El estilo Mañalich que incomoda al oficialismo

21 de Marzo 2020/ SANTIAGO Ministro de Salud Jaime Mañalich en su salida tras dar declaraciones, por Primer Fallecido por COVID-19 en Chile, la cual se trataría de una mujer de 83 años postrada en su domicilio. FOTO: Jose Francisco Zuñiga /AGENCIAUNO

El despliegue del exministro de Salud de los últimos días dando recomendaciones y opiniones -como la necesidad de que se posterguen los comicios y aumentar las restricciones- han caído mal en algunos sectores de Chile Vamos y en La Moneda. "¿Acaso Andrés Chadwick aparece hablando de seguridad? No", aseguran en Palacio para describir el malestar que generan sus palabras. En el Ejecutivo descartan que sus intervenciones sean a nombre del Presidente Piñera.




Más de tres entrevistas realizó durante los últimos días el exministro de Salud Jaime Mañalich, emplazando al gobierno a que, por razones sanitarias, se postergaran las elecciones del 10 y 11 de abril. Una determinación que terminó anunciando ayer el Presidente Sebastián Piñera, quien decidió que enviará un proyecto de ley para aplazar los comicios para el próximo 15 y 16 de mayo.

Pero no solo sobre eso habló Mañalich. El exministro -y reconocido cercano al Mandatario- también cuestionó varias de las medidas anunciadas por el Ejecutivo para contener la pandemia que causaron directa incomodidad en el Palacio de Gobierno.

De partida, Mañalich planteó que es insuficiente establecer hoteles de transición cuando llegan viajeros desde el exterior. “Pensando en el volumen de gente que llega, las residencias sanitarias que tenemos, pretender que en los cupos que quedan van a caber todas las personas, esto si lo hacemos en serio va a ser muy difícil lograr que las personas lo hagan, van a estar tres o dos días. ¿Para qué? ¿Para garantizar que tienen un PCR negativo? ¡Absurdo!”, dijo el domingo en Canal 13.

Además, llamó a que existiera más “radicalidad en el tema fronteras” e hizo una propuesta en relación a cerrar algunas con determinados países. “Yo daría una semana para derecho a repatriación de todos los connacionales que quieran volver a Chile y después suspendería todos los vuelos que vienen de Perú -donde 40% de las infecciones en Lima son por la variable brasileña, nosotros no sabemos cuánto de esa variable circula acá-, de Ecuador, de Colombia, de Argentina, de Brasil, por supuesto, y de algunos países de Europa”, dijo el exsecretario de Estado.

En esa misma ocasión, de hecho, Mañalich fue consultado por el tono de sus críticas y respondió que “yo no las llamaría críticas, las llamaría contribuciones, que van en la línea de acentuar algunas cosas que es más fácil para mí decirlas, como por ejemplo intervenir las clínicas cada vez que no den el ancho para las camas de tratamientos intensivos”, dijo.

El extitular de Salud -quien dejó el cargo en junio del año pasado- aseguró que sus intervenciones y críticas públicas no eran una sorpresa para el actual titular de la cartera, Enrique Paris. “Yo dialogo permanentemente con Enrique Paris. No estoy hablando con usted sin antes haber hablado con él y, en ese contexto, no hay que hacer un enredo, un conflicto artificial como tan habitual es en nuestro país, donde no lo hay”, aseguró.

Un pauteo inoportuno

Si bien en el entorno de Paris confirman esos diálogos -en los que han abordado las dificultades en el proceso de trazabilidad, la identificación de nuevas variantes, entre otras materias-, y aseguran que al actual ministro no le “molestan” las recomendaciones de su antecesor, en Palacio reconocen que sus intervenciones sí han generado molestia en algunos sectores del gobierno. De hecho, el viernes, según fuentes de gobierno, el Presidente Sebastián Piñera comentó las intervenciones del exministro dando cuenta de su malestar.

En el gobierno algunos afirman que consideran inoportuno que Mañalich esté “pauteando” cuáles son las medidas que se tienen que tomar para enfrentar la crisis, sobre todo en momentos en que el Ejecutivo buscaba no retrasar los comicios y se terminó viendo obligado a fijar una postura por la presión que comenzó a existir debido al aumento de los casos positivos de Covid-19.

Además, transmiten que Mañalich está “rompiendo” algunos códigos sobre que los exministros no se meten en la gestión del actual titular de la cartera. “¿Acaso Andrés Chadwick aparece hablando de seguridad? No”, recalcan en La Moneda, para dar cuenta del malestar que generan sus dichos.

En Chile Vamos algunas voces transmiten que Mañalich solo enredó aún más el escenario y algunos más críticos apuntan a que no corresponde que salga a hablar cuando dejó el ministerio en medio de fuertes cuestionamientos públicos a su gestión.

Sin embargo, algunos en privado plantean dudas acerca de su rol y suponen que Mañalich habla a nombre de Piñera y sus declaraciones son para “allanar el camino”. De hecho, en la oposición algunos hicieron una lectura similar e, incluso, cuando aparecieron sus primeros dichos la semana pasada, en dirección a aplazar los comicios, algunos dirigentes de la centroizquierda contactaron a ministros del comité político para preguntar si esa era la postura del gobierno, lo que fue descartado.

De hecho, en Palacio descartan de plano que ese sea el caso y recalcan que Piñera y Mañalich mantienen conversaciones, pero en menor medida que antes. Eso sí, no especifican si es que las relaciones siguen buenas o se han visto tensionadas. Lo claro, añaden las mismas fuentes, es que “el Presidente no se pierde respecto de las autoridades. Su contraparte en Salud es Paris y punto”.

La agenda privada

Pero no solo intervenciones públicas tuvo Mañalich para fijar su postura, también lo ha hecho en encuentros privados. El sábado, por ejemplo, se reunió de manera virtual con el comité de senadores de Renovación Nacional, instancia en la que, según presentes, llegó un lapidario diagnóstico, reforzando la idea de que las elecciones se tenían que aplazar.

Ahí, Mañalich planteó el difícil escenario sobre las camas críticas, la complejidad adicional debido a las diferentes cepas que existen del virus y la necesidad de que el Ministerio de Ciencias se haga cargo de esa arista de la investigación.

De hecho, tras la cita con el exministro, el presidente de RN, Rafael Prohens, envió un mensaje el sábado a los dirigentes del partido indicando, como uno de los factores para apoyar el aplazamiento, es que Mañalich les dijo que “el tema no se ve alentador, debido a que la vacuna Sinovac no tendría una buena cobertura en la cepa brasileña, es por ello que sugiere correrlas un largo tiempo”.

El encuentro fue coordinado por el senador Francisco Chahuán, quien aseguró a este medio que “nosotros tuvimos una reunión con el exministro Mañalich y la bancada le pidió su apreciación y cuál podría ser el impacto de la elección en el aumento de los contagios”.

En el entorno del exministro transmiten, sin entrar en detalles, que él se reúne con muchas personas de distintos sectores y lo hace con quien se lo pida, siempre y cuando sea confidencial y de manera virtual.

Consultado al respecto por sus intervenciones de estos días, Mañalich afirmó: “Yo hablé en privado con las autoridades del gobierno y después en público. El momento requería hablar, comencé a hablar hace tres semanas, en un momento en específico (...). Es un deber moral (por la situación sanitaria), y lo hice en privado, considerando que el gobierno necesitaba una ayuda. En la medida en que no tenga ningún cargo oficial, puedo decir cosas que otros no van a decir”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.