100 mil pesos de multa: París se suma a la guerra contra los scooters en las veredas

Ciudades como Barcelona, Madrid y Lima también han adoptado duras medidas para regular el uso de estos vehículos.




Los tiempos de paseos sin restricciones con scooters eléctricos tienen los días contados en Francia. A partir de septiembre, comenzarán a regir las restricciones y limitaciones a su uso bajo pena de fuertes multas.

Antes de que entre en vigor ley nacional sobre scooters eléctricos que sería promulgada este año, el concejo de París votó a favor de imponer una multa de 135 euros (US$ 150, unos 103.000 pesos chilenos) por usar las veredas y una de 35 euros (US$ 39) por bloquear esas vías con scooters estacionados.

Entre las principales medidas adoptadas por París figura la limitación a 25 kilómetros por hora de la velocidad máxima de estos dispositivos, que además tendrán prohibido circular por las veredas, salvo en aquellas específicamente señaladas. Deberán hacerlo por las vías para bicicletas y, si no, en las carreteras que tengan una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora.

El uso de scooters eléctricos y demás dispositivos (como hoverboards) quedará prohibido a los menores de ocho años. Hasta los 12, los niños deberán portar casco para usarlos. El scooter eléctrico será además de uso exclusivamente personal, es decir, no se podrá llevar a un pasajero, como es habitual ver hasta ahora en ciudades como París.

El concejo parisino dijo que si bien apoya las nuevas formas de movilidad que reemplacen a vehículos contaminantes, el alza en el uso de scooters eléctricos estaba poniendo en peligro a los peatones, especialmente ancianos y niños, mientras que su estacionamiento anárquico dificulta el movimiento de padres que llevan niños en coches y personas en sillas de ruedas.

"El desarrollo de estos (scooters) fue muy rápido y un poco anárquico. No lo vimos venir y se convirtió en la ley de la jungla", dijo la ministra de Transporte francesa, Elisabeth Borne, a Le Parisien. "Y es cierto que estamos viendo un aumento en los accidentes y también una creciente sensación de malestar en nuestras aceras".

Aproximadamente 15.000 scooters operados por varias compañías han inundado la capital francesa desde su introducción el año pasado, un número que podría aumentar a 40.000 a finales de este año, según France 24.

Pero París no es la única ciudad que ha declarado la guerra al uso indiscriminado de los scooters eléctricos.

El ministerio de Transportes de Alemania propuso que se permita que los scooters eléctricos que circulan a más de 12 kilómetros por hora transiten por las ciclovías y que los que viajen a menos de esa velocidad utilicen los senderos peatonales. El Bundesrat (Consejo Federal) votará sobre los planes del ministro de la cartera en una sesión plenaria el 17 de mayo.

En España, Barcelona ya controla el uso de los scooters eléctricos de particulares: no se pueden usar sobre las veredas y sólo los más veloces pueden transitar por la calle. Los scooters eléctricos y las plataformas de una o dos ruedas (hoverboard) pueden alcanzar una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora y no pesar más de 25 kilos. La regulación, por otro lado, prevé la obligatoriedad de casco para los scooters de arriendo. Además, están prohibidos en la calle para los menores de 16 años. Las multas oscilan entre los 100 y los 500 euros.

El municipio de Madrid, en tanto, decretó que la circulación de scooters está prohibida en las veredas y en las calles peatonales. Sin embargo, ha sido autorizada en todas las calles donde la velocidad máxima es de 30 km/h. La edad mínima permitida para circular con este tipo de dispositivo son 15 años. Está prohibido manejar con auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido. Además, deben llevar timbre, luces y elementos reflectantes debidamente homologados. El casco obligatorio para menores de 16 años. Valencia también está por adoptar una nueva ley para prohibir principalmente su circulación por las veredas.

En Perú, el municipio limeño de Miraflores aprobó una ordenanza que prohíbe a scooters, bicicletas, segway, patinetas o patines circular por las veredas del distrito, ya que solo podrán usar las ciclovías o el lado derecho de la calzada. Respecto a las sanciones, estas se aplicarán por transitar con los vehículos antes mencionados en las aceras y estacionar en zonas no autorizadas, así como por exceder la velocidad máxima de 20 km/h. La multa más alta, según el diario El Comercio, puede ascender a 4.200 soles (unos US$ 1.270)

En Estados Unidos, más de 1.500 personas han sido tratadas por lesiones por el uso de scooters eléctricos desde que comenzó la locura por estos vehículos a finales de 2017, según mostró una encuesta de Consumer Reports en febrero.

Comenta