Zoe Kravitz se despide de Alta Fidelidad en Instagram

La serie de Hulu fue cancelada tras su primera temporada, la que debutó el 14 de febrero de 2020. La ficción es una adaptación televisiva de la cinta homónima protagonizada por John Cusack.



Alta Fidelidad no seguirá adelante. Si bien este 2020 fue uno de los estrenos populares de Hulu, durante la jornada de este jueves se dio a conocer que la producción fue cancelada tras su primera temporada.

Protagonizada por Zoe Kravitz como Rob -la dueña de una tienda de vinilos que combina sus pasión por la música con sus relaciones amorosas- fue creada por Veronica West y Sarah Kucserka, quienes se basaron en la cinta homónima del 2000 estelarizada por John Cusack.

Si bien Kravitz expresó hace solo un par de meses que está abierta a la posibilidad de una segunda temporada, ya que considera que la serie “tiene mucho potencial”, finalmente no se concretará.

A propósito del anuncio oficial de Hulu, Kravitz publicó una fotografía del backstage de Alta Fidelidad junto a un mensaje de despedida:

“Quiero saludar a mi familia de #Alta Fidelidad. Gracias por todo el amor y el corazón que pusieron en este show. Estoy impresionada con el trabajo de todos ustedes. Y gracias a todos los que nos vieron, nos amaron y nos apoyaron”, publicó en Instagram.

En un comienzo, Alta Fidelidad comenzó a desarrollarse hace dos años a pedido de Disney. Sin embargo, tras el lanzamiento del servicio de streaming Disney+, fue cedida a Hulu, ya que se consideró que no apuntaba a un público familiar.

Estrenada el 14 de febrero de 2020, consta de 10 episodios que -inevitablemente- tenían como punto de comparación la película dirigida por Stephen Frears hace ya 20 años.

“A favor de la serie, varios argumentos. Se trata de una adaptación respetuosa, con una estructura y un ambiente ya probados, una banda sonora exquisitamente seleccionada y una protagonista que irradia magnetismo”, escribió Andrés Panes en su reseña para Culto.

“En contra de Alta Fidelidad, el extremo de uno de sus pros. Zoë Kravitz emana un carisma brutal que requiere suspender la incredulidad por un rato para convencerse de que Rob es una perdedora. Disfrutar la serie depende de si uno entra o no en esa suerte de talla interna”, agregó.

Comenta