La Red invierte US$ 15 millones en nuevo centro de operaciones en Macul

<P>En el complejo, al que se trasladarán en la segunda parte de 2013, la firma se alistará para la TV digital y desarrollará un nuevo estilo con énfasis en la producción local.</P>




En enero el canal de televisión La Red, el quinto operador de la industria, controlado por el empresario mexicano Angel González, comenzará una nueva etapa. Tras años de búsqueda de un sitio para construir sus propios estudios y dejar las oficinas de Avenida Manquehue, que arrienda a Chilefilms, comenzará a instalarse en la que será su sede definitiva.

La ubicación escogida fue un paño de 20 mil metros cuadrados en avenida Macul, casi al llegar a Quilín, que pertenecía a Laboratorio Roche. Allí el canal ya cuenta con un edificio de oficinas -de unos 8.000 metros cuadrados- y con mucho espacio para crecer, dice su director ejecutivo, Javier Urrutia. El sitio adquirido en Ciudad Empresarial fue descartado tras el terremoto. Otra opción eran los terrenos en venta de CHV, proceso en el que compitieron sin éxito (ver recuadro). La estación planea estar operando en Macul en el segundo semestre de 2013. Para ello, reacondicionarán oficinas y construirán estudios. Uno o dos, pero de gran tamaño, adelanta.

Desde su creación, en 1991, La Red ha funcionado en un edificio de 2.000 metros cuadrados en Las Condes. Allí posee dos estudios de televisión que suman unos 800 metros cuadrados y, desde hace un tiempo, alquila otro adicional a Chilefilms. En total, son unos 1.000 metros cuadrados de sets que ya le están quedando chicos.

La necesidad de instalaciones más grandes se explica, en gran medida, por la estrategia que desarrolla la estación desde el arribo de Urrutia, en septiembre de 2010, con énfasis en la producción local por sobre la programación envasada. Por eso, los futuros estudios deberán ser, al menos, 30% más amplios que los que hoy ocupa.

El canal destinará US$ 15 millones a este plan. Eso incluye la compra del terreno, la remodelación del edificio, la construcción de estudios y la puesta al día para cuando empiece a operar la televisión digital. "Invertir en tecnología para la televisión digital y de alta definición en un edificio que no es nuestro planteaba seguir arrendándolo por los próximos 20 años. La instalación del nuevo control master y la construcción del cableado implicó la decisión de decir: 'Nos quedamos o nos vamos'. Queremos proyectar las necesidades del canal para los próximos 10 o 15 años", sostiene Urrutia.

Y la meta no es alcanzar el tamaño de las grandes televisoras locales, sino ser rentables. Hoy La Red es la quinta operadora del mercado, con un rating promedio de enero a octubre de 2,4 puntos, por debajo de Mega (6,6), Chilevisión (7,2), TVN (7,6) y Canal 13 (8,9). "Jamás hemos soñado en facturar como Canal 13 o TVN. En 2011 promediamos 2,1 puntos. Nuestro negocio no es hacer lo que hacen los demás; es un camino propio, muy consciente de nuestros costos y nuestra realidad, pero muy afinado respecto de lo que las audiencias y los clientes quieren", explica. Agrega que La Red hoy opera a menor costo y marginando más que algunos de sus competidores.

Los números

Hasta ahora, la ecuación da resultados. En 2011, el canal logró revertir seis años de números rojos, cerrando con utilidades superiores a los $ 1.000 millones. "Nuestra realidad es de mayor facturación, crecimiento todos los meses en rating y de un destino mejor que el pasado", comenta este abogado, quien también fue director ejecutivo de Chilevisión, presidente ejecutivo de RTS de Ecuador y gerente general de Frecuencia Latina en Perú.

Este año espera cerrar de nuevo en azul, aunque un par de factores afectarán la última línea: los mayores costos derivados del proceso de negociación colectiva y la fuerte competencia en la industria. "Los nuevos operadores entraron de manera muy agresiva con ofertas muy altas. Entonces, han subido los costos, por ejemplo, para retener talentos", afirma.

Agrega que definieron el nuevo enfoque de La Red tras haber analizado lo que buscan los televidentes. Una de las principales conclusiones del departamento de estudios fue que hay una mayor demanda por producción nacional. Así, establecieron tres ejes, apostando por los programas de conversación. En primer lugar, está la franja que va entre las 22.30 y las 02.00, donde emiten Mentiras verdaderas y Así somos. En ese horario, en octubre marcaron en promedio 5,1 puntos de rating en hogares, más del doble que en el mismo mes del año pasado.

Otra arista es el bloque de las 08.00 a las 14.00 horas, donde también exhiben mejoras, con Mujeres primero, Mañaneros e Intrusos. La tercera apuesta es el área de prensa, que fue reabierta y será repotenciada. "Queremos abrir un noticiario adicional, probablemente en la tarde", señala.

Urrutia duda que tras la puesta en marcha de la televisión digital entren nuevos actores. "No conozco otro mercado de 17 millones de personas y US$ 500 millones (de inversión publicitaria al año) que tenga ocho canales de televisión abierta. La torta no va a crecer porque lleguen más comensales a la mesa. Esto se volvió un negocio de operadores grandes en Chile", cree.

Agrega que La Red tampoco cambiará de manos. "Conozco al accionista hace ocho años y nunca lo he visto vender un medio de comunicación". A través de Albavisión, Angel González posee unos 35 canales en Latinoamérica.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.