La adicción al PlayStation que pone en problemas a Ousmane Dembélé

El francés se excusó en un falso dolor de estómago para faltar a un entrenamiento del Barcelona.


El miércoles por la noche, Ousmane Dembélé se juntó con un grupo de amigos. Para entretenerse, recurrieron a lo que cualquier joven de su edad: una consola de PlayStation. Las horas transcurrieron en medio del entusiasmo de los partidos y el problema se produjo al día siguiente: el volante no despertó a tiempo y tampoco llegó a la práctica del Barcelona. Se excusó en un presunto dolor de estómago.

El futbolista debía presentarse a las 11 horas en la práctica. Ante su ausencia, media hora después el club de la Ciudad Condal activó el operativo para cerciorarse de que no hubiese sufrido algún problema. Fue en ese momento cuando Dembélé echó a andar la coartada del problema de salud.

Sin embargo, el plan falló. Por la tarde, el Barcelona envió un médico a su domicilio. El profesional constató que los problemas de salud que esgrimió el francés no existían.

En el Barcelona, según reportan diversos medios peninsulares, están inquietos ante una eventual adicción del futbolista a los videojuegos, un problema que la Organización Mundial de la Salud ya reconoce como una enfermedad.

 

Seguir leyendo