La U quiere más zurda de la ilusión

Leonardo Fenández

Azul Azul buscará una extensión del préstamo de Leonardo Fernández, porque comprarlo, dicen, es imposible. El ofrecimiento, eso sí, aguardará hasta que los laicos definan su permanencia. Si bajan, las intenciones quedarán en nada.


Dentro de un año para el olvido, en la U sí pueden celebrar el hallazgo del uruguayo Leonardo Fernández, uno de los mejores del cuadro estudiantil en un semestre nefasto. Hábil, encarador y con una exquisita pegada, el mediocampista charrúa se ha erigido como uno de los más destacados de todos los refuerzos que llegaron al fútbol chileno a mitad de año, al punto de que mucha de la suerte del equipo en este cierre de torneo depende de su juego.

Y cuando los hinchas recién empiezan a acostumbrarse a sus gambetas y buena pegada, el contrato original del uruguayo ya se acerca a su fin: al CDA llegó a préstamo por seis meses, por lo que solo le quedan ocho partidos asegurados defendiendo a la U (incluida la Copa Chile). Azul Azul, eso sí, pretende que esto no sea así.

Desde el búnker estudiantil aseguran que a fin de año buscarán una prórroga del préstamo del jugador de 20 años que fue figura con la Celeste en los pasados Juegos Panamericanos. Es la única fórmula de poder retenerlo, porque pagar su cláusula de salida de ocho millones de dólares es, aseguran, imposible.

Actualmente su carta pertenece a Tigres de México, que a su vez lo compró a Fénix de Uruguay. En tierras aztecas aún no ha jugado, puesto que ahí optaron por darle tiraje en la U con este préstamo de medio año.

"Estoy tranquilo, no estoy pensando si me voy o me voy a quedar. Sería muy egoísta pensar en mí sabiendo cómo está la U. Quiero sacar adelante a este club y después ver qué pasa", dijo el propio jugador al CDF tras la victoria del jueves ante Iquique.

Y aunque él por ahora prefiere centrarse en la cancha y en salvar al Romántico Viajero del descenso, en la dirigencia ya empiezan a buscar fórmulas para mantenerlo en el plantel. A sabiendas de que él está muy cómodo en el CDA, la idea es convencer al cuadro mexicano de eso mismo y de que un semestre más en Chile podría beneficiarlo antes de dar el salto a Norteamérica.

Eso sí, desde la cúpula universitaria explican que para cualquier gestión primero deben tener mayor claridad respecto del futuro deportivo.No tener certeza de en qué categoría jugarán el próximo año entorpece cualquier posibilidad de negociación.

Ocho millones

El caso de Fernández, sin embargo, tampoco puede aguardar hasta el final. Por eso la idea de buscar la fórmula para que se quede ya se comienza a elaborar en las oficinas de Avenida El Parrón. Oferta que, por cierto, sí tendrá un costo para la U, pero muy por debajo de los ocho millones de dólares que piden los mexicanos. Dicen cercanos a la relación que un nuevo préstamo por seis meses podría rondar los 250 mil dólares.

¿Y el jugador? "No he hablado con Sergio Vargas y por lo tanto no sé nada. Veremos más adelante. Hay que esperar", expuso brevemente Jorge Chijane, agente del futbolista. Y claro, en el entorno del jugador prefieren mantener la cautela puesto que ni siquiera saben cuál es la intención de Tigres con Fernández, el nuevo favorito azul.

Comenta