A Niemann se le esconde el sol en el cierre del US Open

Niemann durante su participación en el US. Open. (Sean M. Haffey/Getty Images/AFP)

+2 en la última ronda del major para el chileno, quien no estuvo cómodo durante toda la jornada. Terminó en la posición T31 en el torneo que se disputó en Torrey Pines.


Se acaba la acción en Torrey Pines para Joaquín Niemann. Un US Open que le trajo problemas y le hizo pasar rabias, pero donde igual logró meterse arriba. El cierre no fue el mejor y eso lo deja molesto. Marcó dos golpes sobre el par en el domingo, firmando su segunda peor ronda en todo el certamen. Quedó T31 en el tercer major del año.

Un torneo donde el juego del chileno entre el tee y el green fue derechamente espectacular. Lo mejor de Joaco durante estos días se vio ahí. Una claridad que hace que los problemas que tuvo desde el putt duelan mucho. No estuvo fino en los cierres y es que la cancha de San Diego se fue poniendo muy saltarina con el paso de las jornadas, complicando mucho el control de los golfistas.

Hoy nuevamente la jornada comenzó con problemas, volviendo a pasar malos ratos en el hoyo uno. Allí metió bogey el jueves y el sábado. En esta cuarta ronda finalizó la bandera con un doble bogey. Dos golpes que complicaban la meta del talagantino de alcanzar su mejor rendimiento en un major. Una sensación que se replicaría cuando en la bandera dos desaprovechó un birdie con un putt que estaba a 25 centímetros. Se tomó la cabeza cuando falló y dejó claro que él también sabía lo costoso de ese error.

El primer descuento llegó en la bandera nueve, cuando Joaco logró vencer a un Torrey Pines que comenzaba a recibir un fuerte viento costero en esas horas de la tarde. Un birdie que ilusionaba, pero que no fue más que eso. Siguió sin poder recortar golpes durante un largo tramo y no se le veía cómodo. Las cámaras del torneo evidenciaron su malestar desde el tee del 11, cuando su drive cayó en el búnker. “Nooo, abre huevón”, lanzó mientras veía el recorrido de su golpe de salida.

De ahí vendría el castigo más doloroso del día. En el 15, el segundo hoyo más complicado del campo, metió un bogey que lo dejó con +4 y prácticamente sin opciones de igualar el T23 que hizo en este torneo en 2020. Su primer golpe terminó en el rough y desaprovechó un putt que estaba a medio metro del hoyo. Algo similar a lo ocurrido en el 17, cuando nuevamente el putt lo castigó y le dio otro bogey para su cuenta.

Como ya se hizo costumbre, aprovechó la facilidad del hoyo 18 y volvió a embocar un birdie, al igual que el viernes y el sábado. Un premio de consuelo para un día donde pasó más rabias que alegrías.

Joaco cierra el día con +2, quedando dos golpes sobre el par en la general. Los números no lo convencen, porque sabe que podía hacer mucho más. Pero Torrey Pines es obstinado. Hoy, entre la bruma, Niemann fue una de sus victimas. De todas formas el chileno se despide como el mejor latino del major, una marca a la que está acostumbrado, pero que no deja de ser importante. Se despide del US Open dolorido, pero con ánimos de revancha. Una que de seguro tendrá más temprano que tarde.

Más tarde, Joaco analizó su participación: “venía con la ilusión de jugar bien, de cerrar bien la semana y fue difícil terminar así, me dolió un poco. No pude meter ni un putter para birdie, pero me sentí jugando increíble y voy a tratar de tomar eso para las próximas semanas”, comentó Joaquín a John Sutcliffe de ESPN.

Para el chileno este major le deja muchos aprendizajes, pero también la tranquilidad de que tiene nivel para soñar con todo. “Entendí que hay que ser muy paciente y me di cuenta que estoy muy cerca. Hay muchos palos que regalé durante los cuatro días y aún así estoy a ocho golpes del líder. Eso me hace sentir que estoy muy cerca, que estoy jugando bien. Cuando tenga mi semana puedo estar peleando el torneo”, confesó visiblemente confiado.

Sus problemas en el green fue otro de los tópicos que abordó detenidamente, “es muy difícil pegar bien en estos greens. Te quita mucha confianza y por eso traté de mantenerme positivo, para que no se me vaya esa confianza que tenía con el putter y tratar de olvidar lo más rápido posible esta semana”, analizó.

Joaco también confirmó que estará presente en el Travelers Championship la próxima semana y que después será parte del Rocket Mortgage Classic que se disputa en Detroit.

La tarjeta de Niemann:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.