Hija de Luis Alberto Spinetta: “Hay mucho material inédito de Invisible y Almendra próximo a editar”

spinetta

Luis Alberto Spinetta.

En conversación con el biógrafo Sergio Marchi, la hija y administradora del legado del "Flaco", Catarina Spinetta, detalló que existe material sin publicar de dos proyectos del músico trasandino. Lo primero en salir sería una grabación de Almendra que incluye una canción inédita. Además dio a conocer algunos detalles del proceso de rescate de Ya no mires atrás, el material póstumo publicado en enero.


Sea en cualquiera de los proyectos que mantuvo en vida, la voz del "Flaco", Luis Alberto Spinetta parece no acallarse. Ni siquiera con su muerte, en 2012. La mirada definitiva a su carrera propuesta en el documental Bios, de Nat Geo, presentó un adelanto de "Ya no mires atrás", una sesión inédita de poco más de media hora que el músico dejó entre las carpetas de un pequeño pendrive, la que se publicó el pasado 23 de enero.

"Metés el pendrive y te encontrás con material que ya está encarpetado - reveló Catarina, la hija que funge como una suerte de factótum de la obra del músico, en conversación con el programa Futuro Imperfecto, de Sergio Marchi-. Él no estaba tan pendiente de entregarnos todo pensando en algo así, pero si estaba ordenado de tal manera que podés decir 'che está esto' (...) No lo dejó en palabras, pero sí muy cerca nuestro".

Aunque las canciones estaban casi acabadas, de todas maneras requirieron algo de trabajo. "Las cinco primeras canciones estaban muy combinadas, tenían hasta un primer mix, no les faltaba mucha instrumentación", detalla Catarina. A diferencia de las dos restantes en que se requirió de arreglos adicionales por parte de la banda que trabajaba con el músico hacia el final de sus días (Claudio Cardona, Nerina Nicotra y Sergio Verdinelli), además de invitados como Juan Carlos "Mono" Fontona -a quien Spinetta llamó la "usina" de los teclados-, y los hijos Dante y Valentino.

Pero la arqueología sobre Spinetta parece ser un campo que aún no se agota -incluso Eminem lo sampleó en su nuevo disco Music to be murdered by-. Más bien, parece sumarse a la lógica de supervivencia propia de las leyendas de la música. Una era en que el repaso de los archivos es la norma. El juego de las reediciones ampliadas hasta la gula, remezclas que ofrecen alguna mirada distinta de los sonidos, y las remasterizaciones que prometen una actualización siempre a la zaga, recién está comenzando para el artista trasandino.

Al respecto, Catarina contó a Marchi que todavía queda algo en los valiosos registros inéditos. "Hay mucho material de buena calidad que se ha ido soltando en los años (...) de Almendra e Invisible".

"Son unas cintas. Lo próximo que saldrá es lo de Almendra -aseguró Catarina-. Es un material previo al álbum original. Ahí hay un tema, por lo menos, inédito de Almendra. Después hay otra versión de otro tema, totalmente distinta, entonces es mucha data eso, yo creo que va a ser lo próximo".

No está claro a cuál grabación se hace referencia. Posiblemente sean tomas de las primeras sesiones destinadas a grabar singles. Según Eduardo Berti, gran parte de las canciones incluidas en el disco debut homónimo de la agrupación, fueron compuestas entre 1967 y 1968. Entre las primeras, "Plegaria para un niño dormido", entre las últimas, la legendaria "Muchacha (ojos de papel)".

Aunque el grupo debutó en el verano de 1969 -mientras los Beatles se despedían en una azotea- ya tenía un sencillo circulando del que incluso, había una versión en la voz profunda de Leonardo Favio ("Tema de Pototo" / "El mundo entre las manos"). Tras una intensa preparación de ensayos diarios en la casa de los padres de Luis Alberto, el cuarteto entró a grabar a mediados de ese año en los estudios TNT, en Buenos Aires. Por entonces, llenaban teatros y hasta se las arreglaron para aparecer en la televisión. El rock nacional era un fenómeno en expansión.

"A lo largo de seis meses de intenso trabajo, de proposición total hacia lo que es nuestro, hemos comprendido que lo que en un momento puede llegar a trascender deja de ser exclusivamente propiedad del autor y se transforma en algo legítimamente de todos. Por eso, el 15 de enero de una fecha importante tanto para ustedes. Es la salida de nuestro primer long play. Es nuestra salida hacia ustedes", rezaba un texto distribuido como un volante a principios de 1970, anticipando la salida del disco. La magia ya hacía ruido.

La flor del durazno

Pero la experiencia de Almendra no duraría mucho más. Las diferencias creativas, el fracaso de una ópera rock y otros factores empujaron la disolución, no sin antes volcar el resto de su impulso en un disco doble (Almendra II). Luego, Spinetta subió el volumen de su amplificador en la furia eléctrica de Pescado Rabioso, un proyecto que tras tres discos, dio paso a otra banda en 1973, Invisible.

El grupo debutó al año siguiente con un primer LP homónimo en formato trío, pero alejado del sonido más hard rock en boga por entonces. Pulir el sonido era una necesidad, por ello Spinetta (voz, guitarra), Carlos "Machi" Rufino (bajo) y Héctor "Pomo" Lorenzo (batería) se encerraron en la sala a tocar. Luis aportó el bagaje de sus lecturas de Carl Gustav Jung y Richard Wilhem. El resultado fue Durazno Sangrando, uno de los discos más celebrados en la carrera del "Flaco".

"Algunas de las tesis más famosas de Jung, como la teoría de animus y ánima, aparecen en el libro y fueron recogidos por Spinetta para titular dos canciones del disco: 'En una lejana playa del animus' y 'Encadenado al ánima'", detalla Berti.

De este período data el otro fragmento inédito, según detalló Catarina. "Es una pieza de estudio de música, para músicos. Lo hace Invisible para la presentación de Durazno Sangrando", ocurrida el sábado 22 de noviembre de 1975 en el Coliseo de Capital Federal

Sin dar a conocer mayores detalles, de todas formas este material ofrece la posibilidad de conocer con mayor profundidad el trabajo del grupo. Sus métodos, la manera en que preparaban sus shows y encaraban su propio repertorio.

En ese sentido, estas piezas inéditas guardan cierta similitud con The Beatles Anthology (1995), el proyecto que ofreció una colección de grabaciones inéditas y tomas descartadas tomadas desde las cintas guardadas en el estudio Abbey Road. El aporte principal es que permitía al oyente más atento hacerse de una perspectiva sobre cómo los cuatro de Liverpool preparaban y pensaban su música. Si Ya no mires atrás, es la voz de la eternidad, la nueva revelación de Catarina apunta hacia otra dirección: la médula de la obra.

Comenta