Emmanuel Carrère sin adversarios: el autor francés recibe el Premio Princesa de Asturias de las Letras

(Photo by JOEL SAGET / AFP)

El galardón es uno de los más relevantes de Europa y ha premiado la capacidad del también guionista de retratar la complejidad de la vida humana hasta en sus aristas más oscuras.



El adversario, De vidas ajenas, Limónov e incluso su último libro, Yoga: todos textos que retratan los más diversos costados de la condición humana, aquellos evidentes, pero también los que se camuflan y que terminan siendo igual de decisivos. Y, por supuesto, todas esas variantes de nuestra existencia adheridas a un escenario social y político, desde el cine (una de sus pasiones) hasta el gobierno de turno (en su caso, una elocuente fascinación por la insondable trama de la Unión Soviética).

De alguna forma -y para establecerlo de modo resumido- eso ha llevado al escritor, periodista y guionista Emmanuel Carrère ha adjudicarse uno de los galardones literarios más relevantes de Europa: el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2021.

“Ha construido una obra personalísima generadora de un nuevo espacio de expresión que borra las fronteras entre la realidad y la ficción”, ha justificado el jurado de la instancia al dar a conocer esta mañana el premio de manera virtual desde España.

A ello, los encargados han apuntado que los libros del galo, nacido en París en 1957, contribuyen al desenmascaramiento de la condición humana y diseccionan la realidad de manera implacable. “Carrère dibuja un retrato incisivo de la sociedad actual y ha ejercido una notable influencia en la literatura de nuestro tiempo, además de mostrar un fuerte compromiso con la escritura como vocación inseparable de la propia vida”.

Carrère en 1982 publicó su primera obra, Werner Herzog, una monografía sobre este realizador, y al año siguiente apareció su primera novela, L’amie du jaguar, nunca aparecida en español. Luego vinieron Bravura (1984) y El bigote (1986), adaptada al cine casi dos décadas después.

Pero quizás su salto mayor a la fama global vino con la espeluznante y brutal El adversario (2000), mezcla de periodismo y novela, y que retrataba un caso real, el de Jean-Claude Roman, un ciudadano francés que se inventa una vida exitosa y llena de logros profesionales, incluso ante su propia familia, pero que en rigor jamás tuvo: era una simple persona anónima con una vida plomiza. Cuando es descubierto, las consecuencias son sangrientas.

Otras de sus obras más sobresalientes -y de acentos más biográficos-, Una novela rusa (2007) y De vidas ajenas (2011), lo llevan por otras sensibilidades, como el duelo, la soledad o, en el caso del último, la desgracia de personajes que se entrecruzan, que por casualidades minúsculas ven cómo su destino se modifica sin retorno en un par de segundos, como sucedió con el tsunami de 2004 en el sudeste asiático.

Limónov de Emmanuel Carrère

Apasionado lector de ciencia ficción, Carrère es también autor de Limónov, El Reino, Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos. Un viaje en la mente de Philip K. Dick, Conviene tener un sitio a donde ir y Yoga, su lanzamiento más reciente, del año pasado y calificado una “lección de tinieblas”, una novela “magistral”, “luminosa” y “de sinceridad desarmante”.

En su trinchera cinematográfica, ha sido miembro del jurado internacional del Festival de Cannes (2010) y del jurado del Cinéfondation, así como de la sección de cortos de Cannes (2012). En 2015 fue miembro del jurado del Festival Internacional de Cine de Venecia.

El Premio Princesa de Asturias de las Letras 2021 está dotado con una escultura de Joan Miró –símbolo representativo del galardón−, un diploma, una insignia y la cantidad en metálico de 50 mil euros.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.