Paquete de estímulo: ¿Qué hay en el “Plan de rescate para Estados Unidos” de Joe Biden?

El paquete de ayuda demócrata de US$ 1,9 billones incluye pagos de estímulo, prestaciones por desempleo, financiación de vacunas y más.




Los demócratas en el Congreso se apresuran a cumplir con el plazo de mediados de marzo para el paquete de ayuda frente al coronavirus del presidente Biden antes de que expiren los beneficios existentes, como el seguro de desempleo mejorado. Aquí presentamos una descripción general de la legislación de US$ 1.9 billones, que esperan aprobar sólo con votos demócratas. El paquete incluye algunos elementos, como un salario mínimo de US$ 15, que podría no sobrevivir a las negociaciones internas o las reglas del Senado.

¿Cuál es el tamaño total del paquete?

La Cámara y el Senado aprobaron una resolución presupuestaria a principios de este mes que les permite elaborar un paquete de ayuda de US$ 1.9 billones. El tamaño del paquete se ha mantenido igual desde que fue presentado por el presidente electo Biden durante el período de transición, y luego de haber rechazado una propuesta de un grupo de 10 republicanos que abogaron por un proyecto de ley de US$ 618 mil millones.

La administración de Biden dice que el paquete es del tamaño correcto y que la economía necesita un alivio en esa escala para reducir las tasas de desempleo real que la Reserva Federal estima en alrededor del 10%, teniendo en cuenta las clasificaciones erróneas en los datos del gobierno y las personas que han salido de la fuerza laboral, y para aliviar las dificultades económicas que enfrentan millones de personas, cuyas vidas y trabajos se han visto afectados.

“Creemos que es muy importante tener un gran paquete que aborde el dolor que esto ha causado”, dijo recientemente la secretaria del Tesoro, Janet Yellen.

Pero los republicanos han señalado la caída de las tasas de infección y los fondos no gastados de los paquetes de ayuda anteriores como una razón para esperar antes de nuevos paquetes de estímulo. Mientras tanto, muchos economistas privados han elevado sus perspectivas de crecimiento para el año.

¿Qué tan grandes son los controles de estímulo?

El paquete incluye una tercera ronda de pagos de impacto económico a las personas. La legislación actual de la Cámara contiene cheques por US$ 1.400 para personas que ganan menos de US$ 75.000 anualmente y disminución de impuestos sobre créditos fiscales para personas con ingresos más altos. Las parejas casadas que declaran impuestos conjuntamente pueden recibir dos cheques de US$ 1.400 si sus ingresos combinados son inferiores a US$ 150.000.

Los niños y adultos dependientes serían elegibles para los US$ 1.400 completos. Esos adultos dependientes, incluidos los adultos discapacitados y los estudiantes universitarios, no eran elegibles para las dos primeras rondas de cheques. Esta ronda de pagos totalizaría US$ 422 mil millones.

¿Qué pasa con los pagos por desempleo?

Los beneficios por desempleo que son US$ 300 por semana, expirarán el 14 de marzo, creando una fecha límite de facto para que el Congreso actúe. El paquete de la Cámara ampliaría los beneficios hasta el 29 de agosto y aumentaría la cantidad semanal a US$ 400.

¿Qué se incluye para las vacunas y sus pruebas?

El paquete contiene decenas de miles de millones para facilitar la distribución de vacunas. El plan asigna US$ 8,75 mil millones para agencias de salud pública federales, estatales, locales, territoriales y tribales para la distribución, administración y seguimiento de las vacunas, con algunos fondos especialmente dedicados a garantizar que el proceso de vacunación llegue a las comunidades de menos recursos.

El desarrollo de vacunas también recibiría un impulso, con alrededor de US$ 20 mil millones destinados a la investigación biomédica federal para la fabricación y adquisición de vacunas normales y terapéuticas, junto con alrededor de US$ 3 mil millones para una reserva nacional estratégica de vacunas. Otros US$ 25 mil millones se gastarían en pruebas, rastreo de contactos y reembolsos a los hospitales por la pérdida de ingresos relacionados con la pandemia.

¿Cómo amplía los créditos fiscales para los niños?

El paquete hace un cambio significativo en la red de seguridad social a través del código tributario que podría tener un impacto en las tasas de pobreza infantil y potencialmente formar un pilar del legado económico de Biden. El plan aumentaría el crédito tributario por hijos de US$ 2.000 a US$ 3.000, establecería el crédito en US$ 3.600 para padres de niños menores de 6 años y haría elegibles a los padres de jóvenes de 17 años. También haría que el crédito fuera totalmente reembolsable, por lo que los hogares de bajos ingresos obtendrían el beneficio completo, sin importar lo poco que ganaran. Para un hogar con un niño de 4 y 7 años que no gana lo suficiente para pagar los impuestos sobre la renta, el plan aumentaría su crédito fiscal máximo por hijos de US$ 2.800 a US$ 6.600.

Si bien el paquete haría cambios en el crédito tributario por hijos solo durante un año, se espera que los demócratas busquen hacerlos permanentes en el futuro. La administración de Biden estaba ansiosa por comprometerse con los republicanos para mejorar el crédito tributario por hijos, pero finalmente no estuvieron de acuerdo con el plan del senador de Utah, Mitt Romney, que habría propuesto expandir el crédito pero también derogado o recortado algunos otros beneficios, como el Programa Temporal de Asistencia para Familias Necesitadas y cupones de alimentos.

Si bien algunos demócratas plantearon la idea de incluir una derogación del límite de las deducciones de impuestos estatales y locales como parte del proyecto de ley, no se ha incluido en este momento.

¿Cuáles son los obstáculos para el aumento del salario mínimo?

Aumentar el salario mínimo federal a US$ 15 la hora durante cinco años y eliminar gradualmente el salario con propina es quizás la parte más polémica del paquete entre los demócratas del Senado. La Casa Blanca ha incluido el aumento en su paquete.

En el Senado, el esfuerzo enfrenta dos obstáculos distintos pero relacionados. En primer lugar, el parlamento del Senado debe decidir si un aumento del salario mínimo constituye una “propuesta presupuestaria” permitida bajo las reglas arcanas del proceso de reconciliación que permiten su aprobación por mayoría simple. Los senadores demócratas Joe Manchin de West Virginia y Kyrsten Sinema de Arizona han expresado sus dudas sobre el nivel de aumento, especialmente si se aplica en los estados donde el costo de vida es más bajo. Biden ha expresado públicamente sus dudas de que el aumento salarial se incluya en el paquete final, pero el presidente del Comité de Presupuesto del Senado, Bernie Sanders, no está de acuerdo y dice que confía en que la medida puede permanecer en la legislación.

¿Cuántos fondos se incluyen para las escuelas?

El plan contiene alrededor de US$ 130 mil millones en fondos para escuelas K-12. El dinero iría a los distritos escolares para pagar la reducción del tamaño de las clases para acomodar el distanciamiento social, mejorar la ventilación, contratar más conserjes y proporcionar más equipo de protección personal. Los republicanos han criticado el paquete por no vincular fondos directamente a la reapertura de las escuelas.

¿Cuánta ayuda estatal y local hay?

El proyecto de ley proporcionaría US$ 350 mil millones a los gobiernos estatales y locales cuyas arcas se han visto afectadas por una pérdida de ingresos fiscales durante la pandemia, lo que provocaría que muchos planifiquen recortes en los servicios y adviertan sobre aumentos de impuestos para equilibrar sus presupuestos. Los republicanos han criticado la ayuda como “rescate de los estados azules (demócratas)”, recompensando a los estados demócratas por malas decisiones financieras. Pero la ayuda iría a los gobiernos de todos los estados y territorios, y algunos economistas conservadores, como Michael Strain del American Enterprise Institute, han argumentado que es necesario algún alivio para los gobiernos estatales y locales, si es que no es la cantidad propuesta por Biden.

¿Los republicanos apoyarán la propuesta?

Si bien un pequeño grupo de republicanos se ha comprometido con la Casa Blanca sobre la esencia del proyecto de ley de ayuda, se espera que pocos, si es que alguno, voten por el paquete final, y los demócratas pueden aprobarlo sin su apoyo. Algunos, como la senadora Shelley Moore Capito de West Virginia, han señalado el efecto que tendrá el paquete en los déficits presupuestarios federales, ella y otros han favorecido un proyecto de ley más ajustado que facilitaría el lanzamiento de la vacuna y proporcionaría un estímulo menos generoso, refiriéndose a cheques y prestaciones por desempleo.

Los republicanos han utilizado el proceso de enmienda de resolución presupuestaria para infligir daño político a los demócratas y exponer sus diferencias en temas como brindar ayuda a inmigrantes indocumentados y aumentar el salario mínimo. Pero no han podido asestar muchos golpes contra el apoyo del paquete en general, que goza de una fuerte aprobación en las encuestas y hasta ahora ha mantenido unidos a los demócratas del Congreso en sus principales prioridades.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.