Magdalene: el complejo mundo de FKA Twigs

IMG_20191122_023154

FKA Twigs.

Comparada con Björk y considerada por la crítica como una de las más enigmáticas e interesantes caras de la música británica, la cantante, coreógrafa, directora y productora de 31 años se consagra con un disco que pone en el tapete su propuesta avant garde sobre la reivindicación de la mujer y las grandes penas que la llevaron a reinventarse.




El momento es crucial. A los 17 años, Tahliah Barnett, más conocida como FKA Twigs, volvía de sus clases de danza directamente a ver televisión en el sillón de su casa en Londres, donde se había mudado con su madre hace poco. Repentinamente, su mamá le bajó el volumen a la TV y se dirigió a ella: "Tahliah, tu no quieres una vida normal. Esta es una vida normal y tú no quieres eso. Sal, descubre el mundo, viaja, usa tu talento". Tahliah sabía que tenía razón. Ella tenía la necesidad de crear, de vivir del arte, y así lo hizo.

https://www.youtube.com/watch?v=O8yix8PZKlw

Siempre excéntrica

De ascendencia española y jamaicana, FKA Twigs creció en la lejana localidad de Tewkesbery, en Inglaterra. Allí, asistió a un colegio privado católico muy estricto donde el 99% de los niños no eran mestizos ni tenían padres separados. "La mitad de la gente se reía de mi apariencia y me decía que era fea, y la otra mitad creía que era fascinante", contó en una entrevista con ID Magazine.

Su fama de bicho raro la hicieron conectarse con un mundo de fantasía lleno de sueños y ambiciones artísticas. Su madre era bailarina de salsa profesional y la convenció de tomar clases de ballet y de ópera. Su padre, aunque ausente, también había estado ligado a la música y a la danza, por eso resultaba natural no querer una carrera convencional. En un futuro ideal, ella iba a trabajar hasta conseguir sacar todo su potencial, fuera donde fuera. Y si tenía que ser en Londres, ahí se iba a mudar.

La chica del video

Por supuesto, nada fue de la noche a la mañana. Twigs llegó a Londres a estudiar danza y lentamente fue elegida para algunos castings en donde necesitaban bailarinas en el fondo del escenario. Mientras, trabajaba en un cabaret de un circo local. No le tenía miedo a los estigmas. "Me entusiasmaban los desafíos, y aprendía nuevas técnicas que después sorprendían a los hombres que iban allá, creyendo que solo iban a ver mujeres desnudas", explicó a The Guardian.

[caption id="attachment_108578" align="aligncenter" width="1176"]

FKA Twigs.[/caption]

Naturalmente, su talento —y la insistencia de su madre de explotar su excentricidad— la llevó a ser parte del casting de varios videos musicales de otras estrellas británicas como Ed Sheeran, Kylie Minogue y Jessie J. La verdad es que lo odiaba. Tenía tantas ideas en su cabeza de cómo quería hacer su propio arte, su música letras y producción, que solo seguir los pasos de alguien más no era lo más gratificante del mundo. Entonces, decidió dar un paso más allá, lanzando su primer EP de forma totalmente independiente: EP1.

https://www.youtube.com/watch?v=tvQHk6I1hEY

Producido, masterizado y dirigido por Twigs, su electrónica alternativa y su gran potencial audiovisual la tuvieron en boca de todos los medios especializados de música, sobre todo cuando un año después volvió a lanzar un segundo EP: EP2, con claros tintes del género experimental, en una mezcla de Enya, Björk y Kate Bush.

https://www.youtube.com/watch?v=kFtMl-uipA8

Finalmente, su madre sí tenía razón. El potencial artístico de su propuesta la llevaron a firmar con el sello londinense Young Turks, con los que editó su segundo EP y grabó su primer disco en 2014: LP1.

Como una declaración de principios, decidió que sería un viaje audiovisual, y con la ayuda de varios productores conocidos en la escena alternativa, como Arca y Devonté Hynes (Blood Orange), creó piezas dirigidas por ella para cada canción del disco, donde daba a conocer sus pasiones y sus miedos.

Con esto, daba cierre a su ciclo pasado, y se reconciliaba por fin con esa figura que por tanto tiempo odió, ser solo la "chica del video".

https://www.youtube.com/watch?v=2jhTiLuGezI

El éxito femenino a la sombra de un hombre

El reconocimiento llegó de inmediato. La crítica la puso en los primeros lugares de los rankings y la nombraron como la nueva Björk, además de mencionar que era una "visión futurista del R&B" (NME) y "una droga no convencional, esencial y extraterrestre"(Spin). LP1 la hizo ganar un Mercury Prize y estar nominada a un Grammy en la categoría de "Best recording package".

Todo esto pasaba al mismo tiempo que se sabía su relación con el conocido actor Robert Pattinson. FKA Twigs, que nunca había buscado la fama al nivel de tabloides, se encontró de golpe con un problema del cual no quería hacerse cargo. Menos mientras seguía escribiendo y creando su próxima entrega, M3LL155X, un EP audiovisual que la reconectaba con sus raíces en la danza y la acercaría a su título como artista de vanguardia.

https://www.youtube.com/watch?v=bYU3j-22360

A estas alturas no importaba que su dedicado trabajo en ese EP se llevara todo el reconocimiento posible, algo que efectivamente pasó. Fanáticas del actor británico con el que salía no se tomaron para nada bien su noviazgo, y los paparazzis hicieron un festín con su relación. Entonces, por largos meses, su vida amorosa se tornó en una pesadilla. "Estabas saliendo con alguien muy famoso", le aseguró un periodista en una entrevista con The Guardian. "Pero mi trabajo era tan hermoso. Mi música era mucho más fuerte que mi vida amorosa, es mucho más fuerte", contestó Twigs.

https://open.spotify.com/album/4in34qwyUghNc9ykmH2BTO?si=8sf77TxWSxKiVT43zy038Q

Magdalene, o la reivindicación de la artista y todas sus herramientas

Años de ideas visionarias, corazones rotos, coreografías, fanzines y reconciliación, dieron frutos en el último álbum de larga duración de FKA Twigs, Magdalene, lanzado en noviembre de 2019.

Básicamente, tuvo un buen tiempo para acomodar todo lo que su mente había creado para la industria musical. Los cansadores shows, el acoso mediático y los repentinos y traidores tumores que le encontraron en el útero en 2017 la hicieron caer a lo más bajo de su carrera, teniendo que comenzar de cero.

[caption id="attachment_108579" align="aligncenter" width="1400"]

FKA Twigs.[/caption]

A fines de ese año, logró operarse y deshacerse de lo que tan líricamente describió como una cesta de frutas que le entregaban dolor diario. Tumores en formas de kiwis, de cerezas y frambuesas que se fueron de su vida igual que su relación amorosa con Pattinson. Así, volvía a estar sola y a cantarle a su renacer.

Muy en su forma, decidió concentrar su fuerza en aprender nuevas técnicas. Aprendió Pole dance y Wushu, un arte marcial que se trabaja con una espada, y decidió volver a partir desde esas expresiones artísticas. Imaginó en su cabeza su dolor por la pérdida, la fuerza que había ganado en pole dance desafiando su enfermedad y creó su nuevo single a partir de eso: Cellophane.

https://www.youtube.com/watch?v=YkLjqFpBh84

El resto: una oda a María Magdalena, una llena de angustia, coros angelicales, pop experimental y voz de ópera aprendida en la infancia. "Solía ​​reírme de mí misma acerca de cómo, como mujer, tu historia a menudo está vinculada a la narrativa de un hombre. No importa lo que estés haciendo o lo excelente que sea tu trabajo, a veces es como si tuviera que estar vinculada a un hombre para ser validada", dijo a ID.

Junto a productores como Nicolás Jaar y Skrillex, FKA Twigs volvió a encontrar su arte en una forma más íntima y entregada, dándole espacio incluso al hip hop. Y con todas sus nuevas herramientas de combate, utilizando de manera equitativa su voz y su cuerpo, se preparaba para volver a los primeros puestos de los rankings y a las excelentes reseñas de las páginas especializadas.

https://www.youtube.com/watch?v=WEJRyBWpuvA

Es bueno inspirarse, pero admite en una entrevista con ID que toda esta analogía no es un alter ego. Ella es FKA Twigs y nada más. María Magdalena es lo que uno quiere creer. "Comencé a leer sobre María Magdalena y lo increíble que era; cómo era probable que ella fuera la mejor amiga de Jesús, su confidente. Era una herbolaria y una sanadora, pero, ya sabes, su historia está escrita en la Biblia y allí ella era una prostituta. Encontré mucho poder en esa historia, mucha dignidad, mucha gracia, mucha inspiración".

Es esa misma gracia la que la enjuicia y la valora, la que la pone en las portadas. Es parte del proceso. Al fin y al cabo, es el precio de no tener la vida normal viendo la televisión cada tarde desde el sillón. Y el premio final es la música.

https://www.youtube.com/watch?v=p2Rro6TQgpU

https://open.spotify.com/album/2w8Wshbp9RCPJdPU1iOpaY?si=0__bKqraTBqDtAs0d8hCMw

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.