Hightown, la nueva serie del hombre tras CSI: “Los personajes intentan hacer lo correcto, pero sus adicciones se interponen”

Estrenada el domingo 17 de mayo por Starz, es una ficción policial protagonizada por Jackie Quiñones (Monica Raymund), una agente del gobierno drogadicta que usa su placa y arma para seducir mujeres turistas. Trabaja lo mínimo hasta poder obtener su pensión federal, pero su vida cambia tras encontrar un cadáver en la playa. En una exclusiva entrevista a la que Culto tuvo acceso, el productor Jerry Bruckheimer detalla las claves que hacen de esta serie, una historia imperdible.


Cape Cod, Massachusetts. La agente del Servicio Nacional de Pesca Marina de Estados Unidos (NMFS), Jackie Quiñones, batalla contra sus propios traumas, vida fútil y adicciones al alcohol y las drogas, y pasa las noches usando su placa, arma y encanto para conquistar jóvenes mujeres turistas. Su vida da un vuelco cuando un recorrido por la playa la lleva a encontrar un cadáver femenino. Si bien no es de su jurisdicción, Quiñones se obsesiona personalmente con el caso.

Hightown es la nueva serie de Starz, una ficción de ocho episodios estrenada el pasado domingo 17 de mayo, que fue creada por Rebecca Cutter (productora en Gotham y guionista en The Mentalist) y cuenta con la producción de Jerry Bruckheimer, conocido por su trabajo como productor ejecutivo de la franquicia CSI y Cold Case en televisión, y Top Gun, Armaggedon y la saga Piratas del Caribe en el cine.

“Soy muy afortunado de poder trabajar en Hightown y estamos recibiendo estos guiones que son ¡fantásticos! Es un placer cada semana cuando recibo un nuevo guión de la serie. ¡Estoy encantado! Ya acabamos por completo la primera temporada y ahora estoy recibiendo los guiones de la segunda. Soy realmente afortunado de tener guionistas tan buenos”, dijo Bruckheimer en una exclusiva entrevista a la que Culto tuvo acceso.

Bruckheimer se puede considerar un veterano de las producciones audiovisuales, y si de especialización se trata, el género policial es claramente lo suyo -con su mano tras las CSI-. Por ello, no es de extrañar que les ofrecieran esta nueva apuesta que combina drogas, homicidio, investigación y luchas internas de sus personajes. “Me sorprendió la escritura, el diálogo, los personajes, los temas. ¡Pensé que era realmente increíble!”, dijo sobre la propuesta.

-¿Qué diferencia a Hightown de otras series?

La voz de Rebecca Cutter: sus personajes, la profundidad que tienen, sus realidades y sus diálogos. Todos estos personajes son imperfectos e interesantes. Su guión te traslada a su mundo. (...) Esto tenía un sentido de verosimilitud. Me enamoré de los guiones de Rebecca y sus personajes. Le dije: ‘¡Tenemos que poner esto al aire! ¡Esto es demasiado bueno!’.

“El programa explora temas de adicción, recuperación y también la posibilidad de redención. Nuestros personajes principales están tratando de hacer lo correcto, pero sus adicciones se interponen en el camino. Realmente están al pie del cañón intentando resolver estos crímenes y detener el flujo de drogas hacia Cape Cod, pero sus propias luchas de interpone en su camino. Y, sin embargo, quieres que se sobrepongan. Estás constantemente alentándolos a que se levanten y resuelvan los problemas. Ves la fortaleza de su carácter y el hecho de que provienen de entornos muy difíciles”, explica Bruckheimer sobre la serie que tiene ya debutó su primer episodio.

-¿Qué te atrajo del personaje principal, Jackie Quinones?

-Ella es el motor que sigues durante el espectáculo, tanto ella como Ray Abruzzo (James Badge Dale). Estos dos personajes manejan la trama e impulsan todo. Jackie y Ray siguen cayendo en estos baches los apoyas para que salgan de ellos y continúen en su búsqueda para resolver el crimen y evitar una epidemia. Mientras que constantemente se distraen con sus propios problemas personales y demonios.

-Antes de comenzar a trabajar en Hightown ¿Era consciente de lo grave que es la epidemia de opioides y heroína en los Estados Unidos y alrededor del mundo?

-Solo por los informes de noticias, pero realmente no te toca hasta que lees un drama como este que te lleva a ese mundo y te muestra cuán devastador es este problema que tanto nuestro país como el mundo entero tiene. Es realmente triste, así que creo que este programa abrirá los ojos de muchas personas en todo el mundo a los problemas que pueden causar las drogas. Drogas y alcohol... o cualquier cosa que sea adictiva de manera negativa. Por eso que trabajo en estos programas, porque me encanta adentrarme estos mundos tan diferentes, como con CSI sumergirme en el mundo que ellos experimentan… lo forense y científico con lo que tienen que lidiar y como resuelven crímenes.

En tiempos en que el mundo enfrenta una pandemia de coronavirus, fue inevitable para el productor referirse a cómo se inserta la historia en este contexto. A lo que Bruckheimer respondió apelando a la entretención y la necesidad de distracciones.

“Mi trabajo se trata de entretener al público, y lo hacemos de muchas maneras diferentes. Somos muy afortunados de poder hacer esto. Nuestro equipo de televisión y nuestro equipo de largometrajes logran alejar a la gente de momentos como los que estamos viviendo hoy, donde tenemos esta guerra muy seria en nuestras manos, y les da una o dos horas para que puedan olvidarse de ella. Lo necesitamos desesperadamente en este momento. Hay mucho estrés y enfermedades en el mundo, y las personas que nos rodean están perdiendo sus vidas. Necesitas algo de ligereza o algo que puedas absorber que te distraiga de la lucha que el mundo librando. Y con lo que su propio mundo está luchando desafiado en este momento”, concluyó el productor.

Hightown estrena nuevos episodios cada domingo.

Comenta