KiKi Layne: “Si miras quién ganó en la historia de los Oscar, es inaceptable”

Charlize Theron y Kiki Layne .

La actriz habla con Culto sobre La vieja guardia, la película de acción que estrena mañana en Netflix junto a Charlize Theron, dirigida por una cineasta afroamericana y elenco multicultural.


Si la película Extraction (Misión de rescate) fue la respuesta de Netflix a la acción dura y bien coreografiada, su estreno de mañana responde esa premisa pero con un giro contundente que la convierte en material de debate actual: representación y diversidad frente y detrás de la pantalla, una conversación que ante las reiteradas elecciones de los premios más importantes de Hollywood se encausó a través de la campaña #OscarsSoWhite y que hoy, frente al movimiento del Black Lives Matter, vuelve a tomarse la agenda.

El despegue de KiKi Layne (28) como actriz ha sido a la luz de esos cuestionamientos a la industria, por lo que no elude el tema. “En los 92 años de los Oscar, si miras quién ganó y quién fue nominado, es inaceptable. Hay que tomar algunas medidas reales para cambiarlo. Esta industria necesita ser más representativa de la verdad del mundo que estamos viviendo”, dice al teléfono la intérprete, protagonista en 2018 de If Beale Street could talk, la adaptación de la novela homónima de James Baldwin que el director Barry Jenkins estrenó después de ganar el Oscar por Moonlight (Luz de luna). Un triunfo, por cierto, totalmente atípico dada la historia de la Academia.

En The old guard (La vieja guardia), la película que lanza mañana en Netflix, encarna a Nile, una marine que pasa de estar en plena guerra en Afganistán a unirse a un grupo de mercenarios inmortales liderados por Andy, interpretada por Charlize Theron. Además de la actriz sudafricana, el clan es integrado por el belga Matthias Schoenaerts, el holandés-tunecino Marwan Kenzari y el italiano Luca Marinelli. Todos dirigidos por la cineasta afroamericana Gina Prince-Bythewood, a cargo de la primera superproducción de su carrera, ya recibida con buenos comentarios por la crítica.

-¿Cómo cree que resuena hoy una película con una directora negra y un elenco multicultural?

-Es interesante porque siento que la película representa la verdad del mundo que vivimos. Hay una mezcla de preguntas. ¿Por qué no vemos más esto en las películas? Obviamente en el mundo en el que vivimos este tipo de diversidad existe, este tipo de increíbles mujeres guerreras existen, las directoras capaces existen. Y luego tenemos la pregunta: ¿por qué no vemos que eso se represente más en el cine y la televisión? Espero que esta película genere más representación.

La preparación de la actriz fue desde leer los cómics en los que se basa el filme, del autor Greg Rucka, a entrenarse para asumir un rol de fuerte exigencia física. En las grabaciones, parte de su atención estuvo en mirar a Theron, una estrella de acción consolidada. “Observaba cómo trabajaba y lo que traía al set todos los días. Mucho de lo que aprendí fue solo mirarla e interactuar con ella”, indica.

También parte del elenco de la secuela de Un príncipe de Nueva York que debutaría a fin de año y de The staggering girl, el corto del italiano Luca Guadagnino (Llámame por tu nombre) mostrado en el último Festival de Cannes, la actriz se declara “bendecida de trabajar con artistas tan grandes, frente y detrás de la cámara”. Pero también se rebela ante lo que la industria en general espera de una joven estrella afroamericana. “El tipo de roles e historias de Hollywood es muy limitado. No estoy aceptando esa pequeña caja”, afirma.

-¿Cree que estamos viviendo un momento clave para Hollywood en términos de representación?

-Hemos hablado y llamado a Hollywood por estar cansados de estar afuera en conversación, roles y posiciones. Definitivamente se deben hacer muchos progresos, pero estoy agradecida de haber crecido en una industria en este momento, donde muchas de estas voces que habían sido ignoradas durante tanto tiempo realmente están hablando y diciendo ‘no vamos a aceptar esto por más tiempo’. Además de tomar más el control por nuestras propias manos. Los servicios de streaming como Netflix realmente están creando muchas más oportunidades.

-¿Cuál cree que es la importancia de las películas y series en la lucha contra el racismo?

-Es importante. En el cine, la televisión y los medios en general, cómo las personas están siendo representadas o retratadas tiene un efecto directo sobre cómo nos ven en la vida real. Si creces y la única forma en que viste a los hombres negros en una película era como traficantes de drogas, una y otra vez, en la vida real cuando ves a hombres negros, ¿qué suposiciones son que las vas a tener sobre ellos? Lo que realmente aprecio de lo que está pasando ahora, en la lucha contra la brutalidad policial, es que diferentes organizaciones de la industria están planteando sobre ser responsables en cómo representar a los negros en Hollywood.

Comenta