JP Morgan: Los ganadores y perdedores ante brote de coronavirus

coronavirus


La poca claridad respecto a la extensión del coronavirus trajo el recuerdo de los impactos que generó la epidemia del SARS en 2003. Ante esto, y en medio de la aversión al riesgo, JP Morgan analizó el panorama e identificó los posibles perdedores y ganadores en un escenario de mayor brote de la enfermedad.

Para poner en contexto la situación, el banco de inversión norteamericano comparó el impacto del SARS basándose en cinco fases.

Según los analistas, la confirmación del contagio entre humanos, y en consecuencia, los reportes de casos en países como Estados Unidos, corresponde a la tercera fase del SARS.

Si bien JP Morgan puntualiza en que aún es pronto para tener certeza sobre impactos concretos, anticipa que un mayor avance de la enfermedad tendría efectos concretos en el primer y segundo trimestre del año, seguido por un importante rebote.

"Existen muchas incertidumbres con respecto al desarrollo futuro del brote de neumonitis de Wuhan, pero si el brote del virus sigue el episodio de 2003, creemos que probablemente conducirá a un riesgo significativo a la baja en los próximos 1-2 trimestres, especialmente en sectores como el turismo, la restauración servicios, transporte, y quizás podría traer un notable rebote posterior", dice un reporte del banco de inversión.

Ganadores y perdedores

Basándose en el rumbo que tomaron los mercados de renta variable durante el SARS, JP Morgan analizó posibles ganadores y perdedores en el escenario actual. (Ver tabla tabla)

El e-commerce juega un rol fundamental en la situación, ya que dentro de los sectores que han sido golpeados destaca el comercio minorista. A juicio de JP Morgan, el impacto sería limitado para los grandes competidores, ya que las ventas en línea tienen un gran peso en los ingresos de los retailers.

Eso sí, la situación es más compleja para aquellos minoritas que no cuentan con plataformas de comercio en línea.

Así, los sectores más riesgosos son consumo, aerolíneas y aeropuertos.

"Consumo (negativo): venta minorista, viajes, entretenimiento, licor: un impacto negativo amplio en todas las categorías relacionadas con el consumo fuera de línea, ya que las personas probablemente elegirán quedarse en casa y evitar lugares públicos. Los teatros, centros comerciales, restaurantes, turismo, etc. probablemente se verán afectados negativamente", dice el reporte.

En la vereda opuesta, los posibles ganadores son aquellas compañías ligadas a la salud.

"Healthcare (positivo): el sector del cuidado de la salud fue el sector con mejor desempeño durante el período de SARS, así como el brote de coronavirus de Wuhan hasta el momento. Creemos que el sector continuará funcionando bien impulsado por la mayor demanda de medicamentos, equipos de pruebas de diagnóstico y servicios hospitalarios. Dado que no existe un tratamiento directo y efectivo para el coronavirus de Wuhan, las opciones de tratamiento actuales incluyen atención de apoyo, esteroides e interferón alfa, entre otras. Nuestro analista del sector Healthcare cree que esto puede beneficiar a los fabricantes de medicamentos con una cartera de terapias antivirales, líquido de infusión, compañías de vacunas y  de medicina tradicional china", concluye el reporte.

Comenta