José Pablo Arellano por segunda vuelta: “Soy crítico de ambas candidaturas. No me siento representado”

El economista e investigador de Cieplan dijo además que le parece sano que el próximo gobierno tenga que buscar votos en la oposición, ya que quien llegue a La Moneda no tendrá mayoría en el Congreso.




Tras los resultados de la primera vuelta, es claro que al centro le fue mal. Por primera vez desde el retorno a la democracia, no hay un representante del centro en primera vuelta. El economista, investigador de Cieplan y militante DC, José Pablo Arellano, conversó con Pulso TV y dijo que luego que avanzaran José Antonio Kast y Gabriel Boric a segunda vuelta “tienen que entenderse y llegar a acuerdos, porque en la Cámara y el Senado ninguno de los que pasaron tiene mayoría. La ciudadanía dijo pónganse de acuerdo, construyan acuerdos y consensos y eso es muy importante para la economía”.

Los expertos ya han dicho que el próximo año viene complejo. ¿Cómo ve la economía en 2022?

-Veníamos con una economía débil antes de la pandemia. El país venía creciendo a tasas muy bajas. Desde 2014 en adelante estábamos creciendo a menos de 2% promedio, comparado con 5% en años anteriores. Estábamos con una economía débil, y en eso nos encuentra la pandemia y el estallido social, que nos va a dejar en una situación más frágil. Estábamos con un déficit fiscal alto y vino la pandemia y la necesidad de gastar en salud, de apoyar con bonos a las familias. Eso ha significado un déficit extraordinario y un fuerte endeudamiento. Eso no puede seguir, y creo positivo que el gobierno haya presentado, y el Congreso haya aprobado, un Presupuesto en el que hay una baja importante de gastos. Eso va a significar que recursos que la gente tenía este año no van a estar el próximo año. Es necesario porque el fisco no podía seguir endeudándose a ese ritmo, pero naturalmente se va a sentir. Después tenemos un problema generado por el mayor gasto en consumo , financiado con los fondos de pensiones lo que ha elevado la inflación. Habrá que tomar medidas para reducir las presiones inflacionarias. En tercer lugar, está el tema del empleo. El próximo gobierno va a empezar en marzo y todavía no se van a haber recuperado todos los empleos que se perdieron.

Hay un desafío enorme entonces...

-Enorme. Además, en materia de empleo, tenemos que recuperar y en marzo ojalá los hayamos recuperado. Entretanto han aumentado las personas que quieren ingresar al mercado laboral. Esto sin considerar los cambios tecnológicos que se producen, y que tienden a sustituir empleos. El desafío en materia de empleos, de estimular el crecimiento económico para generar los empleos es enorme. Los desafíos para los próximos años producto de la situación creada por la pandemia son enormes. Esto sin considerar la situación internacional.

Tras conocer el resultado de la primera vuelta, donde el centro parece haberse diluido, porque a Provoste y Sichel no les fue bien. ¿Qué se juega el país en materia económica?

-Es interesante analizar el mensaje para la economía que entregan los resultados electorales. En primer lugar, les dijo a los candidatos que pasaron a segunda vuelta que tienen un apoyo bajo. Menos de 30%. Las posturas extremas tienen un apoyo bajo. Nunca antes los que pasaban a segunda vuelta tenían menos de 40%, salvo Sebastián Piñera en su segundo gobierno que tuvo 37%. Ahora lograron menos de 30%. Les dijo también si alguien creía que tenía apoyo para hacer grandes reformas e imponer sus puntos de vista, les dijo que no es el caso. Tienen que entenderse y llegar a acuerdos, porque en la Cámara y en el Senado ninguno de los que pasaron tiene mayoría. La ciudadanía dijo pónganse de acuerdo, construyan acuerdos y consensos y eso es muy importante para la economía.

¿Los candidatos que pasaron a segunda vuelta están obligados a moderar sus programas?

-Por cierto, y es lo que están tratando de hacer, moverse hacia el electorado que no los apoyó. Decirles que tienen que modificar sus programas. Esto tiene que pasar más allá de solo declaraciones. Tiene que traducirse en muestras concretas de que quieren hacer eso. Veamos un ejemplo , el cuarto retiro. Si alguien quiere no solo ganar, sino que encabezar un buen gobierno, no puede apoyar el cuarto retiro, que es muy popular. Por algo los aportes a la previsión son obligatorios y que no se pueden tocar hasta la edad de jubilación. Si un candidato apoya el cuarto retiro para conseguir mas apoyos, tenga la seguridad que en su gobierno va a enfrentar problemas muy serios. La inflación que estamos viendo con un cuarto retiro se agudizaría. Las pensiones, estamos estancados sin poder acordar una reforma . Si hay un cuarto retiro el problema se va a agravar. El costo de financiar una vivienda se elevará. Las actitudes de los candidatos frente a estos temas que tienen consecuencias para el próximo gobierno van a ser muy decidoras.

¿Qué le parece que hayan llegado nuevos nombres a ambas candidaturas. Se ve moderación?

-Me parece bien. Me parece positivo. Eran posturas extremas y que busquen al menos escuchar, y tener asesorías de otras personas, me parece positivo. Es lo que tienen que hacer. Pero deben tomar un liderazgo en temas que no son fáciles, como el cuarto retiro. Eso va a mostrar la verdadera disposición a tomar posiciones que reflejen un liderazgo que ofrezca gobernabilidad al país.

Entonces hay que plasmarlo en un programa de gobierno...

-Yo diría que hay que hablar mostrando la realidad que el país va a enfrentar, y no generando más expectativas. Hemos visto que las campañas han estado muy despegadas de la realidad económica que el país va a enfrentar. Cualquiera sea el que gana. Si se siguen alimentando expectativas que no se van a poder cumplir, entonces se van a generar frustraciones.

Desde su experiencia. Usted fue ministro y es militante de la DC. Al centro le fue muy mal en esta elección. ¿Qué cree que le pasó al centro?

-Ha habido una tendencia en el último tiempo hacia la polarización, a extremar posiciones. Justamente fue a lo que de alguna manera el electorado dijo necesito que se produzca este acercamiento, esta búsqueda de acuerdos. En qué consisten las posturas de centro. Es impulsar políticas que se hagan cargo de la evidencia, de la experiencia, y que no estén basadas en el voluntarismo, ni menos en el populismo. Políticas de centro son políticas que tienen propósitos, sueños, crecimiento con equidad, sustentable, sostenible, pero que reconocen que los cambios para ser duraderos tienen que hacerse en forma gradual. No podemos pecar de voluntarismo. Ese es el recorrido que hemos hecho. El país cuando ha tenido éxito ha hecho ese camino. Yo diría que más que irnos a los extremos, nos hemos quedado estancados en algunos temas.

¿Qué debiera hacer el centro para retomar lo que fue en el pasado, la senda que tuvo en el pasado?

-El centro va a tener que tomar un papel desde el centro. Jugando a mejorar, porque no va a estar en el gobierno. Contribuyendo desde el Congreso a mejorar las políticas que presente el gobierno. Va a ser decisivo para lograr estos acuerdos necesarios, y que la ciudadanía está pidiendo a la luz del resultado que acabamos de tener.

Quien gane la presidencia no va a tener mayoría. ¿Qué le parece el resultado de las Parlamentarias, donde hubo bastante balance entre izquierda y derecha?

-Ninguna de las coaliciones que van a disputar la segunda vuelta va a tener mayoría en el Congreso, por lo tanto, está obligado a ponerse de acuerdo, a buscar votos en la oposición. Eso me parece sano, porque no podemos tener políticas duraderas, si por pequeñas ventajas un gobierno realiza un cambio, el siguiente empieza para cambiar lo que hizo el anterior. No hay políticas perfectas. No hay reformas perfectas. Son mejores aquellas que no dejen a nadie 100% contento, pero van a tener una mayoría suficiente como para permanecer en el tiempo, e irse perfeccionando. Se hacen cambios con continuidad, no con refundaciones.

Usted como militante de la DC. ¿Qué le parece que Carmen Frei le haya dado el apoyo a Boric sin preguntarle a las bases?

-Yo no me siento representado por ninguna de las dos candidaturas. No me siento representado. Como es claro son posturas extremas de ambos lados. No me siento representado por esas candidaturas, ni por esas coaliciones. Eso me pasa a mí personalmente.

¿Debiera ser oposición la DC ante el gobierno que sea?

-Eso es lo que han dicho los que han dado su opinión, que la DC va a estar en la oposición. Desde la oposición se puede contribuir a un buen gobierno, a dar buena gobernabilidad, a que el país progrese. Si se hace una buena oposición se puede contribuir mucho.

¿Estaría dispuesto a trabajar en alguna de estas candidaturas, como Ricardo Ffrench-Davis o Roberto Zahler?

-Soy crítico de ambas candidaturas. No me siento representado. Sus posturas y coaliciones han manifestado posturas de las cuales me siento muy lejano.

¿Podría cambiar su postura según lo que se determine en la Junta Nacional de la DC este domingo?

-Veamos que pasa en la Junta Nacional. Pero esta es mi postura no adherir a ninguna de las dos candidaturas extremas que han pasado a segunda vuelta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.