Joe Strummer: el chico rebelde de The Clash

joe-strummer1

Joe Strummer.

El trabajo del líder de una de las bandas más emblemáticas de la primera ola del punk no se redujo a sus composiciones con los autores de "London calling"; también abordó el mundo cinematográfico con artistas como Jim Jarmusch y Steve Buscemi, además de un proyecto musical con los chilenos Álvaro Peña y Antonio Narváez.


En el verano de 1976, Londres era la sede del festival de Notting Hill, un evento que se creó diez años antes con el propósito de potenciar la diversidad cultural y, principalmente, la inclusión de los inmigrantes de piel oscura que se instalaron en aquel barrio, ubicado en el centro de la ciudad. Bernard Rhodes, Paul Simonon y Joe Strummer habían salido a disfrutar de la celebración, cuando los ritmos de la música reggae se vieron interrumpidos por una serie de gritos descomunales. La policía detuvo a un adolescente que cometió un robo y el exceso de fuerza por parte de sus oficiales generó que los presentes se abalanzaran contra la autoridad, hasta el punto en que ocuparon ladrillos para defender al joven. Solo pasaron unos minutos para que el trío también se uniera al conflicto, el cual terminó con disturbios y, por consiguiente, varios heridos.

https://www.youtube.com/watch?v=fIV4hcOkP1I

Aquel acontecimiento inspiró a Strummer a escribir la letra de "White Riot", su primer sencillo que más tarde fue incluido en The Clash (1977). La canción se presentó como una reflexión acerca de los privilegios de las personas blancas por sobre las negras, para así abordar la falta de valentía de las primeras para revelarse en contra de los poderes dominantes en la sociedad. Aquel álbum de actitud rebelde también incluyó títulos como "I'm so bored with the U.S.A.", "Remote control" y "London's burning", para así posicionarse como una de las piezas claves del punk rock y marcar el inicio de lo que sería una década de críticas sociales junto a los autores de "Should I stay or should I go".

El extraño mundo de Johnny

Nació en Turquía el 21 de agosto de 1952, con el nombre de Johnny Mellor. Su padre provenía de India y se nacionalizó inglés a inicios de la década, para luego asumir como diplomático en uno de los ministerios británicos. Por otro lado, su madre venía de una zona rural del pueblo escocés de Bonar Bridge y fue ella quien traspasó el gusto musical a su segundo hijo, quien nació un año y medio después que David, su hermano mayor.

Debido a las exigencias laborales de su padre, la familia debió cambiarse constantemente de país, motivo por el cual el futuro músico vivió sus primeros recuerdos en Ankara, para después trasladarse a Egipto, México, Alemania Occidental y volver a Inglaterra para matricularse en el City of London Freemen's School, un establecimiento educacional privado en el fue internado junto a su hermano, cuando tenían nueve y diez años de edad. El ambiente en el colegio era denso. Los apoderados sólo visitaban a sus hijos una vez al año, mientras que los jóvenes se dividían en dos grupos sociales: los opresores y los oprimidos. Johnny formaba parte del primero y obtenía las peores calificaciones de su curso, mientras que por otro lado, David destacaba por su timidez, una tranquilidad innata que llegó a su fin en el Regent's Park, tras ingerir una sobredosis de pastillas. Según relata Deborah Van Der Beek en Joe Strummer: the future is unwritten (2007), Johnny fue el encargado de reconocer el cuerpo, una experiencia traumática que evitó abordar con sus cercanos.

[caption id="attachment_105541" align="aligncenter" width="684"]

John y David Mellor.[/caption]

Tras completar su etapa escolar, se matriculó en la Central School of Art and Design, universidad en la que adoptó el nombre "Woody" en honor a Woody Guthrie, un músico estadounidense conocido por cantar en contra de la explotación y los regímenes totalitarios. Si bien su creatividad se convirtió en un punto de atracción para sus compañeros, el exceso de esta le significó la expulsión del establecimiento, luego de que presentara una obra realizada a partir de tampones usados. Fue después de ese episodio cuando decidió dedicarse a la música a través de las enseñanzas de Tymon Dogg, un violinista que generaba ingresos al tocar blues en las estaciones del metro londinense.

Así, en 1973 se trasladó a Newport (Gales), una ciudad industrial en la que trabajó en diversas fábricas, además de desenvolverse como sepulturero en el cementerio de St. Woolos. Fue cuando el músico pudo integrarse a The Vultures, una banda de influencias folk, blues y rock & roll que se originó en el Newport College of Art. Ya como miembro oficial, la recepción del público en sus presentaciones fue negativa, escenario que lo motivó a volver a Londres un año más tarde, para así unirse a las presentaciones callejeras de Dogg y formar un nuevo proyecto, llamado The 101'ers, en alusión a la dirección de la casa okupa en la que él y el resto de los integrantes vivían en ese momento: 101 Walterton Road, Maida Vale. Entre ellos, participaron los chilenos Álvaro Peña en la batería (quien apoyó la campaña de Salvador Allende y se instaló en Reino Unido tras el golpe de Estado) y Antonio Narváez en el saxofón. El último fue recordado por el músico durante una entrevista recopilada en el documental Joe Strummer: the future is unwritten (2007).

En un inicio, interpretaban temas clásicos de rock & roll, blues y derivados, para que más tarde Johnny Mellor cambiara su seudónimo a Joe Strummer (Joe Rasgueador), en referencia a su papel como guitarrista rítmico. Asimismo, asumió como compositor principal de las canciones del grupo, entre ellas su sencillo debut "Keys to your heart" (1976), una canción de amor dedicada a su novia Paloma Romero, quien fundó The Slits el mismo año de su publicación y tocó batería en el álbum homónimo de The Raincoats en 1979.

https://www.youtube.com/watch?v=HV8Sm444Fso

Un día, Bernard Rhodes —quien había jugado un papel clave en la integración de John Lydon a los Sex Pistols— asistió a un concierto de The 101'ers y quedó impresionado con la actuación del originario de Turquía, por lo que decidió invitarlo a una reunión con Mick Jones, Paul Simonon y Keith Levene, en la que les propuso la creación de un grupo. De esta manera, Strummer dejó la casa okupa y su participación en The 101'ers, para así mudarse a Camden Town con los integrantes de su nueva banda: The Clash. Aunque al poco tiempo, Levene abandonó el grupo para fundar Public Image Ltd. (PIL) junto a Lydon en 1978, mientras que Terry Chimes se mantuvo como baterista hasta después de la publicación de su disco homónimo en 1977, para así ser sustituido por Nick "Topper" Headon.

Londres al habla...

Las letras de la agrupación abordaron temáticas con contenido político explícito y discursos opositores al nacionalismo y el clasismo, mientras que su música adoptó un sonido de guitarras sucias y líneas de bajo marcadas, prólogo para lo que fue Give em' enough rope (1978), segundo álbum de estudio que les significó su primera gira por Norteamérica al año siguiente de su lanzamiento. Ya estaban consolidados como una banda reconocida a nivel internacional, éxito que también llevó a que desarrollaran conflictos con Bernard Rhodes, su representante, quien finalmente los abandonó. Así y sin sus directrices, publicaron London calling (1979).

https://www.youtube.com/watch?v=EfK-WX2pa8c

La portada consistió en una captura fotográfica de Pennie Smith durante un concierto de The Clash en Nueva York, instancia en la que el bajista Paul Simonon rompió su bajo Fender Precision en el escenario. Si bien, la banda mantuvo parte de la esencia punk rock que los caracterizó en sus inicios, también exploraron géneros como el ska ("Rudie can't' fail"), el reggae ("The guns of Brixton") e incluso el pop ("Lost in the supermarket"). Y a pesar de que fue registrado en un periodo de solo tres semanas con la ayuda del productor Guy Stevens (conocido por sus métodos destructivos para crear distintos ambientes durante las sesiones), el sencillo homónimo se posicionó entre los hits más escuchados de Reino Unido, mientras que el álbum en su totalidad consiguió una certificación de platino en Estados Unidos, además de ser incluido en el puesto número ocho de llista de los 500 mejores de la historia según la revista Rolling Stone.

Asimismo, incluyó un total de 19 canciones repartidas en dos discos, pero la banda realizó las gestiones necesarias para que la productora no multiplicara el precio de su tercera producción.

[caption id="attachment_105540" align="aligncenter" width="1068"]

London Calling (1979).[/caption]

En 1980, The Clash publicó Sandinista! un disco triple de 36 canciones que se vio inspirado por unos pañuelos del movimiento de liberación nacional nicaragüense que Moe Armstrong regaló a Joe Strummer y a Mick Jones, como recuerdo de sus encuentros con el colectivo revolucionario de tendencias antiimperialistas que se desarrolló en dicho país. Aquel álbum influenciado por géneros variados contó con la participación de músicos como Tymon Dogg en canciones como "Lose This Skin" y significó un punto informativo para los jóvenes que desconocían la situación de aquel sector centroamericano. Y a pesar de que la crítica especializada presentó comentarios polarizados respecto a su contenido musical, la producción logró certificaciones de oro por sus ventas en Estados Unidos, Francia y Reino Unido. Según relata Strummer en el documental, en ese momento empezó a sentir la ausencia de su antiguo representante, por lo que decidió volver a integrarlo para coordinar la creciente fama que habían obtenido.

La personalidad del guitarrista se volvía cada vez más explosiva, hasta el punto en que según relata Headon, se relacionó con su novia y con las de otras personas de su círculo. El ambiente entre ellos empeoraba y la confianza se convertía en un material corroído que terminó con la expulsión del baterista, quien presentaba problemas en los ensayos debido a su adicción a la heroína. Si bien, él compuso la música de "Rock the Casbah" (uno de los títulos más populares que fue incluido en Combat rock [1982]), este estuvo ausente en la grabación del video oficial. Así, fue reemplazado por Terry Chimes, quien había participado en el primer disco homónimo.

https://www.youtube.com/watch?v=bJ9r8LMU9bQ

La fama y el dinero en abundancia los alejaba cada vez más de los ideales que defendían en sus inicios, mientras que la rivalidad entre Mick Jones y Joe Strummer crecía progresivamente. En ese contexto, Rhodes decidió que la mejor opción para la supervivencia de The Clash era expulsar al primero, para así involucrarse él mismo en la composición e integrar a Nick Sheppard y Vince White en las guitarras y a Pete Howard en la batería. Aquella formación fue la encargada de tocar en Cut the Crap (1985), el último álbum de la banda que tuvo una recepción comercial negativa y, por consiguiente, desencadenó la disolución del grupo.

Por su parte, Mick Jones había fundado Big Audio Dynamite en 1984, un proyecto alternativo con tintes electrónicos que invitó a Strummer a colaborar en No.10, Upping St., su segunda entrega de estudio. Asimismo, actuó en las películas Walker (1987) y Straight to Hell (1987) del director británico Alex Cox y compuso el soundtrack de la primera junto a Zander Schloss, quien también se desempeñó como bajista de Circle Jerks entre 1984 y 1988. De la misma manera, interpretó un papel en la tercera historia de Mystery Train (1989) de Jim Jarmusch, instancia en la que fue compañero del estadounidense Steve Buscemi. También participó en filmes de autores como Robert Frank, Rudy Wurlitzer, Aki Kaurismäki y F.J. Ossang, además de crear el grupo The Latino Rockabilly War para Permanent Record (1988) de la directora Marisa Silver.

https://www.youtube.com/watch?v=pqMWxYsaNo8

En 1990, trabajó en la producción de Hell's Ditch de The Pogues, para después sustituir al vocalista Shane McGowan durante una gira. Tres años más tarde, Sara Driver le pidió que compusiera la banda sonora para su filme When Pigs Fly (1993) y a fines de aquella década fundó su última agrupación, nombrada The Mescaleros como una referencia a la mescalina. Esta reunió influencias del reggae y el punk rock, para así grabar tres discos de estudio entre 1999 y 2002, año en que participaron de un evento benéfico en apoyo de los bomberos de Londres, quienes alegaban recibir un sueldo insuficiente para cubrir sus gastos personales. Mick Jones estaba presente en el público y se motivó a subir al escenario para tocar —de manera improvisada— algunos de los temas The Clash, entre los cuales se incluyó el clásico "White Riot" de su primer disco. Aquel acto se realizó el 15 de noviembre, mientras que Strummer murió de un fallo cardiaco el 22 de diciembre de ese mismo año.

https://www.youtube.com/watch?v=weH4H85MQpE

De esta manera, el tercer disco de estudio de The Mescaleros, titulado Streetcore se publicó el 21 de octubre de 2003, es decir, casi un año después de la muerte de su líder.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este domingo se llevó a cabo la 4ª versión del Creating Games Fest. El evento sumó de concursos, zona de arcade, puesto de ventas y empresas nacionales de la industria de los videojuegos.