El desahogo de Claudio Castro tras el portazo del Tricel: “Hay una acción mañosa de un partido para imponer por secretaría a un candidato”

Foto: Valentina Mora

El jefe comunal de Renca asegura que el hecho de que el Tricel no haya considerado en el fallo que dejarían a una "alcalde electo", le abriría la oportunidad de revertir la compleja situación en que quedó. Además, sostiene que en las modificaciones a las fechas de la elección municipal el Congreso no previó lo que él califica como un "acuerdo ambiguo". "Acá hubo una mala técnica legislativa, porque lo que queda escrito abre espacio para la interpretación, que es lo que nos tiene en este momento", dice.




Preparando un recurso de reconsideración se encuentra la defensa del alcalde de Renca Claudio Castro, luego de que el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) ratificara el rechazo a su candidatura a la reelección por haberse inscrito, según el organismo, sin haber cumplido la denominada “ley antidíscolos”, que obliga a las autoridades a renunciar a sus partidos un año antes -o nueve meses desde la declaración de candidaturas- a su militancia para postularse como independiente. El jefe comunal renunció el 26 de octubre a la Democracia Cristiana y, de ratificarse el fallo del Tricel, quedaría fuera de la municipal del 11 de abril, despejando el camino al único otro candidato en carrera: César Monsalve Ortega (PRI).

Según quienes han tenido contacto con los miembros del tribunal, el escrito podría ponerse en tabla en las próximas horas para zanjar el punto lo antes posible. “Acá hay una acción mañosa de un partido político de Chile Vamos, el PRI ha buscado por todos los medios eliminar la competencia electoral en Renca para imponer por secretaría a su candidato como alcalde y eso que ha buscado es impresentable”, dice Castro a La Tercera PM.

De confirmarse la decisión del organismo, se sentaría un precedente solo comparable con el denominado “Congreso Termal”, de 1930 - 1932, donde se suspendieron las elecciones al tener un número de candidatos igual al número de escaños.

¿Cómo lee que su caso haya tenido tantos vaivenes?

Tengo la convicción de que en el caso de lo que se está evaluando, todo el proceso jurídico ha estado centrado en el día que yo renuncié y tengo la tranquilidad de que mi renuncia se presentó por las vías y además en los plazos que el mismo Servel estableció. Había una ley antidíscolos. Yo soy independiente desde hace un año y medio y estoy en este embrollo. Respecto del espíritu que significa eso, se cumple la norma y no puede haber error cuando se cumplen las normas. Acá hay una acción mañosa de un partido político de Chile Vamos; el PRI ha buscado por todos los medios eliminar la competencia electoral en Renca para imponer por secretaría a su candidato como alcalde y eso es impresentable. Si el PRI no hubiese apelado, yo estaría en la papeleta.

¿Cree que hubo una resolución política del Tricel?

No, tengo el mayor respeto del accionar de los jueces. Acá existe una duda legítima que tiene que ver con una norma posterior, porque si mi elección se hubiese dado como estaba originalmente planeada el 25 de octubre de 2020, esto no hubiese pasado. Acá hay una situación excepcionalísima que a partir del coronavirus el Congreso tomó un acuerdo ambiguo y por eso se genera esta situación. Hay un espacio que genera dudas y esa duda es sobre la que el tribunal se ha pronunciado. Por eso hemos anunciado que hay un elemento que el tribunal electoral no ha tenido a la vista y eso se refleja muy bien en el fallo. En el fallo se habla exclusivamente de si mi renuncia estaba bien o no, sin embargo, hay un elemento que no pondera, que sí ha ponderado en otros casos, que es un elemento de hecho y no de derecho, que tiene que ver con que hay un efecto práctico y es que Renca ya tiene virtualmente un alcalde electo al no existir nadie más en carrera. Eso abre la opción de una nueva apelación al Tricel.

“Hay una responsabilidad en ese acto en el Parlamento y espero que eso se considere”

¿Hubo una mala técnica o intención por parte del legislador?

Ese fue un acuerdo del Parlamento completo, que toman los representantes de todos los partidos políticos y el espíritu era no modificar ni las inhabilidades ni la ley antidíscolos respecto de las fechas. Efectivamente, acá hubo una mala técnica legislativa, porque lo que queda escrito abre espacio para la interpretación, que es lo que nos tiene en este momento. Hay una responsabilidad en ese acto en el Parlamento y espero que eso se considere también.

¿Qué precedentes sienta el Tricel con esto?

No soy abogado y no había tenido un acercamiento como he tenido ahora a un proceso judicial. He aprendido que el Tricel se ha caracterizado en la historia por ser un tribunal proparticipación, que tiene como objetivo cuidar toda la institucionalidad democrática, pero promoviendo y cuidando el derecho que tienen los ciudadanos de elegir y de ser elegidos. Y en este caso es evidente que el efecto práctico es que los ciudadanos de Renca no pueden elegir, entonces, la expectativa y la esperanza que tenemos es que dado que en el fallo queda claro que el tribunal no tuvo en vista esa consideración, le vamos a hacer presente eso, y dado el precedente que existe en el Tricel, espero que los jueces puedan acoger este último recurso que estamos presentando. Si el Tricel no acogiera mi recurso, sentaría un precedente distinto al ánimo proparticipación que históricamente ha tenido.

Anunciaron una solicitud de modificación. ¿Qué posibilidades reales ven que puedan revertir la situación?

Mi representante en este juicio es el abogado Gabriel Osorio y con él hemos ido ponderando todo esto. Ayer, cuando esto empezó a salir a la luz teníamos muchas expectativas de ver el fallo, porque una opción era que expresara que el Tricel sí estaba considerando que en la práctica había un alcalde elegido por un tribunal y la verdad es que leyendo el fallo existe la convicción de parte de Gabriel que el Tricel podría considerarlo y acogernos favorablemente.

De igual forma, su renuncia a la DC siempre estuvo en el límite. ¿Por qué no lo hizo antes?

Para mí la renuncia a la DC representaba el fracaso de una apuesta política que hice de participar en un colectivo y tomar una decisión como esa nunca es fácil. Lo segundo es que si nos trasladamos a esa semana, era el estallido social, que en Renca tuvo dimensiones tremendas. Fue una semana extremadamente compleja. Tenía una reflexión y conversaciones con el partido que venían hace bastante tiempo respecto de la posibilidad de renunciar y finalmente eso se concretó el día que tuve un segundo para poder hacerlo.

“Esto no se trata de mi proyección política”

¿Se está truncando el proyecto político que representa?

Esto no se trata de mi carrera política, sino de la esencia misma de la democracia. Son las personas y no los tribunales los que tienen que elegir a sus representantes, pero además se trata del proyecto que hemos hecho en Renca estos cuatro años, que el protagonista, si bien me toca encabezar la municipalidad, han sido las vecinas y vecinos de Renca. Me preocupa poco mi trayectoria política, porque voy a seguir vinculado a lo público desde donde sea, lo que más me preocupa es el proyecto que hemos construido en Renca. Ese proyecto es el que queda truncado si es que se confirma lo que acaba de fallar el Tricel.

¿Qué le parece dejarle la municipalidad al candidato del PRI, quien está acusado por violencia intrafamiliar?

Tengo una muy mala opinión del proyecto político, social y comunitario que el PRI presenta a Renca. No conocemos cuáles son las propuestas, el ímpetu, no hay un programa. Frente a todas estas consideraciones, por cierto que me preocupa que venga de ese sector político en particular quien pueda quedar en la municipalidad. Respecto de lo que ha trascendido de denuncias por violencia intrafamiliar, eso lo tienen que resolver los tribunales, no soy yo el que me tengo que pronunciar, pero acá surge la discusión de si debe ser un elemento que inhabilita un cargo público que existan condenas por violencia intrafamiliar.

De no lograr revertir la situación, ¿hay algún plan para el futuro?

Voy a seguir vinculado a Renca toda mi vida y hoy estoy trabajando y enfocado 100% para que saquemos adelante este proceso y pueda cumplir el mandato. Ese es mi único foco hoy y vamos a hacer todo lo que está en nuestro alcance para que podamos estar en la papeleta.

En Nuevo Trato lo nombran como una opción presidencial, esto le podría abrir el camino...

Eso hoy no está. En Nuevo Trato tenemos un espacio muy interesante que tiene hoy no solamente la posibilidad, sino que la responsabilidad de levantar propuestas de vanguardia en el mundo socialdemócrata que nos permita mover barreras en Chile. Mi aporte a Nuevo Trato es en lo local y no estoy pensando en nada distinto a que podamos estar en la papeleta y ganar con una mayoría importante mi reelección.

¿Es un golpe para el referente este fallo?

Así como esto no se trata de mi proyección política, tampoco se trata del Nuevo Trato. Se trata de la esencia de la democracia y de la posibilidad de continuar un proyecto comunitario en nuestra comuna.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.