SQM recibe luz verde para optimizar producción de litio en Salar de Atacama con inversión de casi US$1.000 millones

FILE PHOTO: An aerial view shows the brine pools and processing areas of the Soquimich (SQM) lithium mine on the Atacama salt flat in the Atacama desert of northern Chile, January 10, 2013.REUTERS/Ivan Alvarado/File Photo

La Comisión de Evaluación Ambiental de la región de Antofagasta aprobó en forma unánime la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto de SQM, por US$987 millones, que busca optimizar la producción de litio en el Salar de Atacama. La minera no metálica sostuvo en la tramitación de la iniciativa que pretende aumentar el plazo de la concesión, que expira en 2030.


La Comisión de Evaluación Ambiental de la región de Antofagasta resolvió aprobar la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto denominado “Aumento de Capacidad y Optimización Producción Planta de Litio Carmen” de SQM Salar.

En votación unánime, la entidad encabezada por la delegada presidencial Karen Behrens, dio luz verde este jueves a la iniciativa que considera una inversión de US$987 millones y que cuenta con una vida útil hasta el año 2047.

El proyecto busca aumentar la capacidad de producción de la Planta de Litio Carmen a 210.000 ton/año de producto final, mediante la incorporación de nuevas tecnologías, mejoras operacionales en las instalaciones existentes y la construcción de nuevas instalaciones productivas.

En su presentación SQM sostuvo que “las nuevas tecnologías y mejoras operacionales permitirán que las actuales plantas de Carbonato de Litio e Hidróxido de Litio aumenten su capacidad a 210.000 [ton/año] y 40.000 [ton/año] de producto final respectivamente, mientras que la nueva Planta de Litio tendrá una capacidad de producción de 60.000 [ton/año] de producto final, con capacidad para producir tanto Carbonato de Litio como Hidróxido de Litio a partir de solución concentrada de Litio”. “Esta planta también tendrá la opción de producir Hidróxido de Litio a partir de Carbonato de Litio de la planta existente y/o de la nueva planta. Cabe destacar que la producción de la faena es y será planificada de acuerdo con los requerimientos del mercado para cada uno de estos productos, por lo que, la proporción de los compuestos de litio será variable según las condiciones y evolución del mercado”, consignó la minera en su DIA.

Más allá de 2030

En la tramitación, SQM respondió que “el proyecto no generará cambios operacionales ni efectos” en el Salar de Atacama respecto de lo aprobado en la Resolución de Calificación Ambiental Nº 266 del 2006. Agregó que “no modificará en cantidad ni en duración la extracción de mineral”.

En la sesión, el director regional del Servicio de Evaluación Ambiental de Antofagasta, Ramón Guajardo, sostuvo que en el Informe Consolidado de Aclaraciones, Rectificaciones o Ampliaciones (ICSARA) una consulta que se planteó al titular fue cómo haría para compatibilizar los tiempos de la vida útil del proyecto (2047) y el plazo de concesión para la extracción de litio (2030). Frente a la pregunta, SQM contestó que “busca renovar la concesión de extracción de litio antes de 2030 para poder darle continuidad al proyecto, pero además se cuenta con la posibilidad de traer insumos de terceros autorizados, que pueden ser otras empresas”.

Entre los compromisos ambientales voluntarios que asumió SQM para lograr el visto bueno de la autoridad estuvo la aplicación, dos veces a la semana, de bischofita u otro tipo de supresor de polvo en caminos no pavimentados. Además, la minera no metálica se comprometió a que, alrededor de las nuevas obras como las pozas de sales de descarte y la nueva planta de litio, se instalará un cerco perimetral que tiene por objetivo impedir el ingreso de la fauna local o terceros no autorizados al proyecto.

Asimismo, el titular revisará los cercos de manera anual y reportará sus informes del estado a la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA).

El director regional del SEA detalló que el proyecto cuenta con un número limitado de pozos que sirven para medir la calidad de agua del acuífero y que con ello lo que se busca es ver si existe alguna filtración de riles (residuos industriales líquidos) que pueda producir la iniciativa. Sobre dicho punto, Guajardo señaló que este compromiso nace de la RCA Nº 262 del año 2017, donde se fijó el monitoreo. “Producto que se llevarán a cabo nuevas obras al proyecto, es que se requieren nuevos pozos adicionales y para ello el titular implementará dos nuevas pozos de monitoreo del acuífero”, añadió.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.