El plan para garantizar la vuelta del fútbol

Guardia Estadio Nacional

Hace un mes se trabaja en la seguridad para la liguilla por el ascenso, que se disputará este fin de semana.


El sábado comenzarán los cuartos de final del campeonato de la Primera B. El octogonal, que busca al rival de La Serena en la definición por el segundo ascenso, se disputará en el Estadio Nacional. Lo abrirá la reunión doble que comprende los duelos entre Ñublense y Puerto Montt y Barnechea ante Copiapó y marcará el retorno del fútbol oficial. En las dos primeras categorías del balompié nacional no se disputa un partido desde el 22 de noviembre, cuando la invasión de la Garra Blanca obligó a suspender el partido entre La Calera e Iquique, en el Bicentenario de La Florida.

La preocupación se mantiene. Las amenazas de la Garra Blanca antes de la Noche Alba refrescaron la inquietud que deriva de la postura de los hinchas más radicales de no permitir la reanudación del fútbol. La barra brava de Colo Colo no asistió al partido, que pudo realizarse, pero con mucho menos público que el proyectado.

En la liguilla que definirá al segundo candidato a la promoción se trabaja hace un mes. Carabineros, el gobierno, a través de la intendencia y el plan Estadio Seguro, y la ANFP apuntan a disminuir al mínimo el riesgo de que, otra vez, el fútbol tenga que ceder frente a los violentistas.

En ese contexto, por ejemplo, se explica la elección del Nacional, considerado como el estadio más seguro del país. Y también que el aforo sea de 6.018 espectadores, lo que permitirá destinar de mejor forma los recursos de seguridad, considerando que Carabineros está abocado a controlar las manifestaciones ciudadanas. Paralelamente, la UC recibirá a Curicó Unido, en San Carlos de Apoquindo. Un día antes, Colo Colo se medirá ante Godoy Cruz, con un aforo para 30 mil espectadores.

En la ANFP, que ayer tuvo la reunión final de coordinación, explican que el Nacional se dividirá para segregar a las cuatro hinchadas que llegarán a alentar a sus equipos. Se utilizarán los sectores Pacífico Lateral Norte y Sur, además de la tribuna Andes. A los fanáticos de los equipos que se enfrenten entre sí se les ubicará en diagonales para evitar enfrentamientos. Las entradas se venderán desde hoy, a través del sistema Puntoticket.

Los accesos al coliseo ñuñoíno se realizarán por las calles Maratón, Grecia y Pedro de Valdivia. Habrá tres anillos de seguridad hasta que los aficionados lleguen a su respectivo asiento.

Perfil tranquilo

Sin embargo, se prevé que el operativo al interior del recinto, que estará a cargo de guardias, no revestirá problemas, considerando el perfil poco conflictivo de los seguidores de los equipos que participan. El foco estará puesto nuevamente en lo que pueda ocurrir en los alrededores. "Por eso es que se le ha dado una organización que va más allá de lo normal para este tipo de encuentros", explican.

En Cobreloa se quejan por el escaso aforo ante Deprtes Temuco (domingo, 20.30 en Calama), pero confían en la organización. "La ANFP produce los partidos de la Selección, por lo que no tengo de qué preocuparme. Estoy tranquilo y confiado en que todo resultará bien", dice el timonel loíno Walter Aguilera. Los nortinos también vivieron una situación bochornosa, cuando no se pudieron medir con Magallanes, en La Pintana.

Comenta