Juan Pablo Vojvoda, DT de La Calera: “Me quedo más con el compromiso que con el talento”

Juan Pablo Vojvoda. FOTO: AGENCIAUNO

El argentino, quien se retiró de medicina para ser técnico, repasa con La Tercera su primera incursión en Chile. El diálogo con los jugadores, saber delegar y la calidad de un grupo asoman entre las claves de su éxito, reflexiona.




Juan Pablo Vojvoda (45) estuvo a meses de certificarse como médico en Argentina. A 30 días de terminar la práctica obligatoria, el exdefensor central recibió el llamado para asumir la banca de Defensa y Justicia, en 2017. No lo dudó y dejó todo para cumplir su sueño de seguir ligado al fútbol.

Hoy, Vojvoda está a cargo de Unión La Calera. Tiene al equipo cementero líder, a la espera que la UC juegue sus partidos pendientes.

Un año dirigiendo en Chile y ya es puntero. ¿Se lo imaginó?

Uno trabaja para que las cosas salgan lo mejor posible. Estoy contento, pero mañana ya es otro día. Nunca me imaginé estar puntero, pero es para lo que uno trabaja. Uno va conociendo a los jugadores, a la institución y se ha formado un grupo lindo. Pero esto no significa nada, es un campeonato largo.

Pero va puntero...

Sí, es lindo estar en el liderato. Uno siempre piensa en como será ser campeón, el gran objetivo final. Pero hay que disfrutar el momento, el camino. Si se piensa más allá, se deja de disfrutar el día a día. Eso es lo más importante: gozar cada momento que te da el fútbol.

¿Con su equipo ya llegaron a su máximo nivel futbolístico?

Esperemos que no. No creo que hayamos tocado techo. Quiero seguir poniendo más ladrillos para que esto sea cada vez más grande.

¿Presiona estar arriba?

No sé si es presión, pero tenemos que saber dónde estamos y dónde queríamos estar. Ahora queremos sostener este lugar. Será difícil porque es un camino muy largo.

¿Es cercano a los jugadores?

Trato de ser cercano, pero no esa cercanía invasiva. Tengo gente que trabaja conmigo en ese aspecto. Soy mucho de delegar en mis asistentes, en mi grupo de trabajo para que ellos lleguen donde yo no puedo hacerlo. No quiero ser invasivo.

¿Cuál es el secreto de La Calera?

Encontré a un gran grupo de jugadores que trabaja muy bien. No sé si hay secreto, pero sí tenemos jugadores con mucha jerarquía, con gran condición física. El factor suerte tampoco es menor. Al ser un juego, acá interviene todo. Pero más que la suerte es el compromiso de los jugadores de querer seguir haciendo las cosas bien, no se conforman con nada. Me quedo más con el compromiso que con el talento.

¿Cómo mantiene a sus jugadores con los pies en la tierra?

A los chicos los veo bien respecto a los hechos que están sucediendo. Imagínate que tenemos cuatro nominados a la Selección (tres por la baja de Thomas Rodríguez). Son todas cuestiones que hay que saber manejar y ponernos siempre de dónde vinimos y dónde queremos llegar.

Están Leiva, Jeisson, Quili Vilches, Andrés Vilches y Seymour, que supuestamente ya venían para abajo en su carrera. ¿Están buscando su revancha?

No sé si revancha. Pero es verdad que está Quili, Jeisson, Leiva y Seymour, entre otros. Son jugadores que algunos han encontrado su madurez en este equipo o quizás se sienten cómodos con este grupo. No me quedo con que estos jugadores rinden acá porque no tienen presión. Quizás acá encontraron su lugar.

Jeisson Vargas volvió a recuperar protagonismo. ¿Cómo lo hizo?

Jeisson es un jugador diferente en cuanto a talento y jerarquía. Tratamos de estimularlo, de aportarle. A eso se le suma que tiene una competencia muy interesante con Stefanelli, con Andrés Vilches, con Thomas Rodríguez. Esa competencia le hace bien.

¿Pero ha mantenido charlas con Jeisson para recuperarlo?

Suelo conversar con él, pero como con todos. Pero con Jeisson tengo una relación cercana.

La Calera, en los últimos dos torneos, ha sufrido un bajón en la segunda rueda. ¿Por qué?

Ese es un desafío para cada uno de nosotros y de los jugadores que están. Trabajaremos para que eso no pase, pero asumiendo lo difícil que será porque el torneo está complicado y es bastante largo. Viene Antofagasta, Unión Española, la Católica. Estamos haciendo todo lo necesario para que La Calera no caiga durante el segundo semestre.

También está la Sudamericana.

Sí, todavía no conocemos el rival, pero también es algo que nos ilusiona. Pasar otra fase también está dentro de nuestros objetivos.

¿No le preocupa la gran cantidad de partidos que se vienen en pocos días?

No sé si me preocupa. Es bueno jugar Copa y los equipos que tienen ambiciones deben estar preparado para esto. Me preocupaba cuando no jugábamos por la pandemia. Antes queríamos jugar como sea, ahora no podemos decir que no queremos jugar.

¿En qué ha aplicado sus estudios de medicina en el fútbol?

Muy poco, más que las lecturas que uno a veces hace. La medicina me sirvió para darme cuenta de que en la vida no todo es el fútbol. La medicina me sirve para conectarme con otra gente, pensar en otras cosas. A veces se me hace imposible despegarme del fútbol.

Al ser médico, ¿no se ha obsesionado con el Covid?

Cada vez que puedo leo artículos que salen. Me interiorizo, pero como una persona que quiere saber más. No como un especialista.

¿No se arrepiente de haber dejado la medicina?

No me arrepiento de haber dejado la medicina, menos ahora. Quizás en 10 años más agarro los libros y termino la carrera. Pero hoy no está en mis prioridades.

Usted jugó en Newells, ¿Bielsa es su ídolo?

No sé si llamarlo ídolo, pero sí una influencia importante. Me identifico con su metodología porque fue un adelantado. También con lo que ha hecho Gerardo Martino.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.