Belén de Sárraga: la vida de la precursora del feminismo en Chile

La española Belén de Sárraga.

El libro Belén de Sárraga. Crónica de un torbellino libertario por América Latina, de autoría de la historiadora Julia Antivilo, será presentado este 9 de septiembre a las 18.00 horas vía online. La ibérica participó en el despliegue del feminismo en nuestro país de manera relevante, tanto así que se formaron unos centros con su nombre y publicó en la prensa nacional.



La vida de la española Belén de Sárraga (1874-1951) da casi para una serie o una película. Nacida en Valladolid, en la Madre Patria cursó y se tituló de medicina, carrera que para fines del XIX recién se les abría a las mujeres (de hecho, en Chile, Eloísa Díaz se recibió en 1887, siendo la primera médico chilena y latinoamericana). Su época, que transitaba de un siglo a otro la movió para ser alguien particularmente activa.

En una época en que las ideas críticas del capitalismo se estaban multiplicando, y que incluso la misma Iglesia Católica debió salir al debate con la encíclica Rerum novarum, del Papa León XIII, en 1891, De Sárraga bebió de las ideas de Pierre-Joseph Proudhon, Mikhail Bakunin y Piotr Kropotkin. Desde una verja más radical, dichos autores cuestionaban el orden social imperante.

De este modo, la española hacía hincapié en la parte más anticlerical. Por eso, desplegó toda una acción al respecto. Fundó en la ciudad de Valencia la Federación de Grupos Femeninos, en 1895. Luego, en 1896 fundó en Barcelona la Asociación de Mujeres Librepensadoras.

Además, fue una decidida activista por la independencia de Cuba, en 1896 fue arrestada durante una manifestación independentista. Su actuar no estaba tan a destiempo, puesto que solo dos años más tarde España se enfrentaría en una guerra con Estados Unidos, que terminó desembocando en la independencia de la isla.

Por estos días, un libro escrito por la historiadora nacional Julia Antivilo rescata su figura. Belén de Sárraga. Crónica de un torbellino libertario por América Latina, debido a que la española desplegó una importante actividad propagandística en esta parte del globo. Tanto fue así que terminó por nacionalizarse mexicana.

“A Belén de Sárraga la invitan a Chile los radicales, en relación con algunas logias masónicas, porque ella también lo era -dice Antivilo a Culto-. Al ver su verbo libertario que movía masas de uno y otro lado entre liberales, radicales, socialistas, anarquistas, vinculados también al movimiento obrero, su presencia polariza causa revuelo por supuesto entre los conservadores. Son verdaderas luchas campales que se arman en sus conferencias y empieza a generar esta conmoción social y cultural”.

Por eso, fue invitada por Luis Emilio Recabarren a recorrer la pampa salitrera. “Ahí empieza un viaje largo y en todos los lugares sucede lo mismo: la conmoción, el choque con las comunidades más conservadoras, no solo hay peleas con los distintos grupos ideológicos, sino que hay boicot dentro de las conferencias, le cierran los teatros donde ella iría a dar conferencias y se producen incluso enfrentamiento físicos fuera de los teatros”, agrega Antivilo.

En nuestro país, además, De Sárraga publicó algunos artículos en la prensa nacional, como en La Razón e incluso El Mercurio de Valparaíso la entrevistó. Pero su labor dejó huellas como una de las precursoras del feminismo nacional. Por su influencia, se formaron unos centros feministas que llevaban su nombre.

”Los centros Belén de Sárraga que se forman con la venida de ella en 1913, son el hito para hablar del movimiento de mujeres feminista en Chile, arraigado en la pampa salitrera -señala Antivilo-. Mi interés por este personaje como por otros como el de Teresa Flores, esposa de Luis Emilio Recabarren y otras feministas obreras fueron hilando esta historia que tiene a otros personajes feministas en otros países y que me hicieron ir a investigar a Uruguay, Argentina y México donde estoy viviendo hace ya muchos años”.

Antivilo tiene claro el rol de la ibérica como temprana precursora del feminismo en nuestro país. “Sin este camino cimentado por todas ellas y el de las organizaciones de mujeres de obreras en resistencia de finales del siglo XIX, todo el movimiento feminista actual sería imposible -apunta-. Claro que existen otros antecedentes más actuales, como el de la segunda ola en los 60-70 y el feminismo de los 80 y 90 con todo el movimiento latinoamericano. Creo que ha pasado mucha agua bajo el puente de esta larga historia de los feminismos, pero todo ha sido abonado, no es que este movimiento haya salido de la nada hoy en día, no es de generación espontánea y en esa historia se conoce poco a Belén de Sárraga”.

Publicado por Editorial Escaparate, el volumen tendrá su lanzamiento este 9 de septiembre a las 18.00 horas, en una mesa de conversación online donde participará Julia Antivilo además de las historiadoras Claudia Montero, académica de la Universidad de Valparaíso, y Alejandra Araya, directora del Archivo Central Andrés Bello. Se podrá seguir en la cuenta de Facebook Live del Archivo Central Andrés Bello, Sala Museo Gabriela Mistral y de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones de la Universidad de Chile.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.