¿Qué piensan los chilenos de las personas transgénero? Las reacciones por la promulgación de la LIG

Autor: Tania Opazo

Fotografía: Ramon Monroy/Aton Chile

Tras la promulgación de Ley de Identidad de Género el día de ayer, hubo tanto celebraciones como críticas y comentarios transfóbicos en las redes sociales. Y es que no son pocos los chilenos, ya sea por sus convicciones religiosas u otra razón, que se niegan a comprender y a aceptar a las personas trans en nuestra sociedad.


Tras la promulgación de Ley de Identidad de Género el día de ayer, hubo tanto celebraciones como críticas y comentarios transfóbicos en las redes sociales. Y es que no son pocos los chilenos, ya sea por sus convicciones religiosas u otra razón, que se niegan a comprender y a aceptar a las personas trans en nuestra sociedad.

“Estamos enfrentando nuestro compromiso con la dignidad humana y nuestra obligación moral con quienes durante mucho tiempo han sido injustamente discriminados”, dijo el presidente Piñera ayer, a pesar de la oposición a esta ley por buena parte de su sector político.

Para Baird Campbell, estudiante la Universidad de Rice cuya tesis de doctorado en antropología es sobre el movimiento trans en Chile, en los últimos cinco años hubo una explosión social en este tema que obligó a los chilenos a “dejar de ignorar a la comunidad transgénero“.

“Creo que hoy la gente es más consciente de que no es ‘politicamente correcto’ ser abiertamente transfóbico, pero no estoy seguro si el cambio de actitud frente al asunto es de corazón o más bien cosmético“, reflexiona.

Lo cierto es que aún las personas trans sufren en Chile una enorme discriminación. En una encuesta realizada por el investigador de la UAH, Jaime Barrientos, un 56,8% de las personas afirmó que los han acosado verbalmente o insultado por su condición trans. Un 56,1% ha pensado al menos una vez en terminar con su vida.

Alejandra Soto, presidenta del Sindicato Trans Amanda Jofré, va más lejos. “A nosotras nos echaron de nuestras casas, del colegio, nos obligaron a vivir en la calle, a prostituirnos. Hoy nadie nos va a dar trabajo, no tenemos salud, no tenemos jubilación, no tenemos nada, las trans se siguen muriendo en la calle por la violencia y las enfermedades, pero al Estado no le importa”, dice.

No hay duda de que esta temática seguirá siendo controvertida para muchos, y que, como han hecho hincapié las organizaciones, aún queda un largo trabajo de educación.

Por eso, respecto a la LIG, Campbell dice que “las leyes, los reglamentos, no cambian la sociedad, pero sin duda la empujan”.

Puede leer más de este tema en el Especial de personas trans, Transición: https://especiales.latercera.com/transicion



Seguir leyendo