Netflix enfrenta a su rival más difícil

Jennifer Aniston es uno de los rostros del nuevo servicio. Foto: AFP

El servicio de streaming de Apple debutaría en marzo y gratis para sus dispositivos. La apuesta incluye el fichaje de Jennifer Aniston y de los realizadores de Frozen y La la land.


Calls es una adaptación en inglés de la serie francesa del mismo nombre. Producida por Timothée Hochet, creador de la versión gala, será una de las producciones estelares que Apple prepara para su nuevo servicio de streaming, la futura competencia de Netflix y de otros servicios disponibles, como Amazon Prime y HBO Go.

Aunque la empresa no ha confirmado la fecha de lanzamiento, versiones de prensa apuntan a marzo de 2019. La ofensiva de Apple incluye un generoso desembolso: se estima que la empresa arriesgará US$4.200 millones en programación original para el año 2022, de los cuales ya se ha gastado US$1.000 millones sólo este año. Pese a lo oneroso, el presupuesto palidece frente a los US$6.800 millones anuales que gasta Netflix, e incluso, es más discreto que el de Amazon, que reporta una inversión de US $8.300 millones en contenido original, según un informe de The Guardian.

El desenfrenado desembolso de Apple incluye el fichaje de productores creativos como Josh Gad (Frozen), directores del nivel de Damien Chazelle (La La Land) y actrices como Jennifer Aniston.
La plataforma espera remecer el mercado aplicando otra inusual fórmula: ofrecer estrenos de películas apenas dos o tres semanas después de su estreno en salas, en un movimiento que podría amenazar incluso a las cadenas de cine.

Pero tal vez la apuesta más agresiva del nuevo servicio es su estrategia de suscripción: sería gratis para quienes posean un dispositivo Apple, ya sea un iPhone, un iPad, un Apple TV o un computador Mac.

Uno de los encargados de conformar el equipo es Eddy Cue, cuyas oficinas están en Los Angeles y que incluye a dos exejecutivos claves de Sony Pictures, Jamie Erlicht y Zack Van Amburg, que tienen en su registro series como Breaking bad y Better call Saul. “Será un honor ser parte del equipo de Apple. Queremos traer al video lo que Apple ha hecho con éxito en sus otros servicios: calidad incomparable”, profetizó Erlicht a su arribo en 2017.

En febrero de 2018, Apple sumó a la ejecutiva de Gaumont Televisión, Carol Trussell (Narcos, Hannibal), como jefa de producción. La parrilla de productores incluye también a Dana Tuinier (New girl, Glee) de The Paramount Network, quien será la ejecutiva creativa para comedia. Pese al abarrotado clan, Eddy Cue aclaró que el plan es producir una pequeña cantidad de programas de calidad en lugar de centrarse en la cantidad.

Lo programático también es un tema, y Tim Cook, CEO de la compañía, ya estableció las primeras fronteras del nuevo servicio. Citado en un reporte de The Wall Street Journal, Cook vetó la producción de Vital signs, drama semibiográfico sobre el hiphopero Dr. Dre, pues incluía consumo de cocaína, orgías y armas. Apple quiere programas de alta calidad con grandes nombres y gran atractivo, pero no quiere sexo gratuito, blasfemias o violencia, dijo el periódico.

Seguir leyendo