La clase de Vidangossy: el uno a uno de la victoria de Melipilla sobre la UC

Mathías Vidangossy celebra el gol que le anotó a la UC.

Mathías Vidangossy celebra el gol que le anotó a la UC. (Foto: Agenciauno)

El volante desequilibró el partido entre los Potros y los cruzados con una jugada propia de sus exquisitas condiciones técnicas. Los cruzados rindieron muy por debajo de las expectativas.


Melipilla dio la gran sorpresa de la jornada en el fútbol chileno. Los Potros derribaron a Universidad Católica con un libreto pragmático, pero efectivo, que contó con un aporte clave: el desequilibrio que le aportó Mathías Vidangossy, autor del gol que abrió el camino del triunfo para la escuadra que dirige John Armijo.

Los cruzados, en cambio, ofrecieron una deslucida presentación, en la que volvieron a carecer de elementos capaces de vulnerar una propuesta conservadora, pero predecible.

Mathías Vidangossy

El volante ofensivo ha sido, desde siempre, uno de los jugadores más técnicos del fútbol chileno. Si no alcanzó una estatura mayor en el fútbol, la explicación ha estado fuera de la cancha y la ha reconocido en más de una oportunidad. Frente a la UC, una acción le bastó para entregar un destello de su innegable clase: dejó literalmente tirados a Aued y Asta-Buruaga antes de definir frente a Dituro y marcar la apertura de la cuenta. Merecidamente, se transformó en la figura del compromiso.

Fernando Zampedri

El delantero, esperanza de gol de los cruzados, pareció ofuscado durante todo el desarrollo del juego. La explicación radica en que no recibió el abastecimiento que necesita para marcar la diferencia en el arco rival. Sin habilitaciones en profundidad de parte de los volantes, terminó sucumbiendo frente al dispositivo defensivo de los Potros. Incluso fue amonestado.

Zampedri, cabizbajo, en el partido entre Melipilla y la UC
Zampedri, cabizbajo, en el partido entre Melipilla y la UC (Foto: Agenciauno)

Ignacio Saavedra

La propuesta de Poyet no le favorece demasiado, porque lo obliga a cubrir un espacio mayor al que estaba acostumbrado. Además, lo pone en una situación que resulta ajena a su función, intentar la distribución del juego. En este partido, no fue capaz de marcar las diferencias que sí ha logrado en otros compromisos.

Gonzalo Sosa

El argentino es un delantero de área tradicional. Por ende, sufrió demasiado en gran parte del juego, cuando las habilitaciones escaseaban. Aún así fue capaz de rematar en una oportunidad al arco de Matías Dituro antes de que el arco se abriera para la escuadra de Armijo. A 12 minutos del final, hizo gala de su oportunismo para capitalizar un envío de Zavala desde la izquierda y marcar el 2-0.

Tomás Asta-Buruaga

Uno de los villanos que intentó interponerse en la carrera de Vidangossy rumbo al arco de Dituro. Terminó sucumbiendo ante el héroe de la jornada. En el gol de Sosa debió haber estado más atento al ingreso del delantero melipillano, que se produjo por el centro del área.

Luciano Aued

Ingresó para darle al mediocampo cruzado la presencia que Ignacio Saavedra no había sido capaz de ofrecerle y, claramente, no lo logró. Para colmo, fue otro de los que completó el cuadro del carrerón imparable de Vidangossy y que también terminó esparcido en el suelo.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.