Hey Foodie cierra ronda de inversión por US$ 1,5 millones

Nicolás Clement y Pedro Paiva

La Startup chilena es pionera al franquiciar marcas virtuales en restaurantes ya establecidos en el país, y planea extenderse a más de 1.000 cocinas en los próximos 2 años.


El éxito de las startups chilenas no para, siguen llamando la atención de inversionistas. Es el caso de Hey Foodie, FoodTech pionera en franquicias de marcas virtuales en el país, que durante esta jornada anunció el cierre de una ronda de inversión por US$1,5 millones liderada por Invexor Venture Partners. Este hito marca el ingreso de Hey Foodie al portafolio de inversiones de la firma, reconocida por apoyar a startups nacionales como Políglota y Phage Lab.

Las proyecciones son interesantes. Con esta ronda de inversión Hey Foodie busca triplicar su equipo de tecnología para pavimentar su crecimiento en regiones y la posterior internacionalización.

La startup chilena pretende cerrar el próximo año con más de mil franquicias a lo largo del país y expandir su modelo de negocios por toda Latinoamérica.

El negocio nace de la mano de los ingenieros comerciales Pedro Paiva (31) y Nicolás Clement (30), quienes hoy cuentan con un reconocido portafolio de marcas digitales y han desarrollado un novedoso sistema de franquicias que prepara y despacha los pedidos de cada una de estas marcas desde restaurantes ya establecidos. Esto con el fin de optimizar el espacio existente en dichos lugares y disminuir su capacidad ociosa a través de un sistema de ventas 100% online y exclusivo para el delivery.

Los restaurantes franquiciados o “Foodie Partners” son apoyados por Big Data y algoritmos de propiedad de Hey Foodie, permitiéndoles desligarse completamente de la carga administrativa de manejar estos nuevos conceptos adicionales para enfocarse únicamente en su operatividad y éxito.

Los beneficios son transversales. Este modelo permite eliminar los altos gastos de inversión iniciales de habilitar un local desde cero, desarrollo de menú, posicionamiento de marca, contratación de personal y entrenamiento intensivo, entre otros, al mismo tiempo que disminuye la capacidad ociosa de espacios comerciales ya establecidos y aumenta significativamente sus flujos de venta.

“Básicamente logramos aumentar la productividad y eficiencia de nuestros partners entregándoles conceptos de comida probados, manuales asociados, tecnología propia de Hey Foodie, marketing, customer service y estrategia financiera. Nos encargamos de proporcionarles todo lo necesario a nuestros restaurantes aliados para que se enfoquen netamente en el manejo operativo de las marcas”, explica Clement.

Este modelo genera cambios prácticamente inmediatos en los restaurantes que lo implementan, ya que en menos de 72 horas pueden estar operando de forma exitosa y 100% online en las principales plataformas de delivery con el portafolio de marcas Hey Foodie. Las cifras indican que, en promedio, el 53% de los ingresos totales de los Foodie Partners corresponde a ventas asociadas a estas nuevas marcas que operan.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.