No sleep till Brooklyn: cuando Kerry King de Slayer colaboró con los Beastie Boys

beastie

Las bandas se encontraron durante las grabaciones de Reign in blood y Licensed to ill, discos que fueron producidos por Rick Rubin, quien más tarde se haría conocido como uno de los impulsores de la fusión entre rap y metal.


En 1986, Estados Unidos era testigo de algunos de los lanzamientos más influyentes en la historia de la música contemporánea. Discos como Master of Puppets de Metallica y Peace Sells… But Who's Buying? de Megadeth marcaron la agenda en torno a la escena del thrash metal, la cual se caracterizó por sus baterías aceleradas, riffs punzantes y solos que se esbozaban a partir de la ira misma. Por otro lado, artistas como Run-D.M.C. presentaban ritmos monótonos que gozaban de pesadez, los cuales eran mezclados junto a samples de guitarras distorsionadas.

Ese año, Slayer se encontraba en medio de las grabaciones de Reign in blood en los estudios Hit City West de Los Ángeles, en donde trabajaron con la ayuda del productor Rick Rubin. Él había sido miembro de Hose desde 1981 y —tres años más tarde— fundó Def Jam Records, sello con el que publicó álbumes como Radio (1985) de LL Cool J, además de sencillos como "It's yours" (1984) de T La Rock & Jazzy Jay y "Rock hard" (1985) de Beastie Boys, en donde incorporó la sección principal de "Back in black" de AC/DC como pista de fondo. Al mismo tiempo, esta última agrupación trabajaba con Rubin en Licensed to ill, debut que llegó a convertirse en el primer álbum de rap de la historia en liderar el ranking Billboard 200.

Aquel disco destacó por sus referencias hacia los clásicos del rock y sus géneros asociados. Ya en "Rhymin & stealin" se puede escuchar la guitarra de "Sweet leaf" de Black Sabbath —también versionada por los Butthole Surfers en Locust Abortion Technician (1987)—, además de un extracto del coro de "I fought the law" de The Clash y el riff principal de "The ocean" de Led Zeppelin en "She's crafty".

https://www.youtube.com/watch?v=07Y0cy-nvAg

Un día, Kerry King se encontraba en el estudio, cuando Rubin se acercó para pedirle que tocara en Licensed to ill. En el tercer capítulo de la tercera temporada de The All Purpose Show, el guitarrista de Slayer comentó que el productor grabó la mayoría de las guitarras del disco, pero que de todas formas le ofreció "unos cuantos cientos de dólares" para que grabara el solo de "No Sleep Till Brooklyn". Aceptó la oferta y en un tiempo de —aproximadamente— media hora concluyó con su participación en uno de los encuentros más importantes entre los géneros rap y metal.

El tema utiliza samples modificados que fueron extraídos de "T.N.T." de AC/DC, mientras que el nombre del álbum en su totalidad está inspirado en No Sleep 'Til Hammersmith (1981) de Motörhead. Asimismo, en una entrevista a Rolling Stone en 2016, Rubin manifestó que ninguna de las bandas gustaba de la música de la otra, además de asegurar que "Kerry King es un metalero real y serio" y que no cree que escuche mucha música externa a su género.

Comenta