene cambio respecto de la medición anterior. Por encima de ese dato es menor el tiempo de entrega. Po debajo de los 50 puntos es mayor la tardanza en la entrega de suministros. Por lo tanto, actualmente el tiempo de entrega está en un máximo histórico.

El gráfico que mostró Gopinath en Twitter también cruza ese dato con el del costo total de elaborar productos, denominado input prices index de JPMorgan Global Composite PMI, compilado por IHS Markit. De acuerdo al último dato publicado (agosto), este llegó a los 65,6 puntos, ligeramente por debajo de los 66 puntos de julio.

Así, se ve un mayor costo de los bienes, y un mayor retraso en los despachos, demostrando el impacto de una cadena logística que está a tope y frágil.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.