Después de las bolsas, Medio Ambiente apunta a las bombillas: campaña permitirá eliminar 19 millones

Las bombillas podrían ser el primer artículo de este tipo en dejar de usarse en el país.


Europa está decidida a terminar con el plástico. Este miércoles, los eurodiputados se  pronunciaron a favor de prohibir en un futuro próximo varios objetos de plástico desechables, como vasos, bastoncillos con algodón (“cotonitos”) y pajitas.

La Comisión Europea propuso a fines de mayo prohibir una decena de  categorías de productos de uso diario, que representan el 70% de los desechos  que terminan en océanos y mares.

Por 571 votos a favor, 53 en contra y 34 abstenciones, la Eurocámara  propuso agregar a la lista de productos señalados, otros como los contenedores  de comida rápida de poliestireno expandido o los “oxo-degradables”.

Al ejecutivo comunitario le gustaría ver la nueva directiva finalizada antes del final de su mandato en la segunda mitad del 2019, de cara a una entrada en vigor a partir de 2022.

En Chile, a la ley que prohíbe el uso de bolsas plásticas en el comercio, podrían sumarse nuevas iniciativas para regular el uso de artículos de plásticos de un solo uso. El Ministerio de Medio Ambiente impulsa una iniciativa para terminar con el uso de la bombillas plásticas (#ChaoBombillas), campaña a la que el pasado viernes se sumó el aeropuerto de Santiago, donde el 90% de los locales dejarán de entregar 8 toneladas de plástico al año, que corresponden aproximadamente a 19.000.000 de bombillas plásticas.

Que el aeropuerto se sume a nuestra campaña nos permite difundir nuestro mensaje a todos los visitantes que llegan al país para que cuiden y protejan nuestra naturaleza. Y también que los viajeros puedan difundir en sus destinos de origen que la batalla contra la contaminación por plástico depende de todos nosotros, tenemos que cambiar nuestros hábitos e incorporar rutinas más amigables con el medioambiente”, dice la ministra Carolina Schmidt sobre la iniciativa.

Sobre futuras medidas en esta línea, Schmidt señala que el Ministerio de Medio Ambiente trabaja en la implementación de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) que establecerá metas de recolección y reciclaje de ciertos productos prioritarios entre los que se encuentran envases y embalajes. “De esta forma, las empresas que introduzcan al mercado estos elementos deberán hacerse cargo de estos residuos, ya sea a través de su reutilización o de su reciclaje. Este será otro paso muy importante en la disminución de los residuos plásticos los que, en su mayoría, terminan en nuestro océano”.

Según un sondeo de Activa Research, realizado a 600 personas en el país, el 66,1% se muestra partidario de eliminar las botellas no retornables (66,1%), el 55,6% los vasos, el 53,7% las bombillas, el 53% cubiertos y platos y otro 51,5% envases de alimentos.

 

 



Seguir leyendo