El gol fantasma no se extingue: un repaso por recordadas anotaciones que no fueron cobradas

El último fue el tanto de Eduardo Vilches por San Marcos de Arica, quien con un brillante remate batió la portería del Morning pero los jueces no vieron al balón ingresar.




Cuando parecía que la aplicación del VAR había esfumado los goles fantasmas que tanta polémica han provocado en la historia del fútbol, el 2020 vuelve a sorprender y a demostrar que estos errores están lejos de extinguirse. Aunque haya VAR o no, los errores humanos continúan siendo preponderantes en el resultado final de un encuentro. Pasó esta semana en la Primera B de Chile, pero también ocurrió en el regreso de la Premier League. Aquí, un repaso por los tantos más recordados que no fueron cobrados y también por otros ilegítimos que beneficiaron a sus villanos.

El golazo ahogado de San Marcos

Es el último gol fantasma. Esta semana el jugador Eduardo Vilches de San Marcos de Arica pateó de manera exquisita un tiro libre (7′) frente a Santiago Morning. El balón dio en el travesaño y luego entró al arco, pero la terna arbitral volaba bajo y no cobró el tanto. En su defensa, no hay VAR en la Primera B. A pesar de la injusticia, la visita logró imponerse gracias al agónico tanto de Nahuel Donadell (90+4′).


La Premier también volvió con polémica

En el regreso de la Primera División inglesa se vio otro tanto cuyo grito fue apagado por la mala visión de los jueces. Se trata del duelo entre Aston Villa y Sheffield United, donde la visita anotó de tiro libre, pero la sobrepoblación de jugadores en el área permitió que el arquero lograra engañar a los árbitros, que sí contaban con VAR pero no revisaron la jugada. “Las siete cámaras cercanas estaban tapadas por el arquero, el defensor y el poste”, declararon los encargados del videoarbitraje.


La otra chilena de Cristiano

Mucho antes del tanto de chilena por el Real Madrid que le valió la ovación del Juventus Stadium y la admiración del mundo del fútbol, Cristiano Ronaldo ya había anotado un gol de características similares en 2006. Fue en duelo entre Portugal y Azerbaiyán, donde el luso acomodó el balón en el área y remató de manera brillante tras una contorsión espectacular, pero los jueces no se convencieron de que el balón haya entrado al arco y el partido siguió su curso.


Una vergüenza en Sudáfrica

El 4-1 de Alemania sobre Inglaterra en los octavos de final del Mundial 2010 pareciera reflejar que los teutones pasaron por encima del Equipo de la Rosa, pero hubo un momento bisagra que condicionó el encuentro. Cuando los germanos estaban 2-1 arriba, el inglés Frank Lampard marcó un golazo que no fue cobrado. El balón ingresó totalmente pero no alcanzó a convencer al juez uruguayo Larrionda. Estas mismas selecciones protagonizaron en 1966 una de las mayores polémicas de los mundiales, donde los ingleses fueron beneficiados en la final con el cobro de un gol ilegitimo, que recién en 1995 los ingleses admitieron como tal luego de un estudio de la Universidad de Oxford.


Míchel no pudo celebrar su golazo en México 86

España y Brasil se enfrentaron en la fase grupal del Mundial de México 1986. El Scratch se impuso por 0-1 con un tanto de Sócrates (62′). Sin embargo, con una visión plena y atenta de los jueces la historia hubiera sido otra. Tras un saque de esquina, Míchel, jugador del Real Madrid, acomodó el balón y lo colocó en el ángulo con un potente remate. El balón dio en el travesaño, traspasó la línea y luego salió por fuera del marco. La situación confundió a los jueces, que no cobraron nada. Pudo ser el principio del fin para las amarguras de España en las citas planetarias.


El reflejo de Buffon para sacarla del arco

El partido entre Milan y Juventus de 2012 estuvo marcado por el gol fantasma de Muntary, quien batió al legendario Gianluigi Buffon. Sin embargo, el portero italiano tuvo una rápida reacción para expulsar el balón desde dentro del arco y engañar así a los árbitros. El tanto no fue cobrado y el partido terminó empatado 1-1.


La humillación de Flamengo ante la U pudo ser peor

Universidad de Chile consiguió un resultado histórico en Río de Janeiro en la Copa Sudamericana 2011. El equipo de Sampaoli goleó por 0-4 al elenco de Ronaldinho con tantos de Rojas (14′), Vargas (42′ y 43′) y Lorenzetti (72′). Pero el juez impidió la manita, ya que en los 62′ no cobró un claro tanto de penal de Matías Rodríguez el que arquero sacó desde adentro.


Los goles prohibidos: Maradona, Henry y Chavarría

Tal como existen goles que no pudieron ser celebrados por una mala decisión arbitral, también hay cientos de tantos ilegítimos que fueron cobrados como válidos. El caso más emblemático es el de Diego Maradona sobre Inglaterra en México 1986. El Diez marcó con la mano pero el único que advirtió la situación fue el arquero inglés. Minutos después el argentino, destinado a ser un villano tras el partido, equilibró la historia a su favor con el mejor gol de todos los mundiales.


El descaro de Henry

El repechaje para el Mundial de Sudáfrica 2010 entre Francia e Irlanda fue marcado por el tanto fraudulento de Thierry Henry. El subcampeón mundial fue sometido por su rival, que lo llevó a la prórroga. Ahí ocurrió el momento de la vergüenza. En los 103′, Henry acomodó el balón con la mano para realizar el centro que terminaría en el 1-1 que le dio la clasificación al equipo galo.


La picardía de Chiqui Chavarría

El exdefensor Luis Chavarría fue uno de los jugadores más rústicos del fútbol chileno en los años 90. El mayor recuerdo que dejó en la Selección fue un patadón sobre Enzo Francescoli en las Eliminatorias para Francia 1998. “Gracias a dios salió lesionado”, confesó en televisión. Dos años después volvió a copar los medios con otra acción: un gol fantasma. En el duelo entre Deportes Concepción y Deportes Temuco, el jugador lila pateó al arco y la pelota entró por un hueco de la malla. El tanto fue cobrado y celebrado por el equipo, ya que le dio la victoria sobre un rival que luego terminaría perdiendo la categoría.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.