Aquí nace el agua que abastece a Santiago: video muestra los esfuerzos por conservar este crítico sitio

23 de OCTUBRE de 2012/SANTIAGO Sin lugar a dudas, uno de los atractivos tur’sticos m‡s imponentes y menos conocidos en la regi—n metropolitana, es el embalse El Yeso, en el sector del Caj—n del Maipo. Este tranque artificial, construido en los a–os cincuenta e inaugurado en 1964, por la en ese tiempo direcci—n de aguas, se levanta imponente entre riscos y monta–as con aguas color verde turquesa, que bien vale la pena visitar. FOTO: OSVALDO VILLARROEL / AGENCIAUNO

Revisa en este registro audiovisual el delicado estatus en que se encuentra uno de los principales afluentes que alimentan de agua potable a la capital.




Entre las mayores tres reservas de agua en la cuenca de Santiago destaca el Embalse El Yeso, con una capacidad de 220 millones de metros cúbicos.

El embalse es una represa artificial ubicada sobre un antiguo lago natural, cuya construcción demoró diez años y fue inaugurada en 1964. Esta gran masa de agua tiene más de 50 metros de profundidad, 6 km de largo y 1,5 km de ancho. Actualmente, junto a Laguna Negra, son las mayores reservas de agua potable para los millones de habitantes de la gran ciudad de Santiago.

Este embalse se alimenta por el río Yeso, que a su vez se forma por el derretimiento de nieve y hielo de glaciares como el Marmolejo, Bello, Del Pirámide, entre otros. El aporte de agua siempre es mayor en los meses de primavera y verano debido al aumento de las temperaturas, por lo que este embalse registra sus niveles más altos en esa época. Sin embargo, debido al actual contexto de cambio climático y la megasequía de Chile Central, en los últimos años se han registrado los niveles más bajos de agua en la historia de este embalse.

Por lo mismo, una iniciativa del Fondo de Agua Santiago-Maipo, está intentando frenar este problema.

Revisa en nuestro registro audiovisual los esfuerzos por optimizar esta importante fuente de agua de la zona central del país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.