La corporación Romántico Viajero gana poder en Azul Azul

Universidad de Chile 2019

Las asunciones de Rodrigo Goldberg y Sergio Vargas al directorio de la concesionaria validan al grupo de históricos en la gestión de Universidad de Chile.




Universidad de Chile recurre a sus históricos. En la sesión de directorio del lunes 29, dos emblemáticos ex jugadores se incorporarán a Azul Azul: el exarquero Sergio Vargas y el exdelantero Rodrigo Golberg. Ambos serán claves en la nueva estructura de la concesionaria y se espera que su experiencia, que incluye títulos, y el indiscutible reconocimiento de los fanáticos estudiantiles constituyan un aporte para salir de la crisis que tiene al equipo sumido en el último puesto de la tabla del Campeonato Nacional.

La presencia de Vargas y Goldberg en el directorio es, también, una fuerte señal de unidad. Azul Azul mira hacia la corporación Romántico Viajero para recurrir a dos de sus socios y participantes activos e incorporarlos a las decisiones clave. El Polaco es parte del directorio de la entidad que encabeza Diego Rivarola. Es su secretario. En el caso de Vargas, también es habitual verlo en las actividades de la agrupación que aglutina a las ex figuras de la institución, que se reúnen cada lunes en el Centro Deportivo Azul, juegan fútbol y desarrollan reuniones de camaradería. Gozan del reconocimiento formal de la concesionaria. La U les proporciona canchas, sitios de reunión e indumentaria oficial. La instancia nació por iniciativa del expresidente y aún máximo accionista, Carlos Heller, apenas el empresario asumió el control de la institución.

Esa integración marca una diferencia significativa de lo que ocurre, sin ir más lejos, en Colo Colo, donde existen marcadas diferencias en la relación entre la empresa que administra al club y su facción social que, por ejemplo, debió resolver en la Cámara de Comercio una demanda a través de la que Leonidas Vial, uno de los máximos accionistas de Blanco y Negro, buscaba inhabilitar al Club Social y Deportivo albo del derecho de mantener dos directores en la mesa. El empresario falló en su propósito.

En Romántico Viajero valoran la presencia de dos de los suyos en la mesa. "En dos palabras, ellos me parecen un aporte como personas y profesionalmente son hombres conocedores y que han vivido el fútbol desde adentro", consigna Alberto Quintano, vicepresidente de la entidad.

Más gráfico es Mariano Puyol, quien, como Goldberg, ocupa el puesto de secretario en la corporación. "Ambos son muy participativos. Estamos contentos, porque la corporación nació de los exjugadores con el fin de ser un aporte vinculante en todo lo que podamos. Eso lo ha leído muy bien el directorio. Esto significa vincular al club. Sergio y Rodrigo son personas de gran capacidad, que conocen muy bien al club. Desde su experiencia, van a ayudar", explica el ex capitán estudiantil.

La fluida relación se generó desde el origen de Romántico Viajero. "Cuando se formó la corporación, fuimos invitados por el directorio a conversar. Estábamos Sergio, Rodrigo, Horacio Rivas, Víctor Hugo Castañeda, Alberto Quintano y yo, y se habló francamente de lo que nosotros pensamos que estaba sucediendo en el club. Pasó el tiempo y esa conversación tuvo peso en el directorio. Eran aspectos que podían ocurrir y están ocurriendo. Azul Azul entendió que la corporación es una comunidad de ex jugadores de la U que la quieren mucho y que quieren aportarle en su desarrollo", subraya el exdelantero.

Comenta