El misterio Pérez

El caraqueño llegó a Colo Colo a préstamo de La Serena en una rara operación en la que intervinieron dos clubes venezolanos. Ahora, tras no jugar un minuto, el punta se va. Está sin equipo.


El 5 de julio del año pasado, Danny Pérez se sentaba en la sala de conferencias del Estadio Monumental. A su lado, Héctor Tapia, DT de Colo Colo en ese momento. Así se definía el delantero venezolano, de 18 años: “Mi principal característica es que mi juego debe ser alegre; si no, no soy el mismo. Eso aportaría, un fútbol vistoso. Soy aguerrido, no me gusta darle al contrario la pelota y voy hacia adelante”.

En Chile pocos sabían quién era realmente este prospecto de la cada más prolífica cantera vinotinto. El puntero llegaba precedido de buenas actuaciones con el Zamora, lo que atrajo a Deportes La Serena, que adquirió en US$ 600 mil los derechos federativos y el 90% de los derechos económicos del jugador al Deportivo La Guaira, cediéndolo por 18 meses a Colo Colo.

El negocio fue muy cuestionado por Aníbal Mosa, quien envió una carta formal al directorio, reclamando por los vínculos del futbolista con el representante Fernando Felicevich, también relacionado al cuadro papayero.

“Lo de Danny Pérez daba la posibilidad, porque era un chico extranjero, joven, que nos ayudaba en una posición que quería reforzar. Lo veía como una buena oportunidad para el club, la opción de no contar solo con tres refuerzos, sino que con cuatro. Traspasé el mensaje. Y si el chico anda y me demuestra que es mejor que los que tenemos acá, va a estar”, decía Tapia, para justificar la llegada del atacante.

Claramente no se cumplió lo que esperaba Tito. No solo no jugó un minuto, sino que ni siquiera fue inscrito. Esto quedó de manifesto cuando Colo Colo quiso levantar una suspensión a Esteban Paredes, acogiéndose a una lesión del venezolano jugando por la Sub 20 de su país. No obstante, tras un reclamo de Huachipato, la ANFP no autorizó esta excepción, pues se encontraba anotado en el registro general de los albos y no en el de jugadores habilitados en el plantel. Finalmente, terminó su vínculo de forma anticipada.

“Pobre muchacho, no sé a qué fue a Colo Colo”, dice un ex integrante del cuerpo técnico anterior. Para colmo, su nivel en la Sub 19 no fue bueno. “Le pidieron al técnico (Manuel Crespo) que le diera rodaje, pero su aporte fue negativo en todo los partidos. Sin ir más lejos, en todos los que jugó de titular, el equipo perdió”, añaden en Macul.

Su bajo nivel repercutió en las convocatorias a la Sub 20 de su país, ya que Rafael Dudamel lo marginó en el último corte antes del Sudamericano. De ahí no se supo más de él, pues tampoco fue considerado por Mario Salas para este año.

En La Serena están buscando acomodarlo. “El mercado está abierto, entonces estamos manejando opciones para él”, dice Manuel Suárez, gerente deportivo granate. Eso sí, no saben si se sumará al club o buscarán otro destino. “Eso lo estamos viendo”, añade el exayudante de Pizzi.

Lo claro es que los días de Pérez en el Monumental terminaron siendo una pesadilla. “A Danny no le daba el nivel en el club, se notaba día a día, pero él no tenía la culpa de la situación”, relata un testigo de la permanencia del ignorado puntero.

Seguir leyendo