El uno a uno de Chile: el Príncipe comanda a la Roja hacia los cuartos de final

uno a uno

La Roja se impuso a Ecuador en un partido trabado y aseguró su presencia en los cuartos de final del certamen continental.




La Selección Nacional se impuso a Ecuador en la segunda jornada de la fase de grupos de la Copa América y aseguró su paso a los cuartos de final del certamen. Este es el uno a uno de Chile en el duelo ante el Tri.

G. Arias: Salió a destiempo para cometer penal y conceder el empate ecuatoriano. No se vio del todo sólido en sus intervenciones.

M. Isla: Cuando se proyectó, tuvo problemas en la finalización de la jugada. Empezó con mucho ímpetu, pero terminó sufriendo con Ibarra y Méndez por su orilla.

G. Medel: Tuvo dificultades con la velocidad de Valencia. No estuvo del todo aplicado en el posicionamiento. Suplió sus falencias con carácter.

G. Maripán: Estuvo atinado en la entrega y prácticamente ganó todos los duelos aéreos. Sufrió, eso sí, con la velocidad de los extremos ecuatorianos. Aprobó en una examen complejo.

J. Beausejour: Demasiado contenido. Casi no se proyectó en ofensiva y lo pasó mal en el retroceso. Debió trabajar arduamente el duelo con Mena. El más bajo del fondo chileno.

E. Pulgar: Buen sentido de la ubicación y correcta administración del juego. Sacó al equipo del fondo con personalidad.

Ch. Aránguiz: Empezó con inconsistencia, perdiendo el duelo físico con Gruezo. En el segundo elevó su nivel y terminó siendo el mejor. Es el alma del juego chileno. Ya suma tres asistencias.

A. Vidal: Puso ritmo e intensidad a la mitad de la cancha, pero evidenció desgaste. Se mantuvo fiel a su estilo: pierna fuerte, recorrido, fricción. Se movió con libertad, pero le faltó compañía en el último tramo de la cancha.

J. P. Fuenzalida: Incisivo, punzante y sacrificado. Hizo un largo recorrido por la banda derecha y le dio una más que necesaria ayuda a Isla, que sufrió mucho en el dos contra uno. Marcó la apertura de la cuenta con un ajustado remate.

E. Vargas: Desconectado del circuito ofensivo. Batalló y buscó, pero nunca encontró comodidad. Tuvo dos opciones, pero definió tardíamente.

A. Sánchez: Prisionero del esquema, sufrió sin poder salir de la punta izquierda. Lució incómodo durante largos pasajes. Arregló su partido marcando el segundo gol de la Roja.

P. Díaz: Ingresó cuando las piernas comenzaban a escasear. Ayudó a contener los embates ecuatorianos cerca del final del partido.

P. Hernández: Ingresó en los últimos cinco minutos para poblar la mitad de la cancha y evitar las complicaciones.

G. Jara: Ingresó en los descuentos en reemplazo de un extenuado Vidal.

Comenta