Disney se abre a la diversidad: Pixar estrena producción con su primer protagonista homosexual

Una imagen del corto Out, que tiene al primer protagonista gay de Pixar y Disney. Foto: Disney

El cortometraje animado Out, estrenado en la plataforma Disney+, tiene al centro a un hombre gay que se enfrenta a contarle a sus padres que tiene pareja. Una inclusión celebrada por las organizaciones de diversidad sexual, pero que llega luego de intentos con personajes LGBTI menores o que pasaban desapercibidos.




En la película Unidos, la policía de la ciudad investiga la desaparición de los hermanos protagonistas. En una de sus pocas escenas, uno de los personajes que sigue el caso, la oficial Specter –una cíclope de color púrpura–, hace una alusión a “la hija de mi novia” mientras conversa con el padrastro de los jóvenes, también policía. Luego la acción continúa y todo sigue concentrado en Ian y Barley, los dos elfos que intentan revivir a su padre por un día.

Esa fue la forma en que, en el largometraje número 22 de Pixar (disponible en Chile en Amazon Prime Video y la plataforma Cinépolis Klic), por primera vez hubo cabida para un personaje LGBTI en un filme del estudio. Foco de opiniones que lo consideraron insuficiente y de censura en países como Qatar y Arabia Saudita, un par de meses después de ese estreno llega Greg, el primer protagonista homosexual de los trabajos de ese estudio y de Disney. En el cortometraje Out, que arribó al servicio de streaming Disney+ el viernes pasado, es el centro de una historia que también lo muestra junto a su pareja e incluye un beso juntos.

Con elementos de fantasía como Unidos, la trama lo retrata inquieto ante su cambio de casa a otra ciudad junto a su novio. Nervios que se basan específicamente en que sus padres no saben que es gay y que tampoco conocen a Manuel, su pareja. El joven practica la conversación ante una foto que tienen juntos, pero finalmente cuenta con la ayuda de su perro, con el que intercambia temporalmente de cuerpos con una pizca de magia. Es un trabajo familiar, por lo que la historia dirigida y escrita por Steven Clay Hunter tiene final feliz.

Por qué el primer protagonista homosexual de Disney llega en un corto y no en un largometraje puede tener su explicación en que Out forma parte de la colección SparkShorts, que Pixar viene impulsando durante el último año. Con presupuestos más acotados y la intención de darle voz a nuevos narradores, el programa ya acumula siete filmes (los tres primeros en YouTube y los restantes en Disney+, plataforma aún no disponible en Latinoamérica). Con el filme que debutaron, Purl, protagonizado por una bola de hilo humanoide de color rosado, aludió directamente al machismo en el mundo laboral.

Ante el estreno de Out, hubo elogios de organizaciones como Glaad, que señaló a través de su director de medios de entretenimiento, Jeremy Blacklow, que “representa un gran paso adelante para The Walt Disney Company al establecerse como un hogar acogedor para historias acerca de todas las parejas y familias entrañables, incluidas las LGBTQ”.

A la derecha, la oficial Specter, la policía del filme Unidos que en una escena de la película se explicita es lesbiana. Foto: Disney

Previamente, los intentos de Pixar habían quedado en la ambigüedad. En Buscando a Dory (la secuela enfocada en el personaje al que da voz Ellen DeGeneres), hay un momento en que se ve a dos mujeres con un coche, pero su director Andrew Stanton, en sus declaraciones, no hizo hincapié en que fuese una pareja de lesbianas. El año pasado, Toy story 4 tenía a dos mujeres dejando a una niña en un jardín. Intentos laterales que merecían una explicación fuera de pantalla para constatar qué intención hubo de parte de los realizadores.

No ocurre lo mismo con Out, que también deja atrás las críticas que surgieron ante inclusiones de personajes LGBT que apenas orbitan en la trama. En cuanto a Pixar está el caso de Unidos, con el personaje al que da voz Lena Waithe, actriz abiertamente lesbiana, pero también se traslada a otros títulos propiedad de Disney.

La película más millonaria de la historia, Avengers: Endgame, tenía a uno de sus directores, Joe Russo, interpretando en una escena a un hombre gay que no vuelve a aparecer, un intento calificado como “fallido” por medios como Esquire. Antes, la versión live action de La bella y la bestia hizo ruido porque el personaje interpretado por Josh Gad sería gay, pero a la larga la cinta sólo lo sugirió y lo más cerca que estuvo de explicitarlo fue en un baile al final del filme, donde se le ve cerca de otro hombre.

Comenta