Mi constituyente ideal: Chilenos prefieren expertos en temas constitucionales y sin pasado político

FOTO: MARCOS MALDONADO / AGENCIAUNO




Fue una verdadera lluvia de candidatos a convencionales constituyentes -el nombre que se establece en el Capítulo XV de la Constitución- la que hubo la semana pasada, una vez ocurrido el plebiscito. Abogados, políticos y expolíticos, figuras del periodismo, del espectáculo y la farándula, de las artes y de las ciencias. En fin, de todo tipo.

Un estudio de IPSOS y Espacio Público realizado entre el 19 y el 24 de octubre a 602 personas mayores de 18 años de todo el país indagó en cuáles son las preferencias de los electores respecto de los perfiles de los convencionales.

Las principales conclusiones muestran que la mayoría confía en personas que tengan conocimiento sobre temas constitucionales, y que desconfía de quienes tengan trayectoria política o experiencia en cargos públicos.

Perfiles que dan confianza y desconfianza

El sondeo consultó específicamente por aquellos atributos que dan confianza y desconfianza para quienes sean candidatos a la convención.

“Hay tres elementos clave. El constituyente ideal es experto en temas constitucionales y profesional destacado. Personas “comunes y corrientes”, dirigentes sociales y de ONGs tienen una valoración intermedia. El constituyente no-ideal tiene trayectoria política, es empresario y/o rostro televisivo, ese yo diría que es el principal resultado de la encuesta. Quizás, haya que dibujar una diferencia conceptual entre expertos y políticos”, dice Diego Pardow, presidente ejecutivo de Espacio Público.

En efecto, respecto de aquellas características que dan confianza, un 53% señaló que el perfil de candidatos que le daría más confianza es el de una persona “experta en temas constitucionales” (53%), seguido por “profesional destacado, como médicos, periodistas o ingenieros” (38%); “dirigente de movimiento ciudadano en una temática específica como medio ambiente, mujeres, diversidad sexual, u otros” (36%) y “dirigente social con experiencia en juntas de vecinos, sindicatos u otra organización de base o social” (36%). Estos dos últimos perfiles fueron las opciones mayoritarias entre quienes se identifican con la izquierda. Un 32%, en tanto, optó por una “persona común y corriente que viva como usted”.

De los perfiles que, por el contrario, dan más desconfianza destacó por amplia mayoría el de una “persona con trayectoria política y/o experiencia en cargos públicos”, con un 52% de las preferencias. Luego, con un 42%, quedó el perfil de una “persona conocida, como actores, músicos o rostros de televisión”. Le sigue “emprendedor/a o empresario/a exitoso” (25%); y con un 20%, empatan “dirigente social, con experiencia en juntas de vecinos, sindicatos u otra organización de base social”, “Persona común y corriente que viva como usted" y “dirigente de movimiento ciudadano en una temática específica como medio ambiente, mujeres, diversidad sexual, entre otros”.

“La ciudadanía valora y prefiere el conocimiento experto en constitución o en temas que afectan a la vida de las personas. Existe una gran distancia respecto de la clase política como constituyentes: Se busca personas con conocimiento, con experiencia, hasta con tendencia política, pero en lo posible sin militancia”, dice Alejandra Ojeda, gerenta de estudios de IPSOS.

Según el análisis de Espacio Público, “es particularmente alta la desconfianza en personas con experiencia política entre quienes apoyaban la opción Apruebo, mientras que entre los que apoyaron la opción Rechazo la desconfianza en rostros conocidos es particularmente alta”.

Principal atributo: conocer temas constitucionales

En línea con los resultados anteriores -y contraintuitivamente a lo que se ha expresado en diversos análisis- el atributo que los encuestados señalaron como más importante en un candidato a convencional es que éste sea “experto/a en temas constitucionales” (22%).

En segundo lugar, se señala que sea “confiable” (19%); “capaz de lograr acuerdos” (14%) y “una persona luchadora/que defienda mis intereses” (13%).

Luego, al solicitar a los encuestados ordenar de 1 a 5 una serie de características -donde 1 es “nada importante” y 5 es “muy importante”-, un mayoritario 77% señaló que el “nivel educacional” de los candidatos es muy importante, seguido por “la independencia de los partidos políticos” (59%) y “la tendencia o inclinación política” (56%).

Más abajo, con un 46%, se señala como muy importante “la edad de la persona”. Atrás, como no importantes, quedan características como el lugar de residencia y la religión.

¿Usted preferiría votar por...?

Los rasgos anteriores se confirman en otra serie de preguntas referidas a la residencia del candidato/a y su militancia política.

Al consultar “¿Usted preferiría votar por...?” una persona que tenga militancia política o que no la tenga, un mayoritario 64% prefiere que sea independiente, siendo particularmente alta esta preferencia entre las personas de 56 años y más y adherentes de la opción Apruebo. Mientras un 30% dice que ello le es indiferente y sólo un 6% afirma que prefiera que tenga militancia en algún partido.

Ahondando en el punto sobre la militancia, el estudio preguntó “¿de qué tendencia o pensamiento político preferiría que fuera la persona candidata por quien usted estaría dispuesto/a a votar?”. Ahí, un 21% dijo que preferiría a alguien de centro, un 20%, a alguien de “derecha o centro derecha”, y un porcentaje igual, a alguien de “izquierda o centro izquierda”. Un 39% dijo que “me es indiferente el pensamiento político”.

Salud y pensiones: temas prioritarios

El aseguramiento de la calidad de la salud pública y la regulación de pensiones son los dos temas prioritarios a ser incluidos en una nueva Carta Magna.

Y respecto de los valores, los que según los encuestados deben priorizarse en una nueva Constitución son la igualdad, dignidad, el respeto y la democracia.

Respecto de la organización del poder político en la Constitución, el 64% de los sondeados señaló que debe existir un congreso que tenga una sola cámara, y el 20% que no sabe. Por otra parte, el 47% afirmó que preferiría que se aprobara un sistema semipresidencialista, en el que el Presidente comparta poderes con el Congreso, y un 30% que se mantenga un sistema presidencialista donde el Presidente sea una figura con máximo poder.

Ficha de la encuesta
Se utilizó una metodología cuantitativa, con un diseño no probabilístico de muestreo por cuotas. Se aplicó el instrumento a un panel de encuestas online entre el 19 y el 24 de octubre de 2020, a hombres y mujeres de 18 años o más de todo el país, obteniendo una muestra de 602 casos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.