Gobierno solicitará mayor endeudamiento y se prevé que gasto público crecería hasta 12%

Briones Zaldívar

Hasta ese porcentaje podría llegar el gasto, de acuerdo a expertas. Sin embargo, Dipres habla de un nivel sobre 10%. También se anticipa un mayor déficit fiscal efectivo.




El gobierno lanzó su paquete de medidas económicas que buscan contener el impacto que la crisis del coronavirus tendrá en la actividad del país. Y para lograrlo desembolsó US$11.750 millones.

Si bien ese es el monto total, no todo es gasto extra, ya que varias medidas consideran postergación de pagos, pues se busca inyectar liquidez al mercado y, en especial, a las empresas para que puedan seguir funcionando.

El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, aseveró que “el plan es el más cuantioso de la historia reciente de Chile. Se trata de cifras inéditas, pero los momentos excepcionales como éste, requieren de medidas excepcionales”. En ese sentido, añadió que “se están movilizando recursos fiscales, que no es lo mismo que gasto público”.

El secretario de Estado sostuvo que “podemos hacer frente a estas demandas porque en el pasado hemos sido prudentes fiscalmente, ahorrando y manteniendo bajos niveles de deuda, lo que nos da el espacio necesario para enfrentar una emergencia como la actual y moderar su impacto en las personas, las empresas y la economía”.

El titular de las finanzas públicas puntualizó que la situación económica actual “tendrá costos importantes, aunque transitorios”, y subrayó que es fundamental enfrentar y compartir los costos de la emergencia entre todos: empresarios, trabajadores, gobierno, ciudadanos.

De los US$11.750 millones, el gobierno debe financiar como gasto extra unos US$6 mil millones. Entre las medidas que efectivamente son nuevos gastos está el uso del 2% constitucional que equivale a US$1.400 millones, los US$2.000 millones que se entregarán al fondo solidario de cesantía y los US$260 millones para salud, entre otros.

De acuerdo al director de Presupuestos, Matías Acevedo, la fórmula de financiamiento será una mezcla de deuda pública y de Fondos Soberanos. Asegura que todavía se está afinando el detalle de los montos, pero anticipa que la próxima semana presentarán un proyecto de ley para solicitar mayor endeudamiento. Así, este monto se agrega a los US$9.000 millones que ya contempla la ley de presupuestos. El director de Presupuestos detalló que el gasto público pasará del 8,5% a un nivel sobre 10%.

No obstante, entre los economistas que analizan las cifras fiscales hay distintas lecturas del plan presentado. La académica de la Universidad Adolfo Ibáñez, Andrea Repetto, afirmó que del total del plan, cerca de US$4.200 millones son gastos extras, mientras que US$7.500 millones son prestamos o anticipos. “Los US$ 4.200 son aproximadamente 6 puntos adicionales de gasto público. Por ello, si el gobierno gasta el presupuesto más estos 6 puntos, el gasto llegará a estar entre 14% y 15% del PIB, pero es improbable que pueda llevar adelante el plan de infraestructura, dada la situación actual, por lo que a ese aumento se le resta 3 puntos, llegando a un gasto de 11%”, dijo.

En tanto, Macarena García, economista de LyD, comentó que "no se puede saber anticipadamente cuánto crecerá el gasto público por tres motivos: no todos estos recursos son mayores gastos, algunos son menores ingresos; otros son movimientos de recursos como la capitalización de Bancoestado; y probablemente habrá reasignaciones de recursos desde otros gastos hacia estos”. No obstante, puntualizó que “viendo las medidas, la más importantes vienen por el lado de la reducción de ingresos (suspensión o postergación de pagos) y por la capitalización a BancoEstado. El gasto podría ubicarse en torno a 12%”.

En cuanto al déficit fiscal efectivo, los expertos anticipan que pasará del 4,5% del PIB proyectado en el presupuesto 2020 a un rango entre 5,9% e incluso 7%, pero condicionado principalmente por el crecimiento económico y el precio del cobre. “Estará entre 6 y 7% del PIB, altamente sensible al precio del cobre”, dijo Cecilia Cifuentes, de la U. de Los Andes. En tanto, Carolina Grunwald, economista jefe de Banchile, sostuvo que “lo principal más allá del mayor gasto, que no está claro cuánto será, el déficit estará más condicionado por factores como el crecimiento y el precio del cobre. Por ello, es dado el escenario externo, es probable que el déficit se amplíe a 5,9%”.

¿Y la evaluación de las medidas? En general, las economistas validaron las medidas presentadas por el gobierno, ya que apuntan a contener el efecto de corto plazo. En este punto, Cifuentes indicó que en general las medidas están orientadas al problema que hay que resolver: dar aire para que este shock transitorio, con daños inevitables en el corto plazo, no genere efectos más permanentes”. De esta forma, acotó que el centro de las medidas debe orientarse a facilitar la liquidez, el funcionamiento de las cadenas de pago”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.