PlayStation 5 vs Xbox Series X: ¿Podrá Sony mantener su ventaja ante Microsoft?

Hoy, y a dos días del lanzamiento de Xbox Series, PlayStation 5 de Sony comienza a hacer su arribo en los distintos países, esperando emular la buena experiencia de la generación que ahora termina. La consola llega a Chile oficialmente el 19 de noviembre.




El lanzamiento oficial de PlayStation 5 este jueves puso en tierra derecha y con miras a la Navidad, a un nuevo capítulo en la lucha entre Sony y Microsoft por ser el mejor en la novena generación de consolas de videojuegos, a dos días que Xbox Series X y S salieran oficialmente al mercado, y en medio de una pandemia de coronavirus que ha reafirmado la importancia de la industria del entretenimiento electrónico.

Las empresas de juegos han experimentado un aumento de los ingresos y una explosión de las ventas, ya que muchas personas buscaron distraerse durante los confinamientos. Según NPD Group, el gasto de los consumidores en videojuegos en Estados Unidos alcanzó un récord de 11.600 millones en el trimestre de abril a junio, casi un tercio más que en el mismo período del año anterior.

Las ventas del sector videojuegos de Sony aumentaron un 32,5% en el primer trimestre fiscal de 2020-21. Microsoft por su parte, dijo en julio que sus ingresos habían aumentado un 13% a 38.000 millones de dólares.

Nueva estrategia

La pandemia hizo que la mayoría de los productos tecnológicos como smartphones y consolas sean adquiridas en línea, por lo que a diferencia de otros años no existirán largas filas en las tiendas especializadas para adquirir estos productos el día de su lanzamiento.

Las unidades disponibles para pedidos anticipados se han agotado en un tiempo récord en todo el mundo -incluido Chile-, y analistas predicen que será muy difícil conseguir una nueva consola antes de 2021.

Es por esto que las diferencias en cuanto a estrategia y disponibilidad son más cuidadosas que hace siete años, cuando el lanzamiento global de PlayStation 4 ayudó a que la consola se impusiera sobre Xbox One, que en países como Chile demoró un año en llegar a las tiendas.

Así, desde hoy Sony pondrá en venta la consola en dos etapas: Australia, Nueva Zelanda, Japón, Corea del Sur, Estados Unidos, Canadá y México a partir de este jueves; y el 19 de noviembre en Europa y Latinoamérica. Microsoft por su parte, aprendió la lección y apostó por un lanzamiento en todo el mundo, aunque a Chile arribará el 24 de noviembre.

De hecho, muchos analistas destacan cómo en los últimos años Sony ha abandonado el mercado japonés, donde la industria de los juegos de consola se ha reducido considerablemente -PlayStation 4 sólo vendió un 8% del total-, y Nintendo, quien observa a lo lejos esta titánica pelea, es quien manda en el país oriental.

Es por ello que a diferencia de años anteriores, el mercado estadounidense, habitualmente dominado por Xbox, toma más importancia. Aún así de acuerdo a estimaciones de expertos, Sony superará de nuevo a Microsoft en el número de consolas vendidas con 67,3 millones para PlayStation vs 44,3 millones de Xbox en 2024.

La clave podría radicar en cómo la empresa de Redmond sea capaz de aprovechar su celebrada plataforma de descarga de videojuegos por suscripción y streaming, Xbox Game Pass, y el hecho que PlayStation Now, su símil para la consola de Sony, aún no se encuentra disponible en todo el mundo.

A mantener la ventaja

Al igual que Xbox Series, PlayStation 5 tendrá dos versiones: una “premium”, que en Chile tendrá un costo de $649.990; y una “edición digital” igual de potente pero sin lector de disco, a $499.990. Como referencia, Xbox series X costará $529.990, y Xbox Series S $319.990.

En cuanto a los accesorios, el control DualSense de PS5 tendrá un precio referencial de $65.990, la cámara HD a $55.990, auriculares inalámbricos Pulse 3D a $99.990, el media remote a $29.990 y el cargador de DualSense a $29.990.

Tanto para Sony como para Microsoft, las versiones digitales asoman como el futuro, considerando que en la próxima generación se espera que los juegos sean en su mayoría descargables, o bien que gracias a la velocidad de las redes de internet 5G, puedan ser jugados en un servidor a kilómetros de distancia, con buena calidad visual y de sonido.

Por otro lado, esta modalidad también les permite compensar la debilidad de sus márgenes en las ventas de consolas, pudiendo controlar los precios de los juegos, eliminando los costes de fabricación y distribución, al tiempo que impiden las reventas en el mercado de segunda mano.

Los juegos

Para Sony, los videojuegos representan casi un tercio de las ventas. En este sentido, espera imponerse a Microsoft con títulos como “Spider-man: Miles Morales”, “Ratchet & Clank: Rift Apart”, “Horizon: Forbidden West”, “Final Fantasy XVI” y “Hogwarts Legacy”, aunque muchos estarán disponibles en varios meses más.

Algunos de estos juegos son desarrollados por estudios comprados por Sony, una forma de asegurarse el desarrollo de títulos exclusivos para su consola y garantizar sus ganancias en las ventas. La compañía japonesa tiene 14 estudios.

Microsoft no se quiso quedar atrás, y adquirió los estudios Bethesda Softworks, el editor de los exitosos “The Elder Scrolls” y “Fallout”. Además esperaba que “Halo Infinite” ayudaría a catapultar el lanzamiento de la Xbox Series X, pero recién llegará en 2021.

En cuanto a la retrocompatibilidad, sólo los juegos de PS4 funcionarán en PS5, mientras que todos los juegos lanzados para Xbox desde la primera consola de la marca serán compatibles con la nueva consola.

Más allá de los teraflops

Las consolas de novena generación tendrán imágenes 4K de ultra alta definición y reflejos de luz para iluminar escenas en la sombra (llamado Ray Tracing), así como una inigualable potencia de cálculo representada en teraflops, unidad de medida que se usa para medir los cálculos matemáticos por segundo del procesador de una consola, y que hasta ahora ha pasado a ser parte de la campaña de marketing de cada fabricante.

Pero en síntesis, ambas serán más veloces, con menos tiempos de carga, mejor calidad de imagen y sonido, permitiendo títulos más reales e inmersivos. Aunque la diferencia técnica es mínima entre ambas, basta con decir que son diez veces superiores a la generación anterior. Por ello, se espera que el catálogo y el precio sea lo que prime al elegir una opción u otra.

Por el lado del diseño, los fabricantes han optado por dos enfoques diferentes. PlayStation 5 es alta y delgada, en forma de V y un revestimiento blanco sobre negro con un destello azulado algo futurista, lo mismo que su mando. Por otro lado, Xbox Series X es más sobria y clásica, emulando con una torre negra similar a un PC, con un logotipo muy discreto y un mando fiel a la generación que acaba de terminar.

Cambio generacional

“Microsoft ha hecho un mejor trabajo en generar expectativas en relación a sus nuevos productos”, dice Alejandro Alaluf, periodista experto en videojuegos. “Xbox ha ido generando una mejor impresión, una que antes no tenía ni por juegos exclusivos ni mejor ecosistema, a diferencia de hoy con los estudios nuevos adquiridos por Microsoft y el sistema Xbox Game Pass. Por su parte, PlayStation está apostando por su base de usuarios -que dobla a la de Xbox- compre su consola independiente de lo que traiga".

“Sabemos que técnicamente las consolas son parecidas, pero no hemos visto mucho hasta ahora con el ecosistema de Sony, más allá de especulaciones, precio y diseño. Por ello, después de muchos años y por primera vez, creo que Microsoft va un paso por delante: tiene un arsenal de videojuegos amplio, juegos en la nube con suscripción de 100 juegos menos de 10 mil pesos, y un ecosistema más generoso que el de PlayStation", sostiene.

Pero, ¿esto cambiaría si PlayStation Now (la plataforma de juegos de streaming de Sony) llega en algún momento a Chile? Para Alaluf, esto “sólo equipararía las fuerzas, porque Xbox Game Pass ha tenido una carrera acelerada, con la adición de Electronic Arts, Bethesda, etc, y PS Now es menos generoso en ese sentido. Además es más caro, y no sé si al implementarlo en Chile entregue la variedad y el precio de Xbox”.

En cuanto a los precios de ambas consolas, Alejandro Alaluf señala que es relativo: “hay una base de usuarios que aunque el aparato valga un millón de pesos se la va a comprar. Pero para personas que llegan en cambios generacionales o primeras consolas para los niños, cuesta encontrar una opción más conveniente que Xbox Series X: una consola de nueva generación, a 300 mil pesos, con todo lo que involucra, parece una oferta difícil de rechazar. Más si pensamos que lo más barato de Sony es 200 mil pesos más que Xbox”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.