Molotov habla de rock, AMLO, feminismo y Twitter: "La nueva Santa Inquisición, los nuevos censores, son los usuarios de las redes sociales"

MOLOTOV PRESS PHOTO 2019

La banda vuelve al país para festejar las Fiestas Patrias: estarán el 18 de septiembre en la Fonda Peñaflor celebra a Chile. Aquí su bajista, Paco Ayala, habla con La Tercera de un estilo musical que se ha mantenido en el tiempo casi sin fisuras y de las medidas del presidente mexicano en las dos fronteras de su país: "Es un poco caer en el juego de este vecino que tenemos en el norte", dice en torno a Trump y EE.UU.



Paco Ayala (47) piensa un momento y recuerda algo que le llamó la atención en una de sus primeras visitas junto a Molotov en el Chile de los años 90. "Éramos muy jovencitos todos, aún en nuestros veinte, habíamos tocado en Viña y un periódico de allá publicó que habíamos hecho una orgía narco satánica", cuenta a La Tercera el bajista de la banda entre risas. "Ojalá hubiera sido así, éramos muy tranquilos en esa época", reconoce ahora.

Más allá de la anécdota, los autores de Parásito tienen un largo historial en suelo local: visitas frecuentes y varios socios nacionales, como Weichafe, a quienes Ayala les produjo el álbum Mundo hostil (2016); o Ana Tijoux, a la que incluso invitaron para su MTV Unplugged, llamado El desconecte (2018), para hacer dos canciones, Hit me y la inédita Dreamers.

Un lazo que ahora se estrechará más con la próxima tocata del cuarteto en el país, en plenas celebraciones patrias, en la misma noche del día 18 de septiembre en la fonda Peñaflor Celebra a Chile. "Es un honor que nos hayan invitado a festejar las fiestas patrias de ustedes, además el 15 son las nuestras, así que celebraremos a las dos naciones hermanas con nuestros hits de ayer, ahora y siempre", dice Ayala.

En el evento gratuito, los mexicanos cerrarán la segunda jornada de la celebración, que comienza el 17 y se extiende hasta el domingo 22, y por donde también pasarán nombres como Américo, Sol y Lluvia, Los Tres y Santaferia.

En el caso de Molotov, en su debut discográfico, ¿Dónde jugarán las niñas? (1997), hay varios de esos éxitos que probablemente mostrarán en Santiago, como Voto latino, Puto y Que no te haga bobo Jacobo, entre otros. Fue en ese título, elogiado por la crítica y producido por el reputado productor argentino Gustavo Santaolalla, donde estamparon su sello definitivo, con un rock ácido y combativo, con críticas hacia las complejidades de la sociedad mexicana: la política, la corrupción, la violencia y el narcotráfico y que tiene a Gimme the power como el himno absoluto del conjunto.

A 22 años del estreno de ese álbum, ¿considera que esas letras siguen tan actuales como en esa época?

Esta pregunta tiene dos respuestas. Como músicos es halagador que canciones nuestras sigan tan vigentes después de tantos años. Pero al mismo tiempo es lamentable que muchas de las temáticas que se hablaban ahí sigan tan vigentes en Latinoamérica. Como dicen en Chile: es una "cagada" el motivo por el que siguen relevantes.

¿Qué le ha parecido este ya casi primer año del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en México?

No me aventuro a dar una respuesta ahora, porque recién cumplió su primer año. Pero hay cosas que me parecen bien y otras que tiene puntos en contra. Pero lo que le aplaudo es que haya enfrentado una batalla frontal contra la corrupción, que es uno de los males de raíz que hay en este país. Y bueno, es la persona que dirige el destino de nuestra nación y por mucho que puedas estar en contra de él, si no lo apoyas, pues los dos estamos jodidos.

En su opinión, ¿ha sido contradictorio que AMLO haya aceptado desplegar agentes de la Guardia Nacional en ambas fronteras de México para frenar la migración hacia EE.UU., un gesto a las presiones ejercidas por Donald Trump en esa materia?

Creo que si el gobierno mexicano hubiera actuado de una manera mucho más humana, montando filtros ahí de seguridad, de migración, se hubiera visto mejor. Porque nuestro país tiene esa historia de siempre: recibir con los brazos abiertos a quien tiene necesidad. Es un poco caer en el juego de este vecino que tenemos en el norte.

¿Cómo ve el surgimiento del movimiento feminista y la reivindicación de los derechos de la comunidad homosexual en su país?

Toda esta nueva movida de la sociedad, que pasa en todo el mundo, está bien. (Igual) que lo de los nuevos géneros no binarios, los transgéneros, gays y su reconocimiento y garantías como individuos, todos tenemos los mismos derechos. Lo que no me gusta es que se satanice cualquier comentario, decir cualquier cosa al respecto que no le parezca a uno de estos grupos o a una de las personas que los apoyan.

Eso pasa en redes sociales, con la llamada "policía de las redes sociales".

Es correcto. La nueva Santa Inquisición, los nuevos censores son los mismos usuarios de las redes sociales. No necesitan ser una organización gubernamental ni un aparato político. Una persona que ni te conoce y que está al otro lado cree tener el poder de censurarte y eso no es correcto. A nosotros toda nuestra carrera nos han tratado de atacar por mensajes homofóbicos o machistas, pero creo que si alguien ha demostrado que no le interesa lo que piensen de uno es esta banda y así seguiremos.

Ustedes han aclarado que la canción Puto no es homofóbica. ¿Estarían dispuestos a cambiar letras o no tocar ciertas canciones debido a las sensibilidades actuales?

Para nada. La gente debe entender el contexto en el que se escribieron esas canciones, hace más de 20 años el mundo en el que vivíamos era otro y también nuestra manera de pensar era otra. Aunque hayamos escrito muchas letras y canciones que pudieran parecer ofensivas ahora, en ese momento a nosotros nos nacieron artísticamente y contra eso no podemos hacer nada. A final de cuentas, es arte y una expresión del mismo. Así que mientras se maneje por ese lado, siempre vamos a respetar la creatividad y libertad artística, estamos en contra de toda censura. Siempre vamos a seguir tocando los mismos temas.

Su último álbum fue Agua maldita (2014), el sexto en su discografía. Sé que trabajan en uno nuevo. ¿Cómo será en letras y sonido?

La verdad no podemos dar muchos avances. Las letras son de temas muy vigentes tanto en México como lo que vemos en Estados Unidos. Musicalmente tiene el sonido de siempre de Molotov. Aunque no se han definido los temas que vamos a grabar, porque no hemos tenido reuniones internas, va a ser algo muy al estilo de la banda, no nos interesa experimentar con sonidos nuevos o con cosas nuevas. Seguramente encontraremos un productor que nos ayude a sacar un sonido pulcro y lo más Molotov posible, pero será un Molotov clásico. Y si todo sale como lo planeamos, seguramente en febrero estaremos grabando y entregando material nuevo a fines de 2020.

Se hablaba de la estadounidense Sylvia Massy como productora.

Es correcto. Con ella hemos trabajado y es uno de los nombres que suena fuerte, pero aún no definimos nada. Aunque sí nos gustaría mucho repetir la colaboración con esta persona.

¿Cómo ve el rock en la actualidad? Un género que quizás ya no posee gran influencia en las generaciones jóvenes como antes, que ahora prefieren la música urbana.

El rock tiene que resurgir en gente joven, no sé si la palabra correcta sería reinventarse, pero creo que lo que tiene que hacer la gente es seguir creando música, seguir componiendo canciones. Yo personalmente no tengo nada contra el género urbano, al contrario: yo les aplaudo mucho que sean tan populares, que vivan su momento. Es gente joven, a nosotros nos tocó hace 20 años y ahora es el turno de ellos. No nos queda nada más que respetarlo y seguir haciendo lo que a nosotros nos gusta como sabemos hacerlo y creemos que eso tiene sus frutos y sus dividendos, así que espero que también mucha gente en todo el continente esté escuchando a los clásicos también y a bandas nuevas de rock, inspirándolos a tocar. Yo creo que mientras cualquier chico en su habitación tenga una guitarra o vaya a un concierto de rock, esto va a seguir vivo. La permanencia de un género no lo dicta la lista de popularidad de otro.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.