La teoría de Católica se cae

Un análisis al detalle de las 19 fechas del torneo indica que la UC está lejos de ser el equipo más perjudicado, como se quejan en la precordillera.


Universidad Católica no es el equipo más perjudicado por los árbitros del fútbol chileno, como aseguran en San Carlos de Apoquindo. Incluso dentro de una lista más acotada, la de los seis primeros del torneo nacional, hay dos escuadras con más fallos desfavorables y malos cobros a favor, en casi todos los puntos de análisis.

Esto viene a botar la teoría expuesta el lunes por José María Buljubasich, gerente deportivo de los cruzados, quien aseveró: “No me alcanza que me digan (desde la comisión de arbitraje) ‘se equivocan con todos los equipos’, si a la larga con Católica se equivocan más que con otros”.

Tras un detallado análisis realizado por La Tercera, donde se observaron los 19 partidos jugados por cada uno de los seis primeros equipos del certamen, queda de manifiesto que Unión La Calera es el más perjudicado. Más que la propia Católica. Incluso Colo Colo ha tenido más fallos en contra que los cruzados.

El equipo de la Quinta Región tuvo actuaciones arbitrales nefastas en contra. Como la del trío encabezado por Felipe González, en la fecha 11 ante Temuco. Porque aunque ganaron 0-2, antes de esos goles a los cementeros los perjudicaron dos veces: primero no cobraron como gol una pelota que traspasó la línea y luego le anularon otro por un inexistente fuera de juego.

O contra Everton, que aunque también terminan quedándose con la victoria, no les cobraron un penal a favor y no expulsaron a un rival. Ante Curicó también: una pena máxima a favor quedó sin sanción. Frente a O’Higgins no les sancionaron un penal a favor en la primera rueda y en la segunda, les expulsaron equivocadamente a Retamal.

Distinto a la UC o la UdeC, equipos que anteceden a La Calera en la tabla de ubicaciones, los dirigidos por Víctor Rivero apenas tienen un gol que nace de un cobro errado en el campeonato, ante los tres que exhiben el líder y su escolta.

Al contrario de lo que ocurrió en la Precordillera, en el cuadro cementero no se alarman. Dicen que la labor de los jueces admite yerros. “Hemos tenido conversaciones con Osses, que es el presidente de la comisión, porque nos hemos visto muy perjudicados, sobretodo en el primer semestre, pero es parte de los errores que comete cualquier persona. Al final, si uno ve con detención, han sido muchos los errores para todos”, asegura Martín Iribarne, gerente calerano.  Es más: en el apartado donde sí es la más perjudicada (penales a favor no cobrados), Católica está igualada con Colo Colo, con cuatro yerros referiles para cada equipo.

Los cruzados, eso sí, comandan el ítem de penas máximas que les debieron cobrar en contra, pero que el árbitro desestimó. Específicamente, tres. En tanto, los de la franja recibieron de regalo los mismos penales (2) que la U de Concepción, los dos elencos que más beneficiados se han visto en ese sentido.

En torno a las expulsiones, a la UC no le han echado jugadores injustamente. En cambio, al Campanil, el Cacique, la U y La Calera sí se han quedado con un hombre menos por una mala decisión arbitral. La teoría de la UC se va a piso.

Seguir leyendo