Gobierno detalla plan que permitirá a la Región del Maule ser la primera en tener cobertura 100% de fibra óptica

El proyecto es liderado por el Gobierno Regional, la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones y el equipo del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la Secretaria de Telecomunicaciones.

Anexar a la zona el cable submarino de la red, llegar a las comunas rezagadas de la iniciativa nacional de conectividad y establecer 420 puntos de conexión a internet en zonas rurales. Los proyectos son impulsados por el Gobierno Regional del Maule y la Subsecretaría de Telecomunicaciones. La licitación de las empresas de telecomunicaciones interesadas comienza este 2021 y deberán ejecutarse en tres años.


“A mis hijos y mis nietos les va a servir mucho, acá tenemos varias dificultades porque la conexión es muy mala. Esto será un beneficio para las casas del sector, doy las gracias”, relata José Valenzuela, agricultor de la comunidad de Sarmiento. Al igual que miles de otros vecinos de la Región del Maule, Valenzuela podrá tener a partir del 2022 acceso a un internet estable gracias al proyecto liderado por el Gobierno Regional, la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones y el equipo del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la Secretaria de Telecomunicaciones.

Esta iniciativa pretende instalar fibra óptica en todo el territorio regional, posicionando a Maule como la primera región en el país con cobertura total de acceso estable a internet. “Esta es una excelente noticia para el desarrollo del Maule”, manifestó el intendente del Maule, Juan Eduardo Prieto, y agregó que “sobre todo en estos momentos, donde la pandemia dejó en evidencia el gran problema de conectividad que tenemos”.

Si bien en 2019 el gobierno lanzó el plan de Fibra Óptica Nacional (FON), este solo cubre a 186 de las 346 comunas del país. Este plan implicó dividir al país en macrozonas; la Región del Maule se incluyó junto a la Región de O’Higgins dentro de la Macrozona Sur, la cual recibió 6.800 millones de pesos para este realizar proyecto desde la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel). No obstante, la cobertura del FON solo alcanza a 21 de las 30 comunas de la región maulina.

La necesidad de contar con un servicio de calidad a la red se ha hecho patente en los últimos años en la región. “Contamos con una brecha digital del 78%, es decir, el internet de alta velocidad llega a las ciudades y solo en menor medida a las zonas rurales”, explica el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Carlos Palacios.

Por ese motivo, el Gobierno Regional del Maule destinará 9.700 millones de pesos a tres proyectos que permitirán posicionar a la región como líder nacional de conectividad. Actualmente, se está elaborando un convenio entre la Subtel y el Gobierno Regional para realizar el traspaso de los fondos y así poder comenzar el concurso público de licitación a las empresas de telecomunicaciones interesadas. Para fines de año la licitación ya estará realizada y la empresa seleccionada tendrá tres años para ejecutar los proyectos, con el compromiso de comenzar a entregar el servicio de internet a partir del 2022.

Las iniciativas para mejorar la conectividad

El primero de los proyectos pretende suplir el déficit de conectividad de esas siete comunas excluidas del plan nacional FON. Así, se creará una red troncal de 252 kilómetros de fibra óptica. La segunda iniciativa es anexar a la región al cable submarino de fibra óptica que recorre toda nuestra costa a través del icónico Ramal Talca-Constitución. Esto permitirá también entregar wifi gratuito en las estaciones de dicho tren.

El tercer proyecto entregará un servicio fijo de internet en 420 puntos de la región, ubicados en zonas rurales. Así, se instalarán cables de fibra óptica en estas localidades, a través de las copas de agua potables (APR) y en las Postas Rurales. Aproximadamente, se reúnen 300 familias en torno a cada punto, los cuales se distribuirán: 124 en la Provincia de Talca, 104 en la Provincia de Curicó, 157 en la Provincia de Linares y 35 en la Provincia de Cauquenes.

“Lo que se va a instalar son cables de fibras ópticas, que son como carreteras digitales” explica el exsubsecretario de Telecomunicaciones Pedro Huilachaf. Entonces “la (empresa) que gane la construcción y mantención de esa fibra prestará el servicio de internet que será vendido a sus usuarios finales”.

Así, la firma de telecomunicaciones que gane la licitación de este proyecto podrá también ofrecer servicios de acceso a internet a menores precios, incluso en las zonas menos rentables como localidades rurales. “Se podrán reducir hasta en un 50% los precios, ya que la conectividad por fibra óptica es más económica que por vía satelital”, explica el seremi Palacios.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.