La raqueta de Garin y el traje imposible de Jarry

Mientras Massú deja abierto el dilema del dobles y Austria se deshace, Chile se enfrenta a otros contratiempos peculiares.


La serie ante Austria aparece como el mayor desafío del equipo chileno en esta parte del año. El capitán, Nicolás Massú, ya tiene todo planificado para la aventura del 1 y 2 de febrero, donde una victoria pondrá a los nacionales en el nuevo Grupo Mundial del certamen.

El primero en llegar a suelo austríaco será Christian Garin. El Tanque lo hará por una razón muy especial: cambiará su raqueta. Para ello, estará en Kennelbach, donde se ubica el centro de operaciones de Head, donde probará su nuevo implemento en distintas superficies hasta el sábado.

De hecho durante la pretemporada e incluso en los primeros dos torneos del año utilizó raquetas Head. Sin embargo, en el Abierto de Australia utilizó Wilson.

La idea es que este cambio sea definitivo para cerrar un ciclo en esta nueva etapa que encabeza el técnico argentino Andrés Schneiter.

Por otra parte, Nicolás Jarry, se integrará el sábado a los trabajos del equipo. El número uno del país descansará antes un par de días.

Con el Príncipe también ocurrió un hecho pintoresco. KS7, nuevo auspiciador de los equipos nacionales de tenis, debió ingeniárselas para confeccionar la ropa de la principal carta chilena, que mide 1,98 m. “La ropa del tenis es distinta a la del fútbol y básquetbol. Es más amplia la estructura del tórax. Y con Jarry es especial, porque no es gordo, pero sí muy alto. Hubo que alargar las mangas entre 12 y 15 centímetros y el pantalón otros 15, pero con un ancho de una talla L. Tuvimos que tomar medidas de basquetbolistas delgados como referencia”, revela Alejandro Sanhueza, gerente general de la firma.

Sobre la confrontación, Julio Peralta se refirió a los dichos de Nicolás Jarry, quien comentó a La Tercera que sentía más cómodo jugando dobles con Hans Podlipnik. “Todas las opiniones son respetables. Nico ha jugado en varias ocasiones con Hans y conmigo nunca ha jugado. No vengo compitiendo hace tiempo y eso a lo mejor le preocupa. La decisión va a depender de Nicolás y yo estoy contento con cualquier decisión”, expresó Big Julius.

Nicolás Massú, en tanto, no cree en las bajas de Dominic Thiem y de Oliver Marach, más allá de que se confirmó la de Alexander Peya, segundo doblista. “Pensamos que enfrentaremos a Thiem y Marach y hay que ir preparados para medirnos con ellos”, precisó, junto con decir que este equipo chileno “es el mejor de los últimos años”.

En tanto, Garin se mostró “motivadísimo” y dijo que no piensa en que sea él quien defina la serie.

Seguir leyendo