23 años editando revistas: La trastienda del cierre de Televisa en Chile

televisa

Equipo de abogados mexicanos comunicó la noticia a los trabajadores. Televisa concretó antes el cierre de sus divisiones editoriales en Colombia, Argentina y Perú. El plan de los aztecas es vender las marcas a editoriales que puedan continuar con las publicaciones, como Condorito.




- Chicas. Tenemos reunión en cinco minutos.

El mensaje era corto y preciso. Editoras, periodistas, diseñadores y administrativos se juntaron en la sala de reuniones, y sin más rodeos les explicaron que la empresa no va más. Las deudas y la caída de suscripciones hicieron imposible sus esfuerzos por levantar las cifras de Editorial Televisa en Chile. Se les pidió "un poco de reserva" para que no se filtrara tan rápido, lo que claramente no ocurrió.

Paradójicamente, alrededor de las seis de la tarde, en el piso 18 de Avenida Rosario Norte N° 555, un festejo interrumpía las horas de tristeza. La celebración de dos cumpleaños eran la muestra más palpable del contraste que se había vivido antes del mediodía. Y una de las festejadas era nada menos que la propia gerente general, María Eugenia Goiri.

Durante la mañana, la ejecutiva junto a su equipo más cercano y comunicó oficialmente el cierre de la editorial en Chile. Fue un balde de agua fría para varios en el equipo editorial. Otros aseguran que la noticia vino sólo a confirmar el declive del brazo de revistas de la gigante mexicana en América Latina.

Con el término de su operación en nuestro país, Editorial Televisa S.A. puso fin a 23 años de historia con revistas emblemáticas como TVyNovelas, las cuales hoy se pueden encontrar en MercadoLibre como un producto kitsch de un pasado glorioso de la farándula de inicios del 2000.

Pero la apuesta por Chile de los mexicanos fue en grande. Entre 1990 y 1999 Televisa -la mayor operador a de canales de televisión de México- mantuvo el 49% de la propiedad de Megavisión (hoy MEGA), y posteriormente terminó vendiendo su participación accionaria a sus socios del Grupo Claro, holding que mantiene entre otras empresas a Viña Santa Rita, Diario Financiero y revista Capital, una de las pocas publicaciones que sigue circulando en papel.

Hoy el equipo total de Editorial Televisa en Chile lo componen 70 personas. Entre periodistas, diseñadores y administrativos se encargan de elaborar siete de las ocho revistas dependiendo de su tiempo de circulación. En su tiempo más "top" alcanzó a editar 25 revistas y el staff casi cuadruplicaba el número de trabajadores.

Las mismas fuentes consultadas señalan que ocaso de la compañía en Chile se veía venir entre los trabajadores. El cierre de Revista Cosas en diciembre pasado, y el vuelco de Qué Pasa, hoy online,  y de Paula, que se fusionó con Mujer y circula hoy con La Tercera -ambas editadas por Copesa, al igual que La Tercera PM-, fueron solo el anticipo del complejo momento de la industria.

Caras, Vanidades, Harper's Bazaar, Cosmopolitan, Condorito, Women's Health, Muy Interesante y NatGeo. Son las revistas que dejarán de ser elaboradas por la editorial mexicana en Chile.

La primera de las editoriales en cerrar fue Televisa Perú, y desde Chile se enviaron revistas para su distribución en el país del norte. Después vino el cierre en Argentina y luego vino Colombia. El plan de los aztecas es vender las marcas a editoriales que puedan continuar con las publicaciones.

Justamente en Chile Revista Caras fue su caballito de batalla con una circulación quincenal. Según sus trabajadores siempre peleó con Cosas por obtener los mayores índices de lectoría.

La reunión con los abogados mexicanos

Según reveló a sus cercanos, María Eugenia Goiri supo del cierre de Editorial Televisa Chile S.A. el pasado martes, cuando se reunió con abogados mexicanos que arribaron a Santiago especialmente para culminar con cierre de la compañía que se constituyera en 1995, previamente como Editorial Andina S.A.

Entre los trabajadores es conocida por las siglas MEG, y es calificada como una líder innata. Entre sus cercanos la destacan por su "gran carisma," "siempre dispuesta a mirar la mitad del vaso lleno".

Desde su arribo al grupo editorial ocupó distintos cargos. Hace 10 años asumió el puesto de gerente general y al igual que muchos miembros del equipo comercial, es una de las ejecutivas con mayor tiempo en el grupo acumulando más de 20 años.

Desde que asumió de inmediato buscó alternativas de levantar las alicaídas arcas financieras de la compañía. De hecho, asiste regularmente a cuanto evento social posible a fin incrementar su red de contactos e incentivar el avisaje en las revistas.

Ejemplo de sus esfuerzos por mejorar las cifras de la compañía es Espacio Taconeras. Se trata de la feria de zapatos más grande de Chile que es organizada dos veces al año y también forma parte de la editorial. Es una marca creada en Chile y partió como un sitio web. Al poco andar tuvo éxito al englobar los blogs de las revistas del grupo.

La Tercera PM intentó conocer la versión de Televisa Editorial Chile S.A. Sin embargo, al cierre de esta edición no hubo respuesta.

El dilema de los trabajadores

Hoy a las nueve de la mañana comenzaron a llegar uno a uno los trabajadores de Editorial Televisa. En la reunión de ayer no sólo les comunicaron el fin de la compañía, sino que también no podrían recibir la totalidad de su finiquito.

El 90% son mujeres y nunca les dijeron cifras, pero sí que la compañía tenía "una deuda muy grande" con Televisa México sin contar los pasivos en Chile. "Los números están rojos hace tiempo y México no tiene cómo sustentarnos", nos dijeron.

"No se tirarán a quiebra, porque no tenemos activos, como empresa", nos dijeron.

Los trabajadores consultados señalaron que la empresa no podría hacerse cargo de la totalidad de los finiquitos adeudados. "Nos ofrecieron el 50% del finiquito. Mes de aviso y vacaciones. Todo el mundo reclamó, pero no nos queda más que aceptar, porque también nos dicen que la empresa no tiene activos y, por lo mismo, no sacamos nada con demandar", detalló otra trabajadora que pidió no ser identificada.

"En la reunión y después que nos dijeran que se cerraba, todas nos quedamos como diría Condorito: ¡Exijo una explicación!", remató de modo jocoso.

Comenta