Hugh Grant y el final de The Undoing: “Jonathan es un narcisista y eso nunca desaparece”

El británico Hugh Grant, protagonista de The Undoing, la serie de HBO

El protagonista de la serie de HBO se refirió al último capítulo del ciclo protagonizado por Nicole Kidman, en donde interpreta a un hombre que lucha por recuperar la confianza de su familia tras ser acusado de un asesinato. Asimismo, detalla cómo fueron las preparaciones para entrar en la mente del personaje.



Tú ya lo sabías. Ese es el título comercial en español para la novela You Should Have Known (2014) de Jean Hanff Korelitz, libro que inspiró a la directora Susane Bier y al productor David E. Kelley para desarrollar la reciente entrega de HBO: The Undoing.

La serie cuenta la historia de Grace Fraser (Nicole Kidman), una terapeuta exitosa que está a punto de publicar su primer libro y que aparenta tener una vida perfecta: su hijo Henry (Noah Jupe) asiste a una de las escuelas de élite más prestigiosas de Nueva York, mientras que su esposo Jonathan (Hugh Grant) es un oncólogo que se muestra como un hombre atento y querido por su entorno.

Pero todo ese paradigma de una familia ejemplar se derrumba inesperadamente cuando se enteran del asesinato de Elena Alves (Matilda de Angelis), una persona de su círculo social que mantenía una relación con Jonathan a escondidas. Al mismo tiempo, este último desaparece tras convertirse en el principal sospechoso de su muerte.

—Vemos a Grace dando asesoramiento y le dice a esa mujer al inicio: “Crees que amas a este hombre, pero sabes que no está a la altura y solo estás inventando el resto”; la ironía podría ser que aquello es exactamente lo que le está pasando a ella —dice Hugh Grant en una entrevista con Culto.

Pero a pesar de que el título y las primeras escenas son directas, la respuesta a quién es el asesino no fue tan explícita a lo largo de la serie, al menos, no para toda la audiencia.

El británico Hugh Grant, protagonista de The Undoing, la serie de HBO

Según cuenta el actor a Variety, cuando su esposa Anna Eberstein vio unas escenas anticipadas de The Undoing, le dijo que la pareja central de la historia debería volver a reunirse, debido a que todavía parecían enamorados. Pero al poco tiempo cambió de opinión, luego de enterarse en el capítulo final, titulado “La verdad sangrienta”, de que el personaje interpretado por su cónyuge es el culpable del crimen.

—Desde un punto de vista práctico, para que la serie funcione, tiene que ser lo más convincente posible cuando protesta por su inocencia y el amor de su familia. Así te preguntas qué siente realmente, aunque en mi opinión, el verdadero Jonathan es incapaz de admitir que mató a esa mujer —declara al medio estadounidense.

Si bien, Grace Fraser destaca como una psiquiatra especializada en el tratamiento de parejas, en un inicio no logra percibir los rasgos cambiantes y manipuladores de su marido, como así tampoco lo que ocurría afuera de su relación.

—Creo que lo interesante del papel, es que a pesar de todas las pruebas que me apuntan como el asesino y la certeza de que soy infiel y mentiroso, sin el asesinato ella todavía lo seguiría amando. Quiere que el matrimonio funcione —añade.

Transformación y engaño

Para adentrarse en un personaje caracterizado por su narcisismo y facilidad para encantar a otras personas, Grant asegura que intentó sumergirse en la mente de un sociópata y que trató de autoengañarse todo el tiempo respecto a la identidad del responsable del crimen, es decir, el mismo Jonathan Fraser.

Ordenó la información de los guiones en fragmentos acotados, para así cuestionarse el por qué de cada detalle y —a partir de su interpretación personal— desencadenar una sucesión de pensamientos que lo ayudaron a llenar los espacios en blanco que tenían los libretos.

—Armé la historia en un computador con decenas de páginas, una biografía desde su nacimiento hasta como se le ve al inicio. Así que conozco todos sus secretos —dice, para después agregar que también mantuvo reuniones con médicos en Nueva York y Gran Bretaña, para así entender sus rutinas y motivaciones, y encarnar de mejor manera al oncólogo Jonathan Fraser.

Junto con ello, se inspiró en las conversaciones que su madre tenía con el entorno que la rodeaba, en las que cambiaba su lenguaje corporal, comportamiento y forma de hablar en relación a lo que necesitaba obtener de cada persona en momentos específicos.

El británico Hugh Grant, protagonista de The Undoing, la serie de HBO

En términos prácticos para su papel, aquello se tradujo en que pudo pasar de adoptar una actitud amable y delicada con sus pacientes a después volver donde Grace como un hombre desesperado en busca de conseguir su perdón. Incluso, al principio logró mantener una imagen intacta frente al resto, a pesar de involucrarse románticamente con la madre de uno de los niños que atendía, quien a su vez, era compañero de colegio de su hijo Henry. Más tarde, ella misma murió a manos de Jonathan, tras amenazarla si su familia se enteraba de la relación que tenían.

—No creo que la violencia que muestra cuando asesina a Elena sea la primera vez que ocurre. Creo que ha habido otros casos en su vida en los que se ha callado —opina Grant y según sus interpretaciones, el atropello y posterior muerte de la hermana pequeña del personaje, también pudo ser un factor con el que se sintió conforme, al quedarse así como el único centro de atención en la casa de sus padres.

Pero The Undoing también muestra otras escenas de Jonathan Fraser como un hombre violento e irreconocible a la imagen que presentaba inicialmente, hasta el punto en que trató de culpar a su propio hijo de un asesinato y a secuestrarlo ante la desesperación de ser descubierto.

—Hubo otros momentos en los que pensé que sería una idea mostrar destellos de su verdadero tipo de violencia, pero si lo hubiéramos hecho, el peso de la evidencia sobre Jonathan sería demasiado pesado; habríamos matado al que lo hizo. Las pruebas circunstanciales ya eran tan grandes que una onza más de peso en ese lado de la balanza lo habría inclinado —comenta.

Incluso, en la última escena mencionada arranca con el joven por la carretera en dirección al norte del estado de Nueva York, poco tiempo antes de que los tribunales lo declararan como culpable del crimen. Mientras tanto Grace y su padre (Donald Sutherland) los seguían en un helicóptero, persecución que acabó cuando escuchó la voz de ella, quien le pidió que se detuviera.

—No creo que sea una noticia terrible para él cuando todos esos helicópteros aparezcan en el aire con las cámaras de televisión y todo eso. Jonathan es un narcisista y eso nunca desaparece, si va a salir, lo hará en un resplandor de gloria. Piensa que todo va a estar bien porque él es el gran Jonathan Fraser —añade.

Luego de ser arrestado por la policía, Grace se llevó a su hijo y no lo dejó mirar atrás para despedirse. Por su parte, el detenido tampoco pudo volver a observarlos.

—Ha sido una estrella de la escuela, de la universidad, de la facultad de medicina, de la investigación médica, salvó vidas. Será difícil para él ser solo la estrella de la prisión, como el personaje de Phoenix Buchanan que interpreté en Paddington 2 —sentencia Grant.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.