Gobierno: "Si hubiéramos subido salario mínimo a $350 mil hablaríamos de una pérdida cercana a 30 mil empleos"

candia

En relación al Ingreso Mínimo Garantizado, la subsecretaria de Evaluación Social dijo que espera tener aprobado el proyecto este año para empezar a pagarlo a principios de 2020.




Tras el avance del proyecto de Ingreso Mínimo Garantizado en la Cámara de Diputados, la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia, dijo que esperan tener aprobada la iniciativa este año, para comenzar a pagar el beneficio en los primeros meses de 2020.

"Esperamos que esto se tramite con el mayor sentido de urgencia posible. Probablemente esto va a ser discutido en el senado a partir de la próxima semana. Vamos a tener que conversar sobre esta indicación que fue aprobada en la Cámara de Diputados, para insistir en el punto de no discriminar a los trabajadores...Esperamos aprobar durante diciembre el proyecto, y empezar a pagar en febrero o marzo de 2020", dijo la subsecretaria en Pulso TV.

Además, indicó que cuando se tramite en el Senado insistirán en que el beneficio alcance a unos 670 mil trabajadores, ya que según cálculos del gobierno el número se redujo tras la aprobación de una indicación en la cámara baja.

"Si se hubiese aprobado sin discriminación alguna habríamos llegado a cerca de 670 mil trabajadores, y ahora con esta indicación que se aprobó que discrimina a los trabajadores por el tamaño de la empresa en que trabajan podría dejar afuera a más de 200 mil trabajadores", indicó.

"Es un beneficio que va directo al bolsillo del trabajador, por ende queremos insistir en esa mirada, no queremos discriminar a los trabajadores por el tamaño de la empresa en que trabajan. Si hay una persona que gana menos de $384 mil brutos queremos ser capaces de entregar el beneficio, por ende vamos a insistir en este punto en el Senado", agregó.

Candia defendió la iniciativa ante las críticas que han surgido de sectores de la oposición e insistió en que haber avanzando en un alza del salario mínimo habría afectado el empleo.

"Estamos apuntando por un beneficio que mire la vulnerabilidad de los trabajadores, y que no trunque sus oportunidades laborales. Si hubiéramos subido el salario mínimo a $350 mil estaríamos hablando de una pérdida cercana a los 30 mil empleos, si llegáramos a un aumento como el que fue sugerido en la Comisión de Trabajo de $550 mil estaríamos hablando de unos 180 mil puestos de trabajo menos", dijo.

Finalmente, Candia advirtió que haber aumentado el salario mínimo "hubiera sido irresponsable, porque podríamos haber obstruido las oportunidades laborales de los mismos trabajadores que buscamos beneficiar".

Comenta