"Son desaparecidos y nuestra complicidad permanece": la carta de Calamaro sobre la Guerra de las Malvinas

andres-calamaro-2373820

En un nuevo aniversario del conflicto, el músico argentino escribió una misiva en la que afirma que ni los gobiernos ni la población han pedido perdón a los excombatientes.


Un 2 de abril de 1982 comenzó la Guerra de las Malvinas, y a propósito de la efeméride, el músico Andrés Calamaro una carta en que reflexiona sobre la situación de los combatientes en el conflicto que involucró a Reino Unido y la Argentina.

"El 2A habría que derramar lágrimas por los héroes de las Malvinas. Deshonrados, olvidados, difamados, mutilados y suicidas. Gracias por haber servido a la patria con honor. Honor merecen", escribió el autor de "Mil Horas" en una carta enviada a diferentes medios trasandinos.

A continuación, el ex Los Rodríguez se enfocó en pedir disculpas a los veteranos de guerra. "Ni gobierno alguno, ni población generacional, pidió perdón a nuestros héroes. Son desaparecidos, y nuestra complicidad permanece desde 1982. Les tocó en suerte una época extraña".

También añadió una suerte de reflexión sobre como se vivió la guerra, que se extendió por 74 días, allende Los Andes. "Ajeno al terror de una guerra, el pueblo siguió cantando y bailando canciones. Si las canciones hablaran, pedirían disculpas", añadió.

Calamaro ya se ha referido en otras ocasiones al enfrentamiento en el Atlántico Sur. En 1992, publicó una larga carta que hoy se puede leer en su sitio web no oficial Deep Camboya, en la que relata cómo vivió la noticia del comienzo de las hostilidades. "También recuerdo cuando vi por tele el festival-de-rock. Supongo que, de haber sido convocados, Los Abuelos hubiéramos estado allí, pero fuimos eximidos de la mancha histórica gracias a la indiferencia del trío de managers reinante".

Puedes leer la carta completa acá:

Soldado argentino conocido por Dios

Queridos argentinos y el resto del mundo:

En los próximos días recordamos nuestra historia olvidada, dos fechas que marcan, a sangre y fuego, la vida y la muerte de nuestro país. Esa sombra es el destino que refluye. El 2A habría que derramar lágrimas por los héroes de las Malvinas. Deshonrados, olvidados, difamados, mutilados y suicidas.

Gracias por haber servido a la patria con honor. Honor merecen.

Clase 62 y 63, y la clase 61 convocada o movilizada.

Si las canciones hablaran, pedirían disculpas.

Ni gobierno alguno, ni población generacional, pidió perdón a nuestros héroes.

Son desaparecidos, y nuestra complicidad permanece desde 1982.

Les tocó en suerte una época extraña.

Sintamos la gloria de ser Argentina, derramaron tanta sangre por ella.

Hasta la victoria o mierda.

Comenta