Francesco Stifano, DT del Zulia: "Es muy duro; son a veces 12 o 14 horas sin luz"

Francesco Stifano

Pese a las dificultades que padecen en Maracaibo, el técnico venezolano envía un mensaje tranquilizador a Palestino.




Jugar en Maracaibo se ha convertido en una odisea para los jugadores del Zulia, rival hoy de Palestino. Su técnico, Francesco Stifano (Caracas, 1979), habla de cada victoria de sus discípulos como una gesta, debido a las vicisitudes que han tenido que soportar en una ciudad severamente afectada por la crisis social del país llanero. Es la previa del duelo Zulia vs. Palestino.

¿Cómo prepara el Zulia el partido ante Palestino?

Venimos de avanzar el domingo pasado en el torneo local. Es un paso súper importante. Armamos un grupo con jugadores jóvenes, que venían de tercera, y hemos podido cumplir los objetivos: clasificar al octogonal y a la segunda ronda de la Sudamericana. Ahora ya estamos enfocados en Palestino, un equipo que ha hecho una gran Copa Libertadores, que tiene jugadores importantes y un técnico de muchísima experiencia. Va a ser un gran partido.

¿En buen momento, pues?

Estamos pasando un momento de cansancio, con muchos partidos encima, pero tenemos un envión anímico y la esperanza de hacer un gran partido, jugar bien, atacar y poder dar otro paso grande. Aún con circunstancias adversas, este equipo se sobrepuso y seguimos paso a paso y sin descanso.

¿Lo han pasado mal por lo que se vive en su país?

El mérito de los jugadores es enorme y quiero hacer una mención especial hacia ellos. Lo que hemos vivido en Maracaibo no ha sido fácil. En los últimos seis meses, no recuerdo haber dormido dos noches seguidas con luz. Es muy duro. Son a veces 12 o 14 sin luz; luego viene 5 o 6 horas y se vuelve a ir. Esto se ha vuelto una constante. Pero nuestros jugadores tienen un amor propio y una entrega impresionantes. Así han ido a entrenar cada día durante todo este semestre. Son muchas situaciones que agotan, desgastan… Pero aquí no entran las excusas. Para quienes aspiramos a otras cosas, tenemos que sobrellevarlo y pasarlo. Importan los resultados y, con humildad y modestia, los estamos logrando.

¿Corre algún riesgo Palestino por jugar en Zulia?

No, no, para nada. Que la gente de Palestino se quede tranquila. No van a tener problemas en Maracaibo. Aquí hay hoteles con plantas eléctricas, no van a tener ningún problema. Van a llegar a una ciudad en calma, a jugar un partido de fútbol. Los de afuera, como Palestino, son los que menos dificultades van a tener. Estoy seguro de que van a recibir un trato muy cordial, acorde a la competición, y nuestros dirigentes estarán pendientes de la logística, como ya ocurrió con Potosí en la primera fase.

Zulia pasó entre los ocho mejores, pero menos goles que los 18. ¿Es defensivo?

Nos hemos tenido que adaptar a los jugadores y al plantel que disponemos. En los equipos que dirigí antes podíamos tener un potencial ofensivo importante, pero aquí en Zulia ha sido distinto. Perdió tres jugadores clave en ataque, uno Palmezano, se fue a Huachipato. Tuvimos que ir conociendo cómo manejar los partidos y tratamos de sacar el mejor provecho de lo que tenemos. No fue que no generamos ocasiones, sino que fallamos mucho en el remate. Nos hicimos fuerte en la zona defensiva y competimos contra las cinco o seis mejores y millonarias plantillas del torneo.

¿Que Zulia vs. Palestino se juegue a las cuatro de la tarde les da una ventaja?

No sé si es una ventaja. Jugamos contra Potosí a 4.000 metros de altura y le ganamos, y luego perdimos aquí en casa con el calor. El fútbol es de momentos. Por supuesto que todos queremos sacar ventajas, pero hoy el fútbol no tiene secretos. Será parejo y ellos vendrán preparados para jugar a alta temperatura.

¿Qué sabe de Palestino?

Vi todos sus partidos en la Libertadores. Es sumamente ofensivo, pasa siempre la línea de la pelota. Tiene jugadores importantes: Soto y Véjar, por los costados; delanteros grandes, como Gutiérrez y el argentino Passerini, y un jugador diferente, como Jiménez. Ataca con soltura, suma gente en ofensiva... No clasificó en la Libertadores por muy poco, le vi jugar grandes partidos en Brasil y Argentina.

¿Y del fútbol chileno?

Lo sigo mucho. Es un fútbol alegre, me encanta. Hay equipos que salen a atacar, juegan abiertos. Aparte, es un país con cultura futbolística y estadios en buenas condiciones. Los sigo desde antes que fuera Soteldo, a quien tuve en el Zamora. Primero estuvo Otero. El otro día vi el clásico entre la U y Colo Colo. Es un torneo que me gusta.

Y en Palestino está Mago. ¿Por qué Chile se interesa tanto en los venezolanos?

Y ojalá se sigan fijando. Nos adaptamos bien al fútbol chileno porque también somos alegres, atrevidos en la cancha. Por eso cada vez fichan más jugadores de nuestro país.

Comenta