Luis Valenzuela, alcalde de Tiltil: “El paro de camioneros tiene a 6.000 personas sin agua para algo tan simple como bañarse o cocinar”

Luis Valenzuela Cruzat, alcalde de Tiltil

Debido a la sequía, el jefe comunal cuenta que más del 30% de la población local obtiene el agua de camiones aljibes que viajan desde Calera, pero el paro ha puesto en peligro el abastecimiento. De la continuidad del servicio, incluso, depende el normal funcionamiento del Cesfam que existe en esa zona.


Mediante un mensaje en sus redes sociales, el alcalde de Tiltil, Luis Valenzuela Cruzat, hizo ver su preocupación frente al paro de camioneros y la manera en que estas manifestaciones han afectado la entrega de agua en camiones aljibes para vecinos del sector de Huertos Familiares, lo que ha provocado la falta de agua en los acuíferos Chacabuco-Polpaico que abastecen a la comunidad.

“¡¡Sigue la misma situación. Nuevamente paro de camioneros coloca en riesgo la distribución de agua para miles de vecinos(as) que se abastecen con camiones aljibes, no dejan pasar los camiones de agua!!”, escribió Valenzuela en su cuenta de Twitter esta mañana. Y luego añadió: “El reparto del agua se ha visto afectado por el #parodecamioneros, dejando a miles de familias de nuestra comuna sin el recurso vital. Hacemos un llamado a no impedir el paso de los camiones aljibes”.

Los Huertos Familiares es un plan que el alcalde tuvo que idear junto al delegado presidencial provincial de Chacabuco, Giordano Delpin, para combatir la sequía que se ha asentado en la comuna. Y por esta razón, las autoridades gestionaron durante la primera semana de noviembre el apoyo de camiones aljibes para las personas que viven en ese sector y que equivalen al 32% de las 19.312 personas de la comuna. Sin embargo, a cinco días del comienzo de las manifestaciones, el plan se ha visto truncado debido a los cortes en la Ruta 5 Norte y el bloqueo del transporte pesado desde Calera (Región de Valparaíso) hacia Tiltil, lo que ha atentado contra la distribución de agua y el normal desarrollo de los servicios básicos de la comunidad.

“Cuando comenzó el paro no hubo problema, hasta el miércoles en la tarde, cuando en Calera detuvieron los camiones (aljibes) y no los dejaron pasar”, cuenta Valenzuela.

¿Cuál es la situación actual en su comuna?

Hace dos semanas, los pozos de agua de la cooperativa de Huertos Familares se derrumbaron. Esto quiere decir que el caudal de agua se redujo de forma drástica y esto no permitía satisfacer las necesidades básicas de los vecinos del sector de Huertos y Los Lingues. Esto provocó que como municipio comenzáramos cortes programados de agua que no fueron suficientes, porque a eso del mediodía la comuna ya quedaba sin agua. Con el fin de enfrentar esta situación, hicimos una gestión con la Delegación Presidencial y el Ministerio del Interior para que se abasteciera de manera urgente el agua a través de camiones aljibes que son traídos a Tiltil desde Calera.

¿Cuántos litros de agua entregan estos camiones?

En promedio, son cerca de 200 mil litros de agua solo para esta cooperativa, que abastece a cerca de seis mil personas con agua solo para su consumo personal, y que de esta forma puedan satisfacer sus necesidades básicas de higiene, lavado, entre otros.

¿Cómo afectó el paro de camioneros el abastecimiento de agua en la zona?

Generó un conflicto en la coordinación diaria del traslado de agua hacia Tiltil, lo que significó que los camiones no llegaran a primera hora de la mañana, sino que cerca del mediodía, lo que provocó un estado de alerta en la comuna porque las copas de agua solo contaban con 90 centímetros cúbicos, lo que daba una estimación de abastecimiento de aproximadamente una hora para seis mil personas, provocando, además, un adelanto de tres horas en el corte de agua.

¿Y cómo fue el abastecimiento de agua este jueves?

Fue la misma, solo que el jueves los camiones llegaron alrededor de las 10 horas hacia la cooperativa. Pero tampoco sabíamos qué iba a pasar durante el día. Si se mantiene la movilización o la detención de los camiones en ruta esto provocará que llegue menos agua, volviendo a poner en riesgo el consumo para las comunidades.

¿Cuál es la afectación directa que están sufriendo los vecinos de la comuna?

Esto produce inmediatamente riesgo de la continuidad de los servicios básicos como salud y educación de diferentes centros, tanto públicos como privados. En Huertos Familiares tenemos el Cesfam y la urgencia rural, que en más de una ocasión se ha visto afectada por los cortes de agua y la continuidad del servicio. Lo mismo ocurre con los colegios. Pero además provoca un problema de estrés en las comunidades y familias al no tener agua para su uso diario, para algo tan simple como tirar la cadena del baño, ducharse, lavar ropa o cocinar. Además de impactar al comercio local, como restaurantes y hospedajes que prestan servicios a distintos usuarios.

Es una situación muy grave…

Esto genera hoy distintos tipos de estrés, porque el paro de camioneros hoy tiene una afectación directa en nosotros por el tema del agua, pero también genera un conflicto interno en el municipio, porque los funcionarios llegan atrasados por los cortes en la carretera en el sector de Quilicura.

¿Han tenido que cerrar servicios por la falta de agua?

El miércoles no, pero estuvimos a punto. Las copas de agua se encontraban al límite y fue una decisión que estuvimos monitoreando hasta el último segundo. Como el corte de agua se produjo en la tarde, esto no afectó a los colegios que ya estaban sin atención. En cuanto a servicios de salud, sólo estaba atendiendo la urgencia rural, que por suerte cuenta con sus propias copas de agua. Pero el corte de agua es una situación que monitoreamos día a día, pues no solo es el agua que traen los camiones, sino que también depende del agua que producen los pozos, que cada día es menor.

Pero la escasez de agua no se debe solo al paro de camioneros...

No es solo una situación del paro de camioneros, sino que es una situación que hoy nos toca vivir y estamos recién iniciando el verano. Cada día hay menos agua en el acuífero de Chacabuco, por lo que es una preocupación constante que tenemos como administración. Lamento mucho que con este paro se ponga en riesgo lo que yo considero un derecho universal de acceso (al agua) de las comunidades.

¿Cuál es la solución, a su juicio?

Creo que para superar esta crisis económica es tarea y deber de todos, en todos los sectores, avanzar, comenzar a producir, comenzar a trabajar. Esta situación se va agravando justamente por la sensación de impunidad o de abandono que sienten los vecinos de la comuna. Somos una zona de sacrificio donde tenemos que soportar las cargas ambientales y hoy, más encima, el problema de la falta de agua. Estamos agradecidos del gobierno con este apoyo de camiones para satisfacer las necesidades de la comunidad, pero hoy se ve amenazado este logro producto de agendas propias, como es el caso de los camioneros.

¿Han sostenido reuniones con miembros del gobierno para hacer frente a este escenario?

Nos hemos puesto en contacto a través de la Delegación Presidencial advirtiendo de estas situaciones que tienen una afectación directa de los vecinos. Nuestra preocupación hoy es el agua, porque más de seis mil personas están en riesgo, no solo en Huertos Familiares y Los Lingues, sino que, además, los camiones aljibes abastecen a localidades como Rungue, Montenegro, Espinalillo, Capilla de Caleu, entre otros sectores pequeños. Es un problema grande, porque todo el abastecimiento viene de la Quinta Región.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.