Regreso triunfal: La notable asistencia de Alexis abre la ruta de la victoria de Inter en Empoli

Alexis Sánchez tuvo en sus pies el segundo gol, pero trastabilló cuando ya había vencido al meta de Empoli, Guglielmo Vicario. FOTO: AFP.

El delantero chileno volvió a ser titular después de casi medio año. Y no defraudó, el atacante fue peligro constante e inventó el primer tanto de los lombardos, el que marcó Danilo D’Ambrosio. Una victoria de 2-0 qiue le permite al campeón quedar a 7 puntos del líder Milan, el rival que enfrenta el 7 de noviembre en San Siro.


Los lombardos salvaron un obstáculo importante en su visita a la Toscana. Siempre con el bicampeonato en la mira, el cuadro de Simone Inzaghi logró una victoria cómoda de 2-0 frente al Empoli, donde Alexis Sánchez fue pieza clave.

Es cierto que el local no vencía a los neroazzurri hace 14 partidos, pero la decisión del técnico de hacer muchas rotaciones, con miras al apretado calendario, bien pudo errar la apuesta.

En ese escenario, uno de los beneficiados en esta política de Inzaghino fue Sánchez, quien no ingresaba desde el inicio en un partido de Inter después de casi medio año.

Y el tocopillano no defraudó la confianza del ex técnico de la Lazio. Se movió por todo el frente de ataque, derrochó físico y ganas, se juntó con sus compañeros y fue peligro constante para los campeones.

Prueba de su entusiasmo fue la apertura del marcador, la que nació de los pies del Niño Maravilla, quien inventó una habilitación perfecta para el cabezazo de Danilo D’Ambrosio, cuando se jugaba el minuto 34.

En el final del primer tiempo, el mismo Sánchez pudo aumentar las cifras. Eludió al arquero Guglielmo Vicario, pero cuando quedó en posición de rematar trastabilló ante la marca de Sebastiano Luperto e, incluso, pudo haber provocado el penal si se dejaba caer.

No pierde pisada al líder

La apertura del marcador fue un desahogo para los visitantes. Una comodidad que se hizo más patente con la expulsión del volante local Samuele Ricci en el inicio del segundo tiempo, a los 52 minutos.

Con la ventaja numérica, el elenco interista esperó el momento preciso para rematar la faena. A los 66 minutos, una gran jugada de Lautaro Martínez por la derecha terminó en el tanto de Federico Dimarco para el 2-0.

A 18 minutos del final, Inzaghi decidió la salida de Sánchez, quien demostró que está bien físicamente para el apretado calendario de su club y la selección.

En la banca quedó Arturo Vidal, quien no entró en ninguno de los cinco cambios de los lombardos que, el próximo domingo, reciben a Udinese en el Giuseppe Meazza.

Suficiente para un nuevo triunfo del Inter que sumó 21 puntos y quedó tercero, a siete puntos del líder Milan, cuadro al que enfrentará el próximo 7 de noviembre, en un duelo que podría definir el futuro del torneo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.